Publicidad
Estados Unidos

La administración de Trump aprueba oleoducto que afectará a las tribus indígenas

El polémico proyecto Keystone XL, que transportará crudo entre Canadá y Estados Unidos, tiene una fuerte oposición de grupos ecologistas y tribus indígenas, que argumentan que contaminará sus tierras. El expresidente Obama lo rechazó durante su mandato.

por VICE News y Reuters
24 Marzo 2017, 8:29pm

Imagen vía Eugene Garcia/EPA

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Este viernes el Gobierno de Donald Trump aprobó la construcción del oleoducto Keystone XL, un polémico proyecto al que se oponen un grupo de ecologistas y tribus indígenas, que argumentan que contaminará sus tierras.

"Me complace anunciar la aprobación oficial del permiso presidencial para el oleoducto Keystone XL", dijo Trump en el Salón Oval de la Casa Blanca. El anunció contrasta con la postura del expresidente Barack Obama, quien rechazó durante su mandato este proyecto.

El oleoducto, que unirá los campos de arenas petrolíferas canadienses con refinerías estadounidenses, fue bloqueado durante años por el expresidente Obama, quien aseguró que el proyecto no lograría reducir los precios de los combustibles para los automovilistas estadounidenses.

Defensores de una reserva indígena engañan a la policía con falsos 'check-in' de Facebook. Leer más aquí.

Trump, sin embargo, durante su campaña hizo la promesa de aprobar la iniciativa, explicando que crearía miles de empleos y ayudaría a la industria petrolera.

El oleoducto Keystone XL, que tiene un costo de varios miles de millones de dólares, traería más de 800.000 barriles por día de crudo pesado desde Alberta en Canadá a Nebraska, conectándose a una red de ductos que alimenta las refinerías de Estados Unidos y los puertos del Golfo de México.

Indígenas de EEUU vencen a una petrolera que amenazaba su río y sus cementerios sagrados. Leer más aquí.

Desde que el presidente amenazó con aprobar el oleoducto, grupos ambientalistas se han opuesto, especialmente la tribu Sioux Standing Rock. Aseguran que el acceso Dakota, echará a perder tierras que consideran sagradas y contaminará las aguas del río Missouri, de las que depende su modo de vida.

Esta mañana anunciaron que continuarán luchando con demandas, presión políticas y protestas masivas, y es que todavía se necesitan las aprobaciones de los reguladores estatales para que avance el oleoducto, que además podría enfrentar oposición en las cortes.

Sigue a VICE News en español en Twitter: @VICENewsEs