House of Tupamaras
Ilustración por: @el_chico_sin_cabello_de_pan
Edición 5: Orgullo

House of Tupamaras | Guerrilla maricona | Colombia

“Aquí no hay orgullo, es una excusa para hacer agenda política y comercial, se nos llama hablar y a pertenecer solo un mes, pero el resto del año somos invisibles".
23 Junio 2020, 6:06pm

“No copeo, no copeo, a esos machos que me miran feo. No copeo, no copeo, me entregué al mariconeo. No copeo, no copeo. ¡Asesinos de maricas al fuego!”.

Baile, mariconeo, hermandad, vulgaridad y fiesta son los elementos de HOT. Una pandilla que celebra la existencia de la pluma sudaca, pueblerina, provinciana, callejera. Con House of Tupamaras la pose anglo del voguing se quiebra en un delirio latino de caderas y merengue. El baile como discurso es la bandera de esta guerrilla maricona. En la pista de baile sobran las palabras pero se suda rabia y resistencia. Porque “si la marica baila, lo hace como un mecanismo de defensa, de expresión y de denuncia”, dicen las Tupamaras.

Las House son una manada interdisciplinaria que se propuso azuzar la escena Ballroom en Colombia y sazonarla a lo criollo, para hacer de la fiesta un lugar seguro e inclusivo para la población sexodisidente local.

“Consideramos que habitar la fiesta con libertad es un acto político y sobre todo un acto de amor, porque convives con otres y te sintonizas en ese placer de estar juntes siendo anónimes y desconocides. En la fiesta y en el Voguing convergen la empatía, el cuidado mutuo, el respeto y la camaradería. La pista de baile es un escenario político y de diálogo, un lugar de transformación”.

El margen de acción de esta guerrilla merenguera no se limita a la pista de baile. También han dinamitado escenarios no convencionales con muestras de artes vivas: desde incendiar las tablas del Teatro Jorge Eliécer Gaitán con su cadencioso manifiesto No Copeo; hasta convertir el Jardín Botánico de Bogotá en un Jardín Travesti con cuadros vivos inspirados en las crónicas de Pedro Lemebel.

“Ahora en este momento coyuntural en el que estos espacios han sido cerrados por una crisis sanitaria nos vemos ante un gran interrogante: ¿cuándo volveremos a estar juntes?, ¿tendremos miedo al contacto el día que podamos volver a estar en un mismo espacio? Después de encontrar en la fiesta la posibilidad de crear, de denunciar, de convivir, ¿cómo no perder lo ganado en la fiesta?”.

House of Tupamaras son unx de lxs cincuenta líderes en disidencia sexual y de género cuya vida celebramos en nuestra quinta edición, ORGULLO.

A Julio lo encuentras en Instagram yTwitter como @martinsubmarine.