Publicidad
inmigración

El Papa advierte a Europa de que el Mediterráneo no puede convertirse en un 'gran cementerio de inmigrantes'

El Pontífice llamó "anciana y demacrada" a la UE y condenó la falta de una respuesta unida a los barcos cargados de inmigrantes que arriesgan la vida para cruzar hacia las costas europeas.

por Sally Hayden
26 Noviembre 2014, 12:15pm

Imagen vía Reuters

El Papa Francisco condenó duramente las políticas de inmigración de la Unión Europea en su intervención del martes en la euro cámara, alertando de que el Mediterráneo corre el riesgo de convertirse en un "gran cementerio" si no se toman las medidas necesarias para ayudar a las embarcaciones cargadas con miles de inmigrantes que se juegan la vida para intentar llegar a las costas europeas.

Durante su discurso ante un lleno total en el edificio del Parlamento Europeo en Estrasburgo, el pontífice también dijo que el resto del mundo percibe a la UE "en cierto modo como envejecida y cansada", diciendo que ésta es cada vez "menos y menos protagonista" en el escenario internacional.

Además, exigió una "respuesta unitaria" para hacer frente al creciente problema de la inmigración, advirtiendo: "No podemos permitir que el Mediterráneo se convierta en un gran cementerio. Los botes que desembarcan a diario en las costas europeas están a rebosar de hombres y mujeres que necesitan aceptación y ayuda".

Los países del sur de Europa que han sufragado la peor parte de la inmigración por mar, llevan mucho tiempo denunciando la falta de ayuda por parte del resto del bloque.

Italia finalizó oficialmente hace un mes la operación Mare Nostrum, iniciada hace un año para el rescate de inmigrantes en alta mar. El programa de rescate costó uno 11 millones de dólares al mes (lo que serían unos 8,8 millones de euros) y consiguió salvar en un año a más de 100.000 inmigrantes.

El nuevo dispositivo europeo Tritón, que se centra exclusivamente en el control y la defensa de las fronteras, tomó el relevo el pasado 1 de noviembre, aunque ésta es una operación que a diferencia de Mare Nostrum, no realiza actividades de búsqueda y rescate. John Dalhuisen, Director de Amnistía Internacional para Europa y Asia Central, dijo que este cambio podría implicar "consecuencias catastróficas y mortales en el Mediterráneo".

Italia, por su parte, considera que no debería tener que soportar esta carga por sí sola, debido a que los inmigrantes que llegan a sus costas, a menudo se dirigen a otros destinos de Europa. El Papa hizo alusión a este tema, señalando la "falta de apoyo mutuo entre países de la Unión Europea".

Grecia también se ha visto inmersa en medio de esta polémica. La guardia costera de Grecia anunció la mañana del martes que habían detectado entre 500 y 700 inmigrantes en un barco a la deriva a 54 km al sureste de la Isla de Creta. Las autoridades griegas tenían la opción de remolcar la embarcación hasta la costa o transferir a los pasajeros a buques de rescate.

Muchos de los inmigrantes que llegan a los puntos de entrada de Europa, lo hacen huyendo de los conflictos en África y el Medio Oriente — incluyendo la guerra en Siria.

El Papa también aludió al terrorismo y al Estado Islámico, y aseguró estar "convencido de que una Europa que sea capaz de apreciar sus raíces religiosas y sacar todo su fruto y potencial, será todavía más inmune a las muchas formas en las que se está propagando el extremismo en el mundo hoy día".

Francisco también hizo referencia al aborto y a la eutanasia, diciendo que las mujeres y los hombres se están viendo reducidos a meros engranajes de una máquina, y "cada vez que una vida humana ya no resulta útil para esa máquina, se descarta con muy pocos escrúpulos, como en el caso de la enfermos terminales, los ancianos que son abandonados y descuidados, y los niños que son asesinados en el vientre de sus madres".

Ésta última intervención fue recibida con largos aplausos en la cámara.

Sin embargo, la combinación de religión y política que simbolizó la presencia del Papa no contentó a todo el mundo. Varios eurodiputados — entre ellos miembros del partido de izquierda español Podemos — llevaban borlas de plumas de colores como protesta, en parte, por el tratamiento de la iglesia católica hacia las personas LCBTI (siglas que designan al colectivo de lesbianas, gais, bisexuales, transexuales e intersexuales), sin embargo, el eurodiputado y politólogo de Podemos, Pablo Echenique, tuiteó que las políticas económicas del Papa sí podrían ser aceptables para el partido.

El programa económico del Papa es el de @ahorapodemos. El de derechos de las mujeres y LGTBI, no. pic.twitter.com/HCUpuqb3xi
— Pablo Echenique (@pnique) noviembre 25, 2014

Además de Italia, este es el segundo país europeo al que ha viajado Francisco durante su mandato como Papa, precedido de su primera visita que realizó en Albania en el mes de septiembre. Los críticos se han quejado de que el primer Papa no europeo durante más de un milenio se ha centrado muy poco en el continente.

Las calles de la zona alrededor de la sede del Parlamento fueron cerradas durante las cuatro horas que duró la visita en cuestión, a la vez que varias embarcaciones de seguridad patrullaban el río bordeando el edificio.

En 1988, el Papa Juan Pablo II también se dirigió al Parlamento en Estrasburgo. Durante su discurso, el eurodiputado de Irlanda del Norte Ian Paisley, también conocido como "el reverendo" y por aquel entonces instigador líder del movimiento sindicalista, fue expulsado de la cámara por sus continuas interrupciones salidas de tono, entre las que calificó a Juan Pablo II como el "anti-Cristo".

Sigue a Sally Hayden en Twitter: @sallyhayd