Una mujer en Valledupar extorsionaba amenazando con brujería

Bienvenidos a Macondo.

|
20 septiembre 2018, 8:30pm

Foto: Alex Swerdloff

Artículo publicado por VICE Colombia.


Colombia: tierra de ladrones, estafadores, fanáticos y rezanderos.

Desde que en mayo de este año unos ladrones hurtaron 600.000 pesos en monedas de 50 de un carro de valores en Bogotá, creíamos que ya nos habíamos cruzado con el robo más absurdo de 2018. Pero amigos, vivimos en las tierras del realismo mágico de Macondo y siempre, siempre, sucederá algo más increíble que lo anterior, solo que muchas veces pasa más rápido de lo que uno esperaría.

Y es que con el ingenio de los pillos en Colombia, la última tendencia de robos no tiene que ver con pistolas o cuchillos de cocina, sino con terrenos más oscuros y paranormales como el de la brujería, tan arraigada a la cultura popular de este país. El primer caso se registró en julio, cuando la Fiscalía reportó haber capturado a una madre y a su hija, que le habían exigido 500 millones de pesos a una familia por no hacerles rituales de brujería en Barbosa, Santander.

Un hecho insólito, o tal vez ya no tanto, porque la última “bruja extorsionadora” fue agarrada en flagrancia durante esta semana, cuando estaba recibiendo 1'700.000 pesos por parte de sus víctimas. Sucedió en Valledupar y según cuentan los medios de la región, la implicada fue una mujer de 27 años llamada Olga María Ramírez que en vez de ofrecer amarres, jabones para huirle a la pobreza o figuras de José Gregorio Hernández, amenazaba con maldecir a la gente si no le pagaban un dinero.

A diferencia del caso de Barbosa, esta vez las extorsionadas fueron una madre y su hija, que pasaron de buscar a Ramírez para que les ayudara a quitarse los “males”, a hacerle consignaciones de 500.000 pesos por miedo a que les fuera a mandar espíritus malignos para que las matara. Una película de terror criolla que finalmente terminó con la captura de la supuesta bruja por parte de la Fiscalía.

Si se comunicaba directamente con espíritus o era un simple estafadora, no lo sabemos. Pero para la próxima, mejor se dejan asesorar por su bruja de confianza.

Más VICE
Canales de VICE