Actualidad

Gente en Sídney pide a los veterinarios sacrificar a sus perros para no contraer coronavirus

Un veterinario de Sídney dice que recibió varias llamadas telefónicas desgarradoras.
11 Marzo 2020, 6:20pm
Personal de salud y perro
Imagen vía  STR / AFP (izquierda) y usuario de Flickr thepeachpeddler (derecha)

Artículo publicado originalmente por VICE Australia.

La semana pasada, en Hong Kong, un perro perteneciente a un paciente con coronavirus dio un resultado "débil positivo" a la enfermedad y los funcionarios de salud confirmaron que el animal tenía una "infección de bajo nivel", por lo que probablemente sea el primer caso reportado de transmisión de un humano a un animal.

Esta semana en Sídney, varios dueños de mascotas acudieron con veterinarios para pedir que sus perros sean sacrificados, en medio de temores de que los mismos dueños pudieran estar en riesgo de contraer el virus a través de la transmisión de un animal a un humano. El doctor Sam Kovac, propietario de Southern Cross Veterinary, que tiene clínicas tanto en el oeste de Sídney como en los suburbios del este, dijo a Nine News que era desgarrador recibir llamadas de personas que pedían que sacrificaran a sus mascotas.

"No sacrificamos a ninguna de las mascotas, sino que consultamos con sus dueños y les explicamos que no hay evidencia de que el virus se esté propagando en la población de perros australianos y que no hay evidencia de que los perros puedan contagiarlo a las personas", dijo, aunque admitió que es "teóricamente posible" que el coronavirus pueda convertirse en una pandemia entre la población canina, aunque no existe una forma efectiva de diagnosticar la enfermedad en Australia. Para los dueños de mascotas que están particularmente preocupados, existe una vacuna segura que brinda protección contra el coronavirus canino, aunque no ofrece protección a los humanos.

"El problema en Australia es que todavía no hay una prueba validada para diagnosticar COVID19 en los perros... no hay una forma confiable de diagnosticarlo", dijo el doctor Kovak. "Pero de hecho no hay suficiente información para decir que el coronavirus en las mascotas sea un riesgo público para la salud en estos momentos. Creo que deberíamos estar preocupados pero no alarmados".

Este aumento repentino en las peticiones de eutanasia se produjo luego de que surgieran reportes de una "crisis de mascotas" en China, en la que supuestamente los dueños de mascotas paranoicos de todo el país están abandonando a sus gatos y perros por miedo a contraer el coronavirus, y los refugios animales luchan para hacer frente a la afluencia. Vale la pena repetir aquí que varios expertos médicos y autoridades, incluida la Organización Mundial de la Salud (OMS), han subrayado que "no existe evidencia de que los animales de compañía/mascotas como perros o gatos puedan infectarse con el nuevo coronavirus".

Son embargo, la OMS agrega que "siempre es buena idea lavarse las manos con agua y jabón después estar en contacto con una mascota. Esto los protegerá contra varias bacterias comunes como E. coli y Salmonella que pueden transmitirse entre mascotas y humanos".

Para aquellos que piensan tomar medidas un poco más drásticas, el doctor Kovac ofreció algunos consejos severos.

"De ninguna manera consideren la eutanasia como una opción, sería una locura", dijo. "Si están considerando hacer la llamada o llenar el formulario para sacrificar a su mascota, no tienen derecho a tener una mascota en primer lugar".

Sigue a Gavin en Twitter o Instagram.