Actualidad

Seis cómics esenciales de Stan Lee que tienes que leer

La leyenda del cómic ha fallecido. Aquí están sus trabajos más importantes y la razón por la que deberías explorarlos.
20 Noviembre 2018, 10:30pm
Seis cómics esenciales de Stan Lee que tienes que leer.
Foto por Axelle/Bauer-Griffin/FilmMagic.

Artículo publicado originalmente por VICE Estados Unidos.

Stan Lee, una leyenda de los cómics y de la industria del entretenimiento, falleció a los 95 años el pasado lunes. Incluso si no lees cómics, definitivamente has escuchado de Stan Lee, o al menos de algunos de los cómics que trajo al mundo. A lo largo de su carrera, co-creó superhéroes que son sinónimo del género hoy en día. Y esto solo ha explotado con el nacimiento del Universo Cinematográfico de Marvel. Capitán América, Black Panther, The Incredible Hulk y otros en ese mundo no se habrían convertido en los nombres reconocidos que son sin la imaginación y creatividad de Lee.

Afirmar que se ha perdido a una leyenda sería una subestimación, pero el legado de su trabajo y carrera sin duda continuará. Todas sus historias presentan un elemento de complejidad humana que los lectores aman y al que seguirán sintiéndose atraídos. Fuera de los cómics, Lee mantuvo la política y el radicalismo en el centro de sus acciones—era parte de los creadores de cómics que pusieron a sus personajes en el frente de batalla durante la Segunda Guerra Mundial (incluso haciendo un paréntesis para prestar servicio él mismo), y desafió a la Autoridad del Código de Cómics cuando estaba presionando para censurar el trabajo de profesionales del cómic a finales de los 60 y comienzos de los 70. Las historias de Lee desarrollan temáticas sociales y culturales complejas que se terminan convirtiendo en comunidades, y que mantienen las historias impactantes para los lectores marginados de todas las comunidades.

Aquí están algunos de sus trabajos más importantes de su carrera, y la razón por la que deberías tenerlos en tu radar, si es que no lo están ya:

The Destroyer

Contrario a la creencia popular, el trabajo de superhéroes de Lee llegó mucho antes de algunos de los grandes por los que se le conoce. Uno de sus primeros cómics fue The Destroyer, como se le decía a tres superhéroes con el mismo nombre que apareció por primera vez durante la Edad de Oro de las Historietas en los años 40.

The Destroyer fue de hecho el superhéroe más popular de Lee antes de que llegaran los Cuatro Fantásticos. El periodista estadounidense Keen Marlow está reportando en la Alemania Nazi cuando es capturado y colocado en un campo de concentración, donde le es inyectado un súper-suero. Los poderes que Marlow adquiere del suero le permiten escapar, y asume una nueva identidad para combatir a los nazis. En los años siguientes, la historia de origen de The Destroyer se readapta para dos nuevos héroes—Brian Falsworth en su segunda etapa durante los años 1970, y Roger Aubrey en su última iteración.

The Destroyer tiene elementos en su historia de origen que se conectan con trabajos más tardíos de Lee, como Capitán América. Pero lo que lo vuelve interesante es el radicalismo abierto de luchar en contra de la injusticia. Y con el anti-semitismo al aumento hoy en día, The Destroyer es un héroe oportuno por su postura en contra de la norma nazi. Y a mientras la historia avanza para repetirse a sí misma, este podría ser un buen recordatorio de cómo los buenos hombres siempre se levantarán en contra de la injusticia.

Los Cuatro Fantásticos

A los equipos les estaba yendo bien en la industria de los cómics en el momento, y Lee fue encomendado por su entonces editor para crear un equipo de superhéroes de ese estilo para Marvel. Los Cuatro Fantásticos son Richard Reed, los hermanos Sue y Johnny Storm, y Ben Grimm, quienes sufren un accidente cósmico durante una misión en el espacio. A causa de esto, regresan a la Tierra con superpoderes: Mr. Fantástico, Sue como la Chica/Mujer Invisible, Johnny como la Antorcha Humana, y Grimm como la monstruosa Mole.

El atractivo de Los Cuatro Fantásticos no viene de sus superpoderes sino de su humanidad. Adquirir superpoderes solo complicó las cosas entre ellos, y como un grupo que no siempre se llevaba bien en el pasado, esto solo se intensificó después de los poderes. Los lectores podrían identificarse con algo en el cuarteto, pero Grimm era especialmente importante al convertirse en el primer superhéroe en un cómic famoso que odiaba abiertamente tener poderes. Ese tipo de complejidad en un héroe es increíblemente accesible, pero no se había elaborado realmente en la época hasta ese entonces. Esa apuesta valió la pena cuando Los Cuatro Fantásticos se convirtieron en unos de los superhéroes de Lee más famosos de la historia, especialmente durante la época de su debut.

X-Men

Uno no puede hablar realmente de equipos de superhéroes sin mencionar a los icónicos X-Men. En un mundo en el que los humanos portan el gen X, algunos humanos tienen poderes sobrenaturales. Pero lo que hace que los lectores se identifiquen tanto con los lectores son las formas en que son repudiados y alejados de la sociedad. Muchos de los mutantes son discriminados por su apariencia y sus orígenes, y muchas alegorías se han hecho en relación con otras identidades marginadas. También han existido múltiples teorías sobre la forma en que los dos X-Men más populares —los rivales Charles Xavier y Magneto— reflejan a Dr. Martin Luther King Jr. y a Malcolm X y su impacto en el Movimiento de los Derechos Civiles.

Bien sea que uno esté de acuerdo con estas comparaciones o no, los X-Men permanecen atemporales por su lucha en contra de la opresión y la intolerancia. Incluso más que cualquiera de los otros trabajos de Lee, los X-Men son los personajes más directos con los cuales uno puede identificarse si se siente como un inadaptado de alguna forma, ¿y qué podría ser más poderoso que eso?

Amazing Spider-Man

"Un gran poder conlleva una gran responsabilidad". Incluso si nunca en tu vida tuviste en tus manos un cómic de Spider-Man, no hay duda que has escuchado esa famosa frase antes. La historia de cómo Spider-Man se convirtió en el héroe que conocemos hoy también es una que tiene orígenes increíbles: Peter Parker, un geek por la ciencia y nativo de Nueva York (¡Queens!), es mordido por una araña radioactiva durante una excursión escolar. De esa mordida, obtiene superpoderes pero... No empieza a usarlos inmediatamente para ayudar a las personas. En cambio, se mete en el negocio del entretenimiento, usando sus poderes para ganar un poco de dinero extra para ayudar a su tía May y su tío Ben, quienes lo han criado.

Después, a causa de una serie de eventos muere el tío Ben, y en sus últimas palabras para Peter, pronuncia la frase que se ha vuelto icónica más allá del mito de Spider-Man. A partir de ese momento, Parker es impulsado a usar sus poderes para luchar contra el mal en la Ciudad de Nueva York y el resto del mundo.

También fue en un número de The Amazing Spider-Man que Lee desafió los estándares de la Autoridad del Código de Cómics. En una edición especial, Lee quería que Spider-Man reconociera los peligros del uso de las drogas. En una historia de múltiples números, Lee hizo que Peter reconociera directamente el uso de drogas como Spider-Man, pero también como Peter Parker con su amigo Harry Osborn (alias el Duende Verde) convirtiéndose en un adicto a las píldoras. Esto también llevó a que Spider-Man luchara en contra del Duende Verde, uno de sus némesis más populares, y una rivalidad famosa en la historia de los cómics. El enfrentamiento entre los dos fue tan popular que finalmente llevó a la Autoridad de los Cómics a ponerse de lado de Lee y Marvel al afirmar que esa narrativa que incluye elementos más oscuros no era del todo mala, y levantó las restricciones del Código para permitir que más elementos oscuros se incluyeran en los cómics.

Lo que las personas aman más de Peter Parker es que es un marginado; un geek que apenas puede pagar sus facturas, no puede obtener la atención de la chica de sus sueños, y solo se convierte en un desastre más grande después de adquirir superpoderes. Sus amigos lo ven como alguien incómodo e irresponsable, ignorantes de qué pasa sus noches combatiendo el crimen. No es el superhéroe más grande o más fuerte de la cuadra, pero Spider-Man continúa siendo uno de los personajes más populares de la historia, y el que mantiene el Universo Marvel unido.

Heroman

Aunque el trabajo de Lee permaneció principalmente en los cómics estadounidenses, tuvo la oportunidad de incursionar en otras formas del medio. En 2009, Lee trabajó con la gran compañía de producción BONES para crear Heroman, un manga que tuvo su propia etapa anime en 2010. Lee lo denominó "un nuevo héroe para el siglo XXI".

Heroman sigue a un niño huérfano estadounidense que quiere comprar un Heybo, un juguete robot que es popular en su ciudad, pero no tiene dinero suficiente. Luego encuentra un Heybo dañado y lo arregla, nombrándolo Heroman. Después de ser impactado por un rayo, Heroman se transforma en un robot gigante. Los dos se convierten en un dúo de superhéroes que enfrentan el crimen y salvam la Tierra de aliens malvados.

La trama básica de Heroman es un buen recordatorio de cómo las narrativas de héroe pueden operar dentro del medio de escribir cómics. El manga fue luego adaptado en una serie de anime que fue producida por TV Tokyo. Aunque había diferencias entre las dos adaptaciones, Heroman funcionó porque capturó temas que fluyen a lo largo del trabajo de Lee —gente común con bondad en ellos que se convierten en grandes héroes cuando se les da la oportunidad— y los llevó a una audiencia nueva.

The Incredible Hulk

Los accidentes radioactivos eran importantes en la época. El científico Bruce Banner estaba realizando experimentos con radiactividad cuando un adolescente invade la propiedad gubernamental donde se están realizando los experimentos. Banner arriesga su vida para salvar al adolescente cuando un experimento sale mal. Esto lleva a que Banner gané el poder de trasformarse en un gigante verde Hulk siempre que se enoja.

Como Parker, Banner probó ser un personaje próximo con el que los fans de los cómics podían identificarse ¿Quién no ha sentido que la rabia lo transforma en un monstruo, o quizás incluso tuvo la fantasía de una transformación cargada de furia que podía destruir a esos que lo han enojado a uno? También ayuda a reivindicar el poder de la rabia, incluso cuando está arraigado en algo traumático como el abuso (que es el origen de la rabia de Banner, ya que se revela que fue sobreviviente de un abuso de parte de su padre en su infancia).

The Incredible Hulk sigue siendo un personaje popular por su complejidad, su furia, y las constantes re-imaginaciones de su personaje y otros similares que también canalizan su ira en poder crudo.

Sigue a Cameron en Twitter.