Publicidad
Estado Islámico

Ministerios de Antigüedades Robadas y Esclavitud: el gobierno según Estado Islámico

Estado Islámico tiene departamentos para gestionar sus fuentes de ingresos que son parecidos a los ministerios gubernamentales. Allí abundan las rivalidades insustanciales, los choques de personalidades y el papeleo, como en toda burocracia.

por Reuters y VICE News
29 Diciembre 2015, 10:15am

Foto via EPA

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Estado Islámico (EI) ha fundado sus nuevos departamentos ministeriales para manejar adecuadamente el saldo de la guerra. Ello contemplaría la gestión de los esclavos, o la explotación de los recursos naturales, como el petróleo. La organización yihadista decidió hace tiempo modelarse a sí misma hasta conseguir reunir los clásicos atributos de un gobierno, y asemejarse así lo más posible a ese estado legítimo que quiere ser. Un estado que pretende controlar grandes franjas de Siria, Irak y de nuevos territorios por descubrir.

La agencia Reuters acaba de analizar un suculento alijo de documentos del que se incautaron las Fuerzas de Operaciones Especiales de Estados Unidos el pasado mes de mayo. La documentación desvela aspectos de la burocracia jerárquica de Estado Islámico, en que se detallan las intrascendentes rivalidades entre sus funcionarios, y los códigos legales en forma de fatuas religiosas que rigen el funcionamiento de la organización terrorista. El hallazgo fue aprehendido durante una redada en Siria el pasado mes de mayo. Se trata de la misma operación en la que fue abatido Abu Sayyaf, considerado como máxima autoridad en finanzas de la organización. O su ministro de Economía, que es como los yihadistas decidieron bautizarle.

Según cuentan las autoridades de Estados Unidos, los documentos han ayudado a profundizar en el conocimiento del la organización yihadista, cuyas artimañas para controlar el territorio del que se ha aprovisionado han sorprendido a muchos. Los documentos detallan cómo una pequeño colectivo insurgente ha desarrollado una compleja burocracia para gestionar las fuentes de ingresos — del petróleo saqueado a las antigüedades robadas —, además de la supervisión de las poblaciones a las que mantiene subyugadas.

Los kurdos de Siria han triplicado su territorio en el último año de guerra contra Estado Islámico. Leer más aquí. 

"En estos documentos todo ello sale a relucir. El nivel de burocratización, de organización, de los diwans (los departamentos ministeriales), los comités", explica Brett McGurk, destacado especial del presidente Barack Obama en la coalición anti Estado Islámico que dirige el país estadounidense.

Digamos, por ejemplo, que un diwan, que sería el equivalente de un ministerio del gobierno, controla los recursos naturales, que contemplan, entre otras actividades, la explotación de antigüedades de imperios ancestrales. Otros procesos se refieren a la gestión de los dividendos de la guerra, como los esclavos.

"Estado Islámico ha invertido en su estado y en la imagen de su Califato mucho más que ninguna otra iniciativa yihadista. La lógica es aplastante: una buena organización siempre refuerza la imagen del estado. Pero no basta con solo eso, uno tiene que ser práctico cuando controla tamaña cantidad de territorios contiguos y de ciudades estratégicas", cuenta Aymenn al-Tamimi, experto en Estado Islámico y miembro de la think tank Foro de Oriente Medio.

Los documentos también muestran cuan "meticuloso y estricto con la recolección de datos" es EI en su gestión del petróleo y del gas, a pesar de que no se puede decir que sea sofisticado", cuenta Amos Hochstein, máxima autoridad del departamento de Estado en materia de energía. 

Las autoridades de Estados Unidos han subrayado que los documentos han ayudado a la coalición anti Estado Islámico a detectar los puntos débiles de la organización terrorista. De tal forma, tanto Estados Unidos como sus aliados han estado recurriendo a los bombardeos aéreos como estrategia de desgaste de las infraestructuras petrolíferas de los yihadistas, y para localizar a los miembros de su cúpula.

Los documentos revelan que Estado Islámico no es inmune a las rivalidades y a los enfrentamientos personales que genera cualquier burocracia. En una carta fechada el 21 de noviembre de 2014 por el departamento o Diwan de Recursos Naturales, se enfatiza que Abu Sayyaf es el responsable de gestionar las antigüedades.

"Hay dos motivos detrás de su elección. El primero es que se trata de alguien con grandes conocimientos en la materia. Y el segundo, que Abu Jihad al-Tunisi es un personaje demasiado ramplón como para hacerse cargo de semejante empresa" reza el documento.

Reuters no ha podido comprobar la veracidad de los documentos obtenidos, que son solo una fracción del material incautado en la redada en Siria. Estados Unidos ha aprehendido una gran cantidad de información contenida en discos duros y memorias USB, cds, dvd's y papeleo.

Muchos de los documentos incautados son fatuas, o disposiciones religiosas, que abarcan asuntos que van desde la violación de las prisioneras femeninas, al trato que debe dispensarse a los esclavos que tienen hijos pequeños, hasta disquisiciones sobre cuándo es tolerable que un niño robe de su padre para pagarse un viaje destinado a sumarse a la yihad o guerra santa.

Reuters informó la semana pasada sobre el descubrimiento de una disposición de la que no se tenía noticia hasta ahora. Se trata de un precepto conjunto suscrito por el Comité de Investigación Fetua de Estado Islámico en el que se condena la recolección de órganos humanos. La fatua, de hecho, desvela su inquietud ante la posibilidad de que la organización terrorista pueda estar involucrada en el tráfico de órganos.

Mira el documental de VICE News, El Estado Islámico here:

El terror empieza en el aula: así es ir a clase bajo Estado Islámico. Leer más aquí. 

Igualmente, un folleto titulado "Órdenes del Creador sobre los Prisioneros Cautivos y el Esclavitud", detalla las reglas de comportamiento a seguir con las mujeres de "infieles" (enemigos derrotados), a las que se ha esclavizado. El documento con fecha de octubre de 2014 analizado por Reuters, pretende aplicar las normas de la ley Islámica en tales casos.

El folleto parafrasea al profeta Mahoma, y hace un paradójico llamamiento tanto a la bondad como a la crueldad para con los prisioneros cautivos de los guerrilleros yihadistas de EI. Se detalla que las mujeres esclavizadas no deberán de ser separadas de sus hijos, pero, aparte de eso, la normativa permite a los combatientes yihadistas violar a las esclavas femeninas.

Según Tamimi, la miembro del Foro de Oriente Medio, las fetuas tienen como objetivo apuntalar la reivindicación de que Estado Islámico es un estado legítimo.

Las normas no solo son aplicables a los territorios conquistados en Irak y en Siria, sino también a las autoproclamadas provincias de África, del Sinaí y del sur de Asia. Y contemplan, además, asuntos de lo más prosaicos.

Así, los documentos incluyen protocolos y normativas sobre la correcta manera de introducir los datos personales de los futuribles yihadistas en la base de datos: nombre, género, método de contacto — teléfono, telegrama, Skype o WhatsApp.

Sigue a VICE News en Español en Twitter: @VICENewsEs

Tagged:
VICE News
mercado negro
terrorismo
oriente medio
yihad
comércio ilegal
guerras y conflictos
antigüedades