Publicidad
Salud

Las grandes farmacéuticas siempre encuentran formas de lucrarse con la prevención del VIH

Gilead, la compañía que fabrica el medicamento Truvada, obtuvo la aprobación de la FDA para Descovy, otra forma de medicamento antirretroviral que cuesta casi $1,800 dólares al mes.

por New Contributor; traducido por Laura Castro
08 Octubre 2019, 3:42pm

Foto de Justin Sullivan/Getty Images.

Artículo publicado originalmente por VICE Estados Unidos.

Un nuevo medicamento preventivo para VIH está listo para llegar al mercado, lo que sería una gran noticia si no costara casi $1.800 dólares mensuales para quienes no tienen seguro.

La FDA aprobó Descovy como profilaxis preexposición (PrEP) para las personas que tienen sexo receptivo anal, informó Reuters el pasado jueves. Truvada, la única PrEP de marca aprobada actualmente en Estados Unidos, seguirá siendo la opción recomendada para las personas que tienen sexo receptivo vaginal, según NBC News.

Descovy, fabricado por Gilead Sciences Inc., contiene una nueva formulación de un componente utilizado en Truvada, también fabricado por Gilead. Los ensayos clínicos han demostrado que los pacientes que toman Descovy tienen huesos y riñones más saludables que aquellos que toman Truvada.

Los esfuerzos de Gilead para poner otra forma de PrEP en el mercado pueden parecer buenos, pues aparentemente les dan a los pacientes VIH negativos más campo de acción para gestionar sus cuidados preventivos. Pero Reuters informa que Descovy costará $1,758 dólares mensuales, que es lo mismo que cuesta Truvada. En Estados Unidos, la mayoría de las aseguradoras públicas y privadas cubren la PrEP, como señala NBC News, pero no todos tienen seguro médico público o privado o acceso a los sistemas que hacen que dicha cobertura esté disponible. También se debe tener en cuenta que los esfuerzos de Gilead para llevar a Descovy al mercado probablemente estén vinculados a que Truvada pierde su protección de patente el próximo año. Una vez que eso suceda, las versiones genéricas (y presumiblemente más económicas) del medicamento ingresarán al mercado, compitiendo con Gilead y reduciendo sus ganancias.

Todo esto nos lleva a preguntarnos: ¿cómo sería la atención médica si las compañías farmacéuticas como Gilead no pudieran utilizarla como mercado de consumo? ¿Descovy, Truvada o cualquier otra forma de PrEP estaría disponible sin necesidad de receta? ¿En una máquina de chicles en la puerta de cada bar gay? ¿Se utilizaría como una forma más sustentable y alternativa al látex?

Sigue a Harron Walker en Twitter.

Tagged:
Truvada
PrEP
sexualidad
VIH
medicina
medicamentos
salud sexual
salud reproductiva
anti-retrovirales
DESCOVY