espacio

Científicos civiles ayudaron a detectar un planeta habitable casi del doble del tamaño de la Tierra

K2-288Bb se encuentra a 226 años luz de distancia y es potencialmente habitable, debido a la distancia de su estrella.

por Becky Ferreira; traducido por Álvaro García
13 Enero 2019, 3:30pm

Concepto artístico de K2-288Bb. Imagen: Centro de vuelo espacial Goddard de la NASA / Francis Reddy

Artículo publicado originalmente por Motherboard Estados Unidos.

Un grupo de científicos civiles ayudó a los astrónomos a descubrir un exoplaneta que es casi del doble del tamaño de la Tierra e incluso puede ser habitable, mediante el uso de datos del telescopio espacial Kepler de la NASA.

Llamado K2-288Bb, el planeta, ubicado a 226 años luz del Sol, orbita su estrella enana roja cada 31.3 días y se encuentra dentro o cerca de la zona habitable, lo que significa que potencialmente podría tener agua líquida en su superficie, aunque son especulaciones basadas solo en la distancia a su estrella.

El planeta recién identificado es aproximadamente 1.9 veces el tamaño de la Tierra, lo que significa que es probable que sea una "Súper Tierra" o un orbe principalmente gaseoso. Su tamaño es especialmente prometedor, según la NASA, porque los planetas que son 1.5 o dos veces más grandes que la Tierra rara vez se encuentran en órbitas tan cercanas alrededor de sus estrellas.

Adina Feinstein, autora principal de un nuevo artículo sobre K2-288Bb en The Astronomical Journal, presentó los hallazgos esta semana en Seattle durante la 233ª reunión de la American Astronomical Society.


Relacionados:


Feinstein y su colega Makennah Bristow han estado persiguiendo al exoplaneta desde 2017, cuando observaron dos de sus tránsitos mientras eran becarias del Centro de vuelo espacial Goddard de la NASA. Los tránsitos ocurren cuando los planetas pasan frente a sus estrellas desde nuestra perspectiva terrestre, causando un ligero descenso en el brillo estelar.

Dos tránsitos no son suficientes para establecer el patrón necesario para detectar un exoplaneta. Sin embargo, al final resultó que el Kepler había observado un tercer tránsito. Ese conjunto de datos no se había examinado cuidadosamente porque fue capturado en 2014, cuando el equipo del Kepler se estaba acostumbrando a operar en modo "K2" . El Kepler fue retirado en octubre de 2018, después de quedarse sin combustible.

Estos datos fueron procesados nuevamente y se publicaron en Exoplanet Explorers, una comunidad de más de 21,000 científicos civiles de Zooniverse que ayudan a los astrónomos a detectar tránsitos en los datos del Kepler. En mayo de 2017, Exoplanet Explorers señaló un posible tránsito en el sistema K2-288, que contiene dos estrellas enanas rojas. El tránsito resultó ser la tercera detección de K2-288Bb.

Feinstein y sus colegas confirmaron la existencia del exoplaneta con estudios de seguimiento utilizando el Telescopio Espacial Spitzer de la NASA y el Observatorio Keck en Hawai, entre otros.

Este nuevo hallazgo es una de las muchas detecciones de exoplanetas realizadas gracias al apoyo de científicos civiles. A medida que dispongan de más datos de los telescopios de la próxima generación, el equipo de Feinstein sugiere una mayor inversión en voluntarios públicos, que incluye darles regularmente el crédito por sus contribuciones.

"El papel de los científicos civiles probablemente se volverá aún más crucial para la detección de exoplanetas interesantes en tránsito", escribieron los autores del documento. "A través de un compromiso continuo con el público mediante la divulgación y las redes sociales, nuestro objetivo es fomentar el interés continuo en la ciencia civil de exoplanetas y continuar validando sistemas planetarios interesantes que de otra manera podrían no ser observados por las búsquedas de software automatizadas".