Publicidad
VICE News

#ArchivoVICE: La prensa en México sólo cubrió la mitad de la ‘Guerra contra el narco’

Entre el 2007 y 2011, periodo marcado por la violencia desatada en la presidencia de Calderón, la prensa sólo cubrió el 45 por ciento de la información vinculada a los hechos relacionados con las bandas del crimen organizado.

por Témoris Grecko, Oscar Balderas, Rogelio Velázquez
16 Mayo 2017, 2:30pm

El reconocido periodista mexicano Javier Valdez Cárdenas fue asesinado este lunes por la tarde en su natal Sinaloa. Como muestra de solidaridad con los periodistas mexicanos, y por el derecho a la libertad de información, nos unimos al paro #NiUnoMas. El día de hoy —martes 16 de mayo— sólo estaremos publicando contenido sobre libertad de prensa.

Desde que Daniel comenzó a trabajar en un diario de Nuevo Laredo, Tamaulipas, teme escribir una nota que salga del "guión" de quienes ahí mandan, que no son precisamente los directores y editores de su medio.

En este estado al norte de México, en disputa por los cárteles de Los Zetas y el Golfo, hay un método al que los reporteros tienen pavor y que, según versiones de la zona, fue creado en los cuarteles militares y aprendido por los criminales desde hace al menos una década: el "tableo".

Ese castigo se aplica, casi siempre, de esta manera: se rapta al periodista, se le lleva a un rancho o a un lugar apartado, se le cuelga a un árbol cabeza abajo —desde los pies— y se le golpea en las nalgas con una tabla, en la que previamente se hicieron hoyos para reducir la resistencia del aire.

Daniel y Juan Cedillo, este último corresponsal de la revista Proceso en el noreste de México, hablan así de esta técnica de tortura.

"Normalmente eran 20 tablazos. Ya, si se ponían sádicos, te daban 50", explica Cedillo, entrevistado en un café de la ciudad de Monterrey. La víctima puede permanecer así por horas o días... hasta que es liberada: pasan semanas antes de que pueda volver a sentarse o a dormir boca arriba.

"Hace ya casi dos años, el grupo criminal de Los Zetas 'levantó' a la mayoría de los periodistas que seguían cubriendo la fuente policiaca en Ciudad Victoria, Tamaulipas, y los tableó", recuerda Cedillo. ¿El motivo? "Nada más para recordarles quiénes eran los que mandaban".

Para seguir leyendo la nota completa visita VICE News, nuestra plataforma internacional de noticias.