Imagen vía cuartoscuro.com/Mario Jasso.

A los millennials mexicanos les espera una jubilación incierta

Estos jóvenes habrán de trabajar por lo menos diez años más que sus padres, antes de poder retirarse. Las condiciones de su futuro no son muy prometedoras, dicen expertos.

|
16 Enero 2018, 1:00pm

Imagen vía cuartoscuro.com/Mario Jasso.

Los millennials son la generación más numerosa en la historia de México. Suman alrededor de 30 millones —de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi)— y, aunque en general se trata de jóvenes bastante preocupados por su presente, hay un tema relacionado con su futuro que empieza a quitarles el sueño: la jubilación.

Stefan Scharnagl es el experto en materia de empleo juvenil dentro de la asociación Ollin, Jóvenes en Movimiento, y considera que sólo es cuestión de tiempo para que se vean inmersos en un grave problema laboral.

En menos de cincuenta años, el estrato poblacional más numeroso se convertirá en el estrato de jubilados más numeroso. Y con más problemas, porque los esquemas de contratación actuales, así como las condiciones para su retiro, no son muy alentadoras.

“Por desgracia, entre más jóvenes nos ven, más tienden a emplearnos vía outsourcing —por subcontrato—, muchas veces sin prestaciones, con pagos por proyecto, o completamente bajo el esquema de freelance —trabajo independiente—“, dice Scharnagl.


Relacionado: ¿Por qué cada vez hay más jóvenes mexicanos que trabajan como 'freelance'?


De acuerdo con esta lógica, en unas décadas varios millones de millennials terminarán su vida laboral sin la certeza de una aceptable calidad de vida cuando dejen de trabajar.

Incluso para quienes ahora están contratados mediante nómina la situación es complicada. Muchas veces aceptan las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afore) que les otorgan en el trabajo sin preguntar por sus condiciones. No saben realmente qué tan buenas y convenientes les pueden resultar.

La 'libertad' tiene efectos secundarios

Según dice Scharnagl, a los millennials les tocará un atraso en las edades de jubilación. Mientras sus padres están dejando de trabajar a los 65 años, a ellos les tocará cerca de los 75. A esto se suma que es una generación que vivirá muchos más años que las pasadas, por lo que requerirá ahorrar mucho más.

"Los millennials enfrentarán un mercado laboral en transición, donde los empleos de larga duración y estabilidad serán más la excepción que la norma, a la par de un mercado laboral con todavía alta incidencia de informalidad a pesar de algunos avances recientes", asegura la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) en un estudio realizado a propósito de dicha situación.

A su vez, ha de tomarse en cuenta que la automatización es ya una realidad en muchas industrias y se anticipa que genere recortes y despidos, así como que las bajas tasas de natalidad reducirán los núcleos familiares de manera significativa, por lo que el soporte familiar para la vejez será cada vez menor.

Si se toma en cuenta que los millennials se pensionarán exclusivamente con lo ahorrado en las Afore, el hecho de que se estén incorporando más tarde al mercado laboral limita los años de acumulación y los beneficios que ofrece dicha capitalización del ahorro.

Aunque se trata de una generación siempre activa y ahora consciente de que tendrá que trabajar más que las pasadas, Scharnagl considera que es momento de pensar como nunca en lo que les espera. Y de eso, dice, es algo que no se están ocupando las autoridades, ni siquiera los aspirantes a la presidencia en 2018.

La razón es sencilla: como para lograr que la jubilación de los millennials sea ‘razonable’ se necesitaría reajustar sus salarios —lo cual implicaría que ganaran menos cada mes, por los fondos especiales de retiro a donde se destinaría ese dinero—, así como reglamentar más años de trabajo, casi nadie se atreve a proponerlo.

“Viéndolo desde el punto de vista de la ciudadanía y del impacto instantáneo que tendría, dichas medidas resultan sumamente impopulares. Por eso ningún político las toma como bandera. Si a eso se suma que en México la conciencia financiera está por los suelos, el panorama empeora”, dice el especialista.

Pero no todo está perdido.

Scharnagl asegura que, aunque las autoridades no den soluciones, los jóvenes pueden poner paralelamente en marcha algunas medidas que a largo plazo podrían tener los mismos efectos que las bondades de los esquemas de retiro “a la antigua”.


Relacionado: “Somos más que selfies”: los millennials mexicanos ante las elecciones del 2018.


Si se trata de millennials contratados, recomienda
  • Analizar a fondo las condiciones de su contrato.
  • Despejar todas las dudas que tengan con el equipo de Recursos Humanos que los asesore.
  • Verificar que la AFORE que les ofrezcan tenga el rendimiento y tasa de interés que más les convenga.
  • Asegurarse de que ajusten cada año su sueldo, de acuerdo con la tasa de inflación vigente.
  • Ahorrar cada mes por lo menos un monto del 10 por ciento adicional a lo que se destina a su AFORE.
Para los no contratados, sugiere:
  • Echarse un clavado en la página web de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) y contrastar entre sí las distintas AFORES que ahí desglosan.
  • Asegurarse de que la tasa de interés de la AFORE esté por arriba del nivel de inflación del año en curso (en 2018 es del 6 por ciento).
  • Ahorrar por lo menos 20 por ciento de su ingreso total mensual.

Sigue a Ollin Velasco en Twitter: @ollinvelasco

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs