Music by VICE

Música africana y nazis inflitrados

Una revisión de la abultada oferta de reediciones en vinilo para clásicos de la música popular nigeriana.

por Manuel Lagraneme Carrasco
10 Enero 2017, 7:05pm

La fiebre por música africana ha estado presente desde mediados del siglo pasado y se ha ido incrementando hasta llegar a su punto más alto desde principios de la década pasada. Hemos hablado de Geraldo Pino y de cómo introdujo el funk americano a la costa oeste africana, además de convertirse en una de las máximas influencias para Fela Kuti.

La búsqueda de afrobeat, afrofunk, highlife y otros géneros ha sido exhaustiva pero sorprendente y, afortunadamente, la fuente no se ha agotado. Cada año surgen nuevos sellos que reeditan títulos o se dan a la tarea de seleccionar cortes para completísimas compilaciones que salen al mercado en lindas ediciones de lujo. Tanta es la oferta y calidad que los títulos de Fela han pasado a un segundo término y la gente busca cosas que no ha escuchado antes.

Sellos como Strut, Voodoo Funk y el mismo Luaka Bop de David Byrne, han reeditado el trabajo de William Onyeabor, Orlando Julius y Pat Thomas por mencionar algunos de los pesos completos que se encuentran disponibles. Esos sellos, y otros, han realizado un arduo trabajo de investigación y de búsqueda por masters de calidad para poder realizar sus ediciones. Dicho trabajo no puede ser soslayado. Para todo aquel que colecciona discos le es familiar el agudo dolor de espalda que provoca estar agachado en lugares poco cómodos en busca de algún título. Imaginen el esfuerzo de los buscadores contratados por los mencionados sellos. La lucha es real.

Uno de los sellos que ha re editado títulos y compilaciones de gran calidad en los últimos años es el sello Comb & Razor. El sello surgió en 2009 a partir de un blog en dónde se publicaban rolas y discos de lo que su fundador, Uchenna Ikonne llama 'música vintage nigeriana'. En una reciente conversación con el fundador me comentó que el blog funcionaba bien pero que sentía la necesidad de que 'la música que publicaba llegara a más gente, en particular a gente que no solo descargara los archivos', es decir a una audiencia que buscara formatos físicos.

Hay tres títulos de Comb & Razor que nos parecen indispensables para cualquiera que le guste el afrobeat y el afrofunk. El primero de los tres es el Brand New Wayo: Funk, Fast Time And Nigerian Boogie Badness 1979-1983. Durante mi conversación con Uchenna, me mencionó el hecho de que en los discos que edita el sello le interesa 'contar una historia'. El Brand New Wayo nos habla acerca de la música nigeriana post-disco que incorpora funk americano y jazz. Justo en el periodo de tiempo en el que se enfoca esta compilación, la economía nigeriana vivía un boom por ser uno de los grandes productores de petróleo del continente africano. Por lo anterior, la industria nigeriana en general atravesaba por una bonanza y la industria discográfica no era la excepción. Afrofunk y boogie nigeriano es lo que incluye esta compilación doble.

El segundo título es Calabar-Itu Road: Groovy Sounds from South Eastern Nigeria (1972-1982). De la música nigeriana se ha escuchado mucho lo que se produjo en su capital: Lagos. En Calabar-Itu Road... se incluyen temas que fueron hechos por bandas de la escena del sureste nigeriano conocido, precisamente, como simplemente Calabar. La música de esa región nigeriana ha sido de gran importancia pues a ella pertenecen los sonidos que eventualmente formaron parte de los sonidos afro-cubanos que, como bien sabemos, ha servido de base para otros géneros como la salsa y la soca y han formado parte del desarrollo del jazz y del soul en nuestro continente. Esta compilación incluye un pequeño panfleto con información turística de la región. Una vez más Comb & Razor contándonos una historia que vale la pena escuchar. Esta colección está enfocada al afro-rock, highlife y afro-funk de la mencionada región.

El tercer título del que les quiero hablar es el de la Shango Dance Band que era un ensamble de afro-beat con una historia singular. Los fundadores de la banda son Abayomi Adio y Ojo Okeji. Ambos formaron parte de la primera versión del Koola Lobitos de Fela y es Okeji el responsable de presentar a Fela con su inseparable baterista Tony Allen. Bien, todos sabemos que Fela y las diferentes versiones de su banda definieron las reglas del afro-beat y su éxito comercial es apabullante. Por otro lado Okeji estaba muy influenciado por el funk americano y trataba de que el sonido de Fela y su banda tuvieran esa estética lo que causaba choques constantes con el líder de la República de Kalakuta. Cuando la guerra civil estalla en Nigeria cada quién toma su camino. Okeji y Adio se unieron al ejército nigeriano como muchos otros músicos desempleados. Es dentro de las filas del ejército que forman la Shango Dance Band donde pueden aplicar lo mejor de sus años con Fela incorporando elementos de funk gringo para que como resultado tengamos un disco con afro-beat grasoso listo para bailar y no dejar sobrevivientes.

Sin lugar a dudas y como decía al principio de este texto: la fiebre por música africana parece no tener cura. Pero no todo es miel sobre hojuelas: recientemente hubo un pequeño escándalo que involucra al sello del austriaco Markus Presch y quien fue acusado de tener nexos con grupos neonazis. El sello de Markus PMG se ha dedicado a reeditar títulos de música africana desde hace un tiempo. Aparentemente Markus también forma parte de un sello cuyo nombre es el mismo que el de un famoso campo de concentración durante la segunda guerra mundial.

La persona que señaló a Markus no es otro que el gran coleccionista de discos Frank Gossner. Frank es el otrora dueño del sello Voodoo Funk y es uno de los nombres más respetado dentro de los coleccionistas de discos. El año pasado visitó la ciudad de México para pinchar discos en una fiesta en la que no hubo un solo pie estático durante varias horas. Markus ha alegado que la intención de su sello de afiliación nacionalsocialista sólo era un artilugio para provocar a la gente a través del arte (aquí pueden insertar ese emoticono que se está tocando la barbilla). Markus también ha mencionado que eso ha quedado atrás y que ahora es un devoto y renacido cristiano. Toda la discusión entre Frank y Markus estuvo documentada en Facebook pero ya no hay acceso a ella. Ante la oleada de ultraderechismo mundial lo de Markus parece preocupante.

En Revancha tenemos los tres títulos de Comb & Razor disponibles: Brand New Wayo: Funk, Fast Time And Nigerian Boogie Badness 1979-1983 , Calabar-Itu Road: Groovy Sounds from South Eastern Nigeria (1972-1982) , Shango Dance Band .

FB: GranRevancha / Twitter: @revancha_df / Instagram: revancha_df