Drogas

Cuáles son los destinos más riesgosos del mundo para que te atrapen con marihuana

Lee esto antes de irte de vacaciones.
13 Febrero 2020, 7:44pm
GettyImages-603115246
En Dubai puedes ser encarcelado por cuatro años por .0003 gramos de cannabis. Foto: Tom Dulat / Getty Images

Artículo publicado originalmente por VICE Estados Unidos.

Para las personas que fuman hierba, es esencial encontrar a alguien de confianza en sus vacaciones. Nadie quiere estar buscando un dealer desesperadamente por la playa para gastar 50 dólares en un par de gramos.

Es una tarea que cada vez se vuelve más fácil ya que muchos países están suavizando sus leyes de cannabis. Tanto Canadá como Uruguay ya legalizaron completamente la marihuana recreativa, junto con varios estados de EE. UU. Y destinos como Amsterdam y Jamaica, conocidos por su cultura del cannabis, dan la bienvenida a consumidores de marihuana.

Pero hay muchos países que siguen considerando que la hierba es tan peligrosa como la metanfetamina y la heroína, mientras que los consumidores son señalados como adictos. Dependiendo de con cuánto atrapen a una persona, los posibles castigos pueden ser una pena de cárcel grave o incluso la pena de muerte. El sudeste asiático en particular tiene algunas de las leyes más estrictas sobre el cannabis.

¿Qué pasa si te atrapan portando marihuana en Indonesia?

Indonesia, conocida por sus impresionantes playas, templos y volcanes, es un destino turístico increíblemente popular. Solo Bali atrajo a más de 6 millones de turistas en 2018.

Pero que te atrapen con hierba ahí fácilmente podría significar tiempo en la cárcel o incluso la pena de muerte por tráfico de alto nivel.

En Indonesia el cannabis es una droga del Grupo 1, junto con la heroína, la cocaína y el cristal, lo que significa que el gobierno considera que es una sustancia peligrosa sin valor terapéutico. Sin embargo, millones de personas usan cannabis en este país, y la mayoría se produce en la región de Aceh, según un informe del Transnational Institute.

El castigo por ser atrapado con cannabis para uso personal es un máximo de cuatro años en prisión o rehabilitación obligatoria. Si te detienen cultivando más de un kilogramo o cinco plantas, es de cinco a 20 años en la cárcel o cadena perpetua.

El informe del Transnational Institute señala que alrededor de 26 personas al día son sentenciadas a prisión por delitos de cannabis en Indonesia y que los consumidores pueden ser acusados de comerciar.

Según el gobierno del Reino Unido, “la policía a menudo allana lugares (particularmente en Bali) que son frecuentados por extranjeros. Es posible que tengan que hacerse un análisis de orina o de sangre si existe una sospecha razonable de que hayan usado drogas".

Pip Holmes, de 45 años, de nacionalidad británica, enfrenta actualmente hasta 15 años de cárcel en la infame prisión de Kerobokan de Bali por haber sido atrapado con 31 gramos de aceite de THC que dice que usa para la artritis.

Holmes, un surfista, recibió el aceite por correo de un amigo en Tailandia y fue acusado de contrabando.

¿Qué pasa si te atrapan con marihuana en Japón?

Japón es tan estricto con la marihuana que cuando Canadá la legalizó en 2018, el gobierno japonés advirtió a sus ciudadanos extranjeros que no participaran porque aún podrían enfrentar consecuencias al regresar a casa.

Según la Ley de Control de Cannabis de Japón, la posesión de marihuana puede llevar hasta cinco años de cárcel, o siete si se sospecha que tienes la intención de obtener ganancias, y una multa potencial de hasta 18.000 dólares. Las penas de prisión por cultivar, importar y exportar marihuana son de siete años, o hasta 10 si hay intención de obtener ganancias, y una multa potencial de hasta 27.000 dólares.

Según el Diplomat, las detenciones por posesión de marihuana están aumentando en Japón, pasando de alrededor de 3.000 en 2017 a 3.578 en 2018. El cantante pop japonés Junnosuke Taguchi y su novia Rena Komie fueron arrestados en mayo del año pasado por tener solo 2.2 gramos de cannabis en su apartamento. Fueron liberados bajo fianza, pagando 27.000 dólares cada uno. Ambos recibieron sentencias de prisión suspendidas en octubre, lo que significa que no enfrentarán tiempo encarcelados.

¿Y en Tailandia?

Tailandia suavizó recientemente sus leyes de marihuana, legalizando el cannabis medicinal en 2018. Es un gran cambio gigante en comparación con los tiempos en que las personas eran asesinadas por posesión de drogas como parte de la guerra contra las drogas del país.

Y cualquiera que haya estado allí puede decirte que las drogas, desde hongos, hierba y opio, están ampliamente disponibles para los mochileros.

Pero fíjate a quién le compras. La multa por posesión menor es de hasta un año de cárcel y/o una multa de 320 dólares, subiendo hasta un máximo de cinco años de cárcel por posesión de hasta 10 kilogramos de marihuana.

Pero el problema más grande para los viajeros podría ser que sean atrapados por "dealers". También se sabe que las fiestas de luna llena en las islas tailandesas tienen oficiales encubiertos que se hacen pasar por traficantes, que exigirán un soborno a cambio de no arrestarte.

¿Qué pasa si te atrapan con marihuana en Singapur?

Singapur es conocido por ser extremadamente estricto: es ilegal tirar basura, escupir, fumar en público y masticar chicle en el transporte público. Por lo tanto, no es sorprendente que las leyes de marihuana del país se encuentren entre las más severas del mundo.

La posesión de marihuana puede llevar a un máximo de 10 años de cárcel, o una multa de 20.000 dólares. Si te atrapan con más de 500 gramos de marihuana, puedes ser acusado de tráfico, lo que significa que el castigo va desde una golpiza, hasta cadena perpetua e incluso la pena de muerte.

En 2016, un hombre nigeriano, Chijioke Stephen Obioha, de 38 años, fue ahorcado en Singapur después de ser atrapado con 2.6 kilogramos de hierba.

Después de que Canadá legalizó la marihuana, el gobierno canadiense advirtió a sus ciudadanos que los funcionarios de Singapur pueden exigir una prueba de drogas al ingresar al país. Si su resultado es positivo, pueden ser arrestados y procesados, aunque las drogas no se hayan consumido en Singapur.

¿Qué hay de Malasia?

Malasia está buscando eliminar la pena de muerte para los narcotraficantes, que incluye a personas arrestadas con más de 200 gramos de cannabis. El gobierno también está considerando despenalizar la posesión personal.

Pero la posesión sigue siendo ilegal y se castiga con al menos cinco años de cárcel si se atrapa a una persona con 50 gramos o más. Cultivar incluso una planta de hierba puede significar la vida en prisión.

¿Y en los Emiratos Árabes Unidos?

Dubai se ha convertido en un destino tremendamente popular tanto por negocios como por placer.

Atrajo a casi 16 millones de visitantes internacionales en 2018, convirtiéndose en la cuarta ciudad más visitada del mundo, según un informe de Mastercard, con turistas que gastan un promedio de 550 dólares por día. Pero gastar algo de ese dinero en drogas probablemente sería un error.

En los EAU, incluso tener residuos de drogas en tu sangre puede considerarse posesión, lo que se castiga con un mínimo de cuatro años en prisión o una multa de 2.700 dólares.

Keith Brown, un joven trabajador británico y padre de tres hijos, fue sentenciado a cuatro años de cárcel en 2008 después de que lo encontraron con .0003 gramos de cannabis pegado a su zapato en el aeropuerto de Dubai. La hierba era del tamaño de un grano de azúcar.

En 2017, un hombre británico, Connor Clements, fue sentenciado a dos años de cárcel después de que se mudó a Dubai y se sometió a una prueba de drogas que mostró que había consumido cannabis. Clements le dijo a los periodistas que tenía que dormir en el piso de una celda con otras 25 personas y que su audiencia en la corte duró "menos de un minuto".

Fumar marihuana en Turquía: No es la mejor idea

Aunque Turquía se encuentra actualmente aumentando su producción de cannabis medicinal, el consumo recreativo sigue siendo ilegal. La posesión a pequeña escala es sancionable con hasta dos años de cárcel.

Aquellos que "fomentan abiertamente el uso de drogas adictivas o excitantes" pueden enfrentar hasta cinco años de cárcel.

Ni en Estados Unidos

Muchos estados de EE. UU. ya legalizaron la marihuana, incluidos California, Oregón, Washington y Colorado. Pero el cannabis sigue siendo ilegal a nivel federal, lo que significa que los extranjeros están en riesgo si eligen consumir.

Si ingresas a los EE. UU, y admites que alguna vez has fumado marihuana podría expulsarte del país de por vida. Lo mismo si encuentran marihuana en tu persona.

Incluso si consumes hierba y es legal en el Estado que estás visitando, podrías meterte en problemas. El verano pasado, el podcast sobre marihuana On Something, contó la historia de una mujer chilena que recibió una prohibición de por vida porque los funcionarios de aduanas de Estados Unidos encontraron fotos en su teléfono de ella visitando un dispensario de marihuana en Denver.

Puedes solicitar una exención para anular una prohibición de por vida, pero eso puede costar hasta 1.000 dólares y demorar hasta 18 meses en completarse.

Sigue a Manisha en Twitter.