Publicidad
ESPAÑA

Nueva disputa entre policías española y gibraltareña permite fuga de narcotraficantes

Nuevo conflicto entre los gobiernos de Londres y Madrid por la presencia de fuerzas de seguridad de España en las aguas disputadas del enclave británico de Gibraltar en la península ibérica.

por Quique Badía
10 Agosto 2015, 1:31pm

Imagen vía Flickr

Enésima disputa territorial entre Inglaterra y España por las aguas que rodean el peñón de Gibraltar. El Reino Unido acusa a España de "violación de la soberanía británica" y el enclave inglés en la península ibérica señala al Servicio de Vigilancia Aduanera (SVA) español, en boca de su ministro principal, Fabian Picardo, como el responsable de la huída de un narcotraficante por no pedir ayuda a las autoridades gibraltareñas.

"Estoy seguro de que hablo por todo Gibraltar cuando digo que considero que esto ha sido una falta seria e innecesaria del SVA que ha tenido escandalosas consecuencias respecto a la violación de nuestra soberanía. Estas acciones han resultado, en última instancia, en la huída de un criminal que los ciudadanos de ambos lados de la frontera habrían querido ver arrestado y encarcelado por tráfico de drogas", declaró Picardo en una nota de prensa gubernamental.

Fuentes de la policía gibraltareña citadas por la agencia de noticias Europa Press aseguran que este incidente se produjo el pasado domingo alrededor de las 3 de la madrugada, cuando un barco y un helicóptero persiguieron hasta las aguas en disputa a una embarcación supuestamente dedicada al narcotráfico.

"Entendemos que los españoles estaban persiguiendo embarcaciones que estarían cometiendo crímenes. Sin embargo, es completamente inaceptable e ilegal bajo la ley marítima entrar en nuestras aguas sin que se nos notifique nada", afirma el ministro de la oficina de Exteriores británica Hugo Swire en un comunicado oficial.

"Estas repetidas incursiones en aguas territoriales de Gibraltar son una clara violación de la soberanía por otro país de la UE [Unión Europea], y presentaremos con urgencia este caso a las autoridades españolas", sigue Swire en el texto.

Fuentes del Ministerio de Exteriores español entienden que no ha habido conflicto alguno, pues consideran que las aguas objeto de controversia son españolas.

Vídeo: desembarcan hachís a pleno día en la playa de la ciudad española récord en paro. Leer más aquí.

Raíces de la disputa

La firma de la paz de Utrecht en 1713 para poner fin a más de una década de Guerra de Sucesión española, hace ahora 302 años, implicó la cesión a Inglaterra de esta pequeña península "con entero derecho y para siempre", según reza el mismo tratado.

La muerte sin descendencia del último representante de la casa de Habsburgo en 1700 provocó una larga guerra civil entre partidarios de Felipe de Borbón y del Archiduque Carlos de Austria. La entrega del peñón fue moneda de cambio para acabar con la contienda, que se resolvió a favor del primero.

Desde entonces España ha intentado, por todos los medios, recuperar esta lengua de tierra, llegando hasta en dos ocasiones a querer recuperar por las armas la ciudad, el castillo y el puerto de Gibraltar durante el siglo XVIII. Ambas fracasaron.

En el trescientos aniversario de la cesión, el investigador del Real Instituto Elcano, Martín Ortega, señaló, en un artículo, las claves del estatus jurídico del peñón, en el que sostiene que "España ha recuperado ya sus derechos sobre Gibraltar, aunque continúe una presencia británica".

Según Ortega, la modificación del estatuto de Gibraltar que el Reino Unido llevó a cabo a través del referéndum de 2002 sobre la cosoberanía y la Orden Constitucional de 2006, que superponía el tratado de Utrecht a la autodeterminación del enclave, son elementos que implican cambios en los supuestos sobre los que se redactó el acuerdo. "La cesión de Gibraltar hecha por España a Gran Bretaña en 1713 no significa un traspaso de soberanía plena, porque Reino Unido no puede disponer como quiera de esa posesión, sino una transmisión de la propiedad y el uso con ciertas condiciones", escribió entonces el investigador.

"España tenía derecho a 'redimir' Gibraltar, es decir, dar por terminada la cesión, en el caso de que al Reino Unido le pareciera conveniente dar, vender o enajenar de cualquier modo la propiedad cedida. Esta situación se ha confirmado desde 2006, cuando el Reino Unido ha sometido una nueva Constitución a Gibraltar que asegura un estatuto de auto-gobierno", recuerda Ortega.

"El primer cambio de régimen que intentó el Reino Unido, la descolonización, no pudo aplicarse a Gibraltar porque Naciones Unidas reconoció que la propiedad británica partía de una cesión de España. Ante esa imposibilidad, el Reino Unido ha decidido "enajenar" su propiedad a la población existente en Gibraltar, producto de cambios sucesivos en la historia, en contra de lo pactado en el Tratado de Utrecht. Por tanto, puede entenderse que, según el Derecho Internacional y haciendo una interpretación correcta del artículo X de ese tratado, la cesión de España ha terminado y se han recuperado los derechos soberanos de origen sobre el territorio cedido", opina.

La discusión está servida. "Existe un problema en las aguas jurisdiccionales. No hay un consenso sobre la propiedad de éstas. El Gobierno español entiende que sus aguas llegan hasta un punto y el gobierno gibraltareño considera que llegan hasta otro", declara a VICE News Juan Fernández, portavoz de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC).

"Las embarcaciones siempre están en esos límites. Los conflictos surgen, sobretodo, cuando una embarcación inicia una persecución a un delincuente en aguas españolas y ésta ha de terminar en aguas gibraltareñas", sigue el portavoz, que reconoce que muchas veces acaban siendo las autoridades del peñón las que llevan a cabo el alto.

"Hay un gran malestar cuando un Guardia Civil está trabajando durante muchas horas avistando embarcaciones y divisa una, y pone en riesgo su vida intentando alcanzarla, y finalmente termina en aguas de Gibraltar, pues lógicamente siente que su trabajo no ha finalizado como él cree que debe finalizar", explica Fernández.

Argentina embarga a empresas extranjeras por explotación de hidrocarburos en Malvinas. Leer más aquí.

Los 'gibraltares' de España

En el 300 aniversario de la cesión del peñón, el periódico británico The Telegraph sacó a flotación una recurrente comparación entre la ciudad ibérica leal a la corona británica y los enclaves españoles en África de Ceuta y Melilla, posesiones españolas desde 1580 y 1497, respectivamente, varios siglos antes de la independencia de Marruecos de Francia y España en 1956.

La cabecera inglesa recuerda que en 2007 la primera visita del que fuera rey de España a esas ciudades, Juan Carlos I, provocó protestas de Marruecos, que exigía que se mantuviera la "integridad territorial" de su estado. "Queremos recordar a todo el mundo que las dos ciudades forman parte integral de suelo marroquí y que su retorno a la patria es buscado a través de negociaciones directas con nuestra vecina España", dijo entonces el que fuera Primer Ministro de Marruecos, Abbas El Fassi.

Tagged:
uk
VICE News
Guardia Civil
narcotráfico
Gibraltar
derecho internacional
reindo unido