Music by VICE

Otra denuncia mueve al rock argentino: acusan al baterista de Pez de abuso sexual

El testimonio vuelve a señalar la violencia machista, el aprovechamiento de la relación ídolo-fan y el silencio y naturalización de estas prácticas en el ambiente.

por Juan Relmucao
26 Abril 2018, 4:47pm

Foto tomada del Facebook oficial de la banda

En el marco de un proceso de visibilización, denuncia y debate sobre abusos sexuales y violencia machista en el ambiente de la música joven argentina, una mujer denunció en un blog feminista que el baterista de Pez -una de las bandas independientes más reconocidas y respetadas de ese país- la abusó durante una gira que el grupo llevó a cabo en la Patagonia argentina.

La chica, quien prefirió mantener su identidad en reserva, publicó su denuncia en el blog #YaNoNosCallamosMás, contó que al terminar un show pequeño los músicos la invitaron a ella y a unos amigos a fumar al hotel donde se hospedaban. En su denuncia, la joven cuenta:

Terminaron de tocar y nos acercamos a charlar, hablamos con Ariel [Minimal, guitarrista y cantante], con Fósforo [García, bajista], con [Juan] Ravioli [tecladista] mientras vendía remeras. No recuerdo haber hablado con Franco [Salvador, baterista]. Cuando ellos se van del lugar nos despedimos y nos invitan a fumar al hotel. Les digo que también podemos ir a tomar una birra a algún lugar, pero terminamos yendo al hotel. Charlamos, fumamos, era tarde, me dormía sentada, nos invitaron a quedarnos. Ahí es cuando Franco me habla, me dice que me acueste, lo hago, realmente no podía moverme para irme a dormir a otro lado.En el momento que me acuesto comienzo a dormirme y siento su mano en mi vientre. Lo saco. Me fui quedando dormida. Cuando me despierto, me había sacado el pantalón y tenía la ropa interior bajada.Es como si constantemente quisiera volver a ese momento, deshacerlo, no haber tomado tanto, haber reaccionado, poder haberle metido una piña bien puesta, hacer algo. Y es algo que vengo reprimiendo desde ese día y no puedo más, el recuerdo me invade y me destruye

La acusación vuelve a poner el foco sobre la violencia machista, el aprovechamiento de la relación ídolo-fan y el silencio y naturalización de estas prácticas en el mundo de la música. Quizás el más sonado de estos casos fue el que terminó por llevar a la cárcel al cantante de El Otro Yo, Cristian Aldana, preso por haber abusado en su momento de adolescentes que, años después, declararon ante la Justicia tras un largo proceso de reconstrucción psicológica.

Más allá de Aldana, una de las historias que disparó este proceso de visibilización fue la de Miguel del Pópolo, cantante del grupo indie La ola que quería ser chau. En 2016, una ex pareja difundió un video que alcanzó el medio millón de visitas. Allí, la joven contó su sufrimiento y mostró la denuncia judicial contra Del Pópolo, quien terminó procesado. El hecho marcó un quiebre: más y más mujeres comenzaron a compartir sus experiencias.

Otro caso que causó conmoción fue la denuncia dirigida contra Gustavo Fiocchi, guitarrista de Utopians. En ese momento, su cantante, Barbi Recanati, decidió apartarlo de la banda y al poco tiempo, disolver el grupo. En la ya cerrada cuenta de la banda, la músico había publicado:

Amigos, recibimos mensajes de chicas que se sintieron acosadas por Gus. Yo, Barbi, como mujer antes que música, siempre hablo de esto e insisto en que sin importar las dudas siempre hay que pararse del lado de las pibas Hoy me toca ver a mi mejor amigo arrepentido asumiendo su culpa. Y me toca tomar la decisión de tener que desvincularlo del grupo en el que tocamos hace más de 10 años.

El episodio más reciente que involucró a un músico reconocido fue un testimonio—publicado en el mismo blog donde apareció la denuncia a Salvador—contra el baterista de El Mató a Un Policía Motorizado, Guillermo Ruíz Díaz. Tras una breve denuncia anómima, la banda respondió

La respuesta de Pez: comunicados, idas y vueltas en Facebook y decepción

Después de publicada la acusación, Pez sentó postura de manera breve y suspendió un show en provincia de Buenos Aires.

A los dos días, el grupo volvió a responder, esta vez de manera más extensa, en su Facebook oficial.

La banda decidió cerrar su Fan Page a las horas, pero lo volvió a abrir en las últimas horas y al cierre de este artículo, continúa disponible y los fans siguen, en la mayoría de los casos, criticando la actitud del grupo. Lo que más se reitera en esas opiniones es la decepción de muchos seguidores: un grupo con 20 años de trayectoria independiente y promoción de ideas progresistas desmiente a la víctima y no separa al baterista hasta que se aclare la situación, pero se posiciona en favor de la lucha contra la violencia hacia las mujeres.

Otras voces

Otra de las críticas que surgieron en Facebook fue la de un ex asistente de la banda, que se manifestó a favor de la víctima y se puso a disposición de mujeres que hayan experimentado situaciones similares

Quien también salió a manifestarse al respecto fue Florencia Lestani, músico que ha sabido compartir escenario y sello con Pez. Acerca de las dudas sobre la veracidad de la denuncia, el medio donde se denunció y la desconfianza de algunos, Lestani afirmó:

Al cierre de este artículo, ninguna de las partes se presentó ante la Justicia y el grupo suspendió sus tres próximos shows, incluyendo uno en un reconocido local de la Ciudad de Buenos Aires.

Tagged:
Music
Noisey
argentina
acoso sexual
Rock argentino
PEZ