Violenta CDMX

Demasiado bueno para ser verdad: así funcionan los fraudes al rentar departamento en la CDMX

Ofrecen departamentos en la Roma, Condesa, Nápoles, Polanco y otras colonias, a precios económicos para hacernos pensar que encontramos una increíble oferta que en realidad es una estafa.

por Diego Urdaneta
28 Diciembre 2016, 4:00pm

"Era demasiado bueno para ser verdad", pensé.

Hace unos días me propuse buscar un departamento para rentar en la Ciudad de México, ya que pronto cambio de lugar de residencia y bueno, hice lo que cualquier millennial haría para encontrar información: googlearlo.

Mis opciones preferidas eran las colonias Nápoles o Roma y mi presupuesto era de ocho a diez mil pesos por mes, así que filtré todas mis búsquedas con esos datos. Tenía la esperanza de encontrar algo decente: que el departamento no pareciera un lugar de mala muerte, contara con dos habitaciones y que aceptaran mascotas.

Al otro día me levanté y me serví una taza de café para empezar mi búsqueda de departamentos con la mejor de las ganas. A los 45 minutos de búsqueda encontré algunos que cumplían con mis expectativas, pero un anuncio llamó poderosamente mi atención y logró despertarme más que toda la cafeína que para ese momento ya había consumido.

El departamento está localizado en la Nápoles, tiene dos habitaciones, dos baños, aceptan mascotas y el precio me pareció realmente una ganga: 8,500 pesos mensuales con gastos incluidos. Cumplía con todas mis expectativas a primera vista.

En la descripción sólo había cuatro fotos del departamento, pero se veía muy bonito y sin pensarlo mucho me pareció un departamento muy económico para todo lo que ofrecía. Imaginé que era mi día de suerte, me sentí afortunado y decidí contactar al dueño mediante el formulario que te ofrece la página.

Le informé sobre mi interés y solicité más fotos del departamento. Envié el correo con la esperanza de que el dueño me respondiera rápido para poder negociar el depa.

Dos horas después de haber enviado el correo, me llegó un mail con el asunto "Renta de departamento Nápoles" y de inmediato lo abrí para leerlo.

Se trataba de Karl Mayer, supuesto dueño del departamento. Se presentó como un arquitecto inglés de 39 años que trabajó por más de cinco años en el DF y que ahora vive en el Reino Unido. Cuenta que durante ese tiempo compró el departamento y que lo rentaba debido a que, actualmente, le parecía más rentable que venderlo.

Pidió información general sobre mí y me hizo algunas preguntas que normalmente solicitan a la hora de rentar: si tenía ingreso estable, cuánto tiempo quería rentarlo y cuántas personas pensaban vivir en él, entre otras. También me dijo que no tenía problemas si yo era estudiante y que se consideraba un aficionado a las mascotas. Solicitó sinceridad de mi parte y me comentó que el único problema que había, era que radicaba en el Reino Unido, pero que esperaba que pudiéramos llegar a una solución para resolver la cuestión del pago. Algo importante: la condición para rentar el departamento era que tenía que pagarlo por seis meses mínimo.

Me adjuntó 12 fotos del departamento en una mejor calidad que la que salían en la página y quedé maravillado, me pareció un lugar en el cual podría vivir por mucho tiempo.

Terminé de leer el mail y pensé que estaba escrito en un español un poco defectuoso para una persona que trabajó cinco años en México, pero pensé que tal vez a los ingleses les cuesta muchísimo dominar el español y lo dejé pasar.

Le respondí a Karl con algunos de los datos que me pidió, aunque no le di mucha información porque aún no lo conocía en persona o al menos por teléfono.

En este momento tenía dudas normales, pero jamás pensé que se tratara de una estafa. Horas después, Karl me respondió el mail con el mismo español defectuoso y me comentó cómo sería el proceso para el pago del alquiler: quería un mes de depósito por adelantado y que el dinero se depositara en su cuenta bancaria de México. También me ofreció un permiso de visualización del departamento firmado, para asegurarme de que pudiera confiar en él.

Se despidió diciendo que si realmente estaba interesado en el departamento, le respondiera el mail lo más rápido posible. En cuanto pude le contesté que sí lo quería y quedé en espera de su respuesta.

El departamento de Karl no era la única opción que tenía, pero era mi preferida definitivamente. Igualmente, en mis tiempos libres, seguí navegando las páginas de rentas de departamentos. Para mi sorpresa, en otra página de este tipo, caí en un departamento exactamente igual al de Karl, pero con una gran diferencia en el precio. En esta página la la renta mensual del depa era de 22 mil pesos, lo cual me pareció bastante raro, ya que yo estaba hablando con su dueño y me había asegurado que el precio era de 8,500 pesos mensuales. En la página aparecían unas fotos distintas pero era exactamente el mismo departamento.

Me comenzaron a entrar muchas dudas, me pareció muy extraño eso, pero lo comenté con un amigo que vive en la Nápoles y llegamos a la conclusión de que, posiblemente, esa página cobraba un porcentaje al dueño del departamento por ponerlo en contacto con un cliente.

Pasé todo el día pensando en eso, sentí que podía haber algo raro detrás y me decidí a hacer lo más sensato para buscar algún tipo de información sobre alguien que no conoces: buscarlo en Facebook.

Lastimosamente, el buscador de Facebook me arrojó muchos resultados y ninguno era el Karl Mayer que yo esperaba, así que lo busqué en Google, ya que pensé que si en realidad se trataba de un arquitecto inglés que trabajó en México, quizás aparecía alguna información sobre su trabajo.

Escribí en Google "Karl Mayer arquitecto México" y, para mi sorpresa, el primer link que me arrojó el buscador fue el de un blog cuyo título decía "Aguas con los fraudes al rentar departamentos". "¡Bingo!", pensé, efectivamente mis sospechas eran ciertas y aquí tenía que haber algo raro.

La entrada del blog habla sobre un caso de fraude que le sucedió a la autora, pero sabía que en algún lugar estaba el nombre de Karl Mayer, así que busqué en uno de los 245 comentarios que hay en el post.

Encontré un comentario que muestra un mail exactamente igual al de Karl, pero esta vez no era un arquitecto inglés, sino uno griego llamado "Kostas Savalas". Mismas palabras, exactamente iguales, letra por letra y cómo no, terrible español. Hasta el "me encantan las mascotas" era igual, "el hijo de puta no tuvo la decencia al menos de cambiar un poco el mail", pensé.

Seguí leyendo y efectivamente me encontré con el mismo segundo mail que me envió Karl, exactamente igual, pero firmado también por "Kostas Savalas". Para este momento no tuve dudas de la estafa en la que me estaba metiendo.

No podía dejar de leer, mi asombro era muy grande y quería llegar al fondo de esto. En el mismo comentario mostraban un tercer mail que a mí aún no me había llegado, pero era uno que hablaba ya sobre los pasos de cómo hacer el depósito y para llenar los datos personales del interesado en el departamento.

Entre los comentarios algunos usuarios declaran que han sido estafados con este mismo método, diciendo lo decepcionados que estaban y algunos recomendando que denunciaran el caso con la policía cibernética. Incluso, personas de otros países como Chile, comentan que también han sido estafados por estos "arquitectos", así que esto es una red de estafas mucho más grande de lo que pensé.

Algunos de los nombres que usó este clan de "arquitectos" estafadores, según los usuarios, son: Malcolm Savage, Kostas Savalas y Daniel Penton. Pueden inventar muchísimos nombres, pero al parecer estos idiotas son tan vagos que copian y pegan el mismo mail.

Seguí leyendo y encontré un comentario que nombra a mi arquitecto estafador, Karl Mayer.

Ya un poco amargado por todo esto, decidí cerrar el blog y abandonar por un rato la búsqueda de departamentos, bastante decepcionado por el caso.

Revisé mi correo y el tal Karl Mayer me había enviado el mail restante de este modus operandi de estafas.

La estafa ya era evidente y caí en cuenta que cualquier persona puede ser víctima de estos tipos, quizás no todo el mundo tiene la idea de buscar en Google sobre estas cosas y al final terminan depositando el dinero y siendo estafados, como todas esas personas que comentaban en el blog.

Hay que tener muchísimo cuidado con este tipo de cosas, lo mejor es tener contacto directo con la persona y de ser posible, tener alguna referencia confiable sobre ella.

El modus operandi de estos tipos es, básicamente, ofrecer departamentos en muy buenas zonas y a precios económicos para hacernos pensar que encontramos una increíble oferta que en realidad es una estafa.

Si alguna vez reciben este tipo de mail con un español terrible, firmados por "arquitectos" que ya no viven el país o algo por el estilo, sepan que están tratando con esta banda de criminales online.

Quizás sean cuentas de mails que crean cada semana, pero, si quieren descargarse y llenarlo de spams para amargarle sus días, aquí está el mail de Karl Mayer para que lo hagan. Karlmayer22m@gmail.com.

@DiegoAUrdaneta