Noisey

Califica Tus Discos: Brett Anderson analiza la discografía de Suede

El vocalista de la banda británica rememora sobre los buenos, malos y feos momentos de su trayectoria, y platica sobre sus peores y mejores canciones.

por Cam Lindsay
18 Noviembre 2016, 12:50am

​En Califica tus Califica tus discos​, platicamos con los integrantes de bandas que han generado amplias discografías a lo largo de los años y les pedimos que acomoden sus lanzamientos en su orden de preferencia personal.

Pocas bandas han logrado sobreponerse a tanto drama como Suede​. La longeva banda londinense empezó a generar ruido con una serie de sencillos que los convirtieron en la banda debut más popular del Reino Unido desde el primer álbum de los Stone Roses, tres años antes. Ese hype podría haber hecho que otras bandas se disolvieran por la increíble presión que tenían sobre ellos, pero los integrantes de Suede fueron lo suficientemente sabios como para creer cada una de las gotas de tinta que fueron escritas sobre ellos —simplemente, porque eran así de buenos. Y lo probaron al publicar un álbum que se convirtió en el debut con más ventas en la historia del Reino Unido hasta entonces, se llevaron el Mercury Music Prize, e incluso vendieron unas respetables 150,000 copias en Estados Unidos. 

Pero poco a poco, empezaron a formarse pequeñas grietas dentro de la agrupación. En Estados Unidos, la banda tuvo que convertirse en "The London Suede" porque un obscuro cantante era propietario del nombre Suede. Poco después, la relación entre el vocalista y co-compositor Brett Anderson y el guitarrista y co-escritor Bernard Butler se empezó a ir por la borda, y Butler dejó a la banda en medio de mucha animosidad, cuando se encontraban terminando su segundo álbum, Dog Man Star. Eventualmente, lo reemplazaron con Richard Oakes, un estudiante de 17 años con cara de bebé que no tenía idea en qué se estaba metiendo. Cuando el Britpop pegó, Suede acaparó gran parte de los reflectores y se les atribuyó (o se les acusó, en su opinión) el haber fundado el movimiento, pese a su desmayo. Sin embargo, lograron sobreponerse a la adversidad y probaron seguir teniéndolo con su tercer álbum, Coming Up, demostrando las habilidades como compositor de Oakes. Pero a partir de ahí las drogas empezaron a hacer lo suyo, y la brillante estrella se Suede se empezó a marchitar. Sus cuarto y quinto discos estaban llenos de ideas pretenciosas y sin un buen enfoque, que amenazaban con tumbar todo lo que habían hecho anteriormente. Pocos se sorprendieron cuando Suede se separó en 2003.

Pero luego pasó algo chistoso. De la nada, invitaron a Suede a reunirse para reunirse y tocar en el Royal Albert Hall de Londres en un show para apoyar el Fondo contra el Cáncer Adolescente. Aceptaron y tumbaron el techo de manera figurativa del legendario venue. Y poco a poco, las semillas que plantaron en esa tocada empezaron a crecer, se le unieron unas cuantas fechas en festivales, seguidas de un compilado de lo mejor de su carrera, The Best of Suede, unos cuantos conciertos más, Coachella, relanzamientos de discos, noches consecutivas tocando sus tres primeros discos. Y antes de que te dieras cuenta, Suede ya era una banda en forma una vez más. Aquello quedó completamente claro cuando publicaron en 2013 Bloodsports, un triunfo que no sólo compite contra sus primeros dos esfuerzos por el título de su mejor álbum, pero que era posible que una banda olvidada regresara mejor que nunca.

Las menciones de un regreso y una reunión terminaron a principios de este año con el lanzamiento de Night Thoughts, el séptimo álbum de estudio de Suede y el segundo tras su regreso. Como Dog Man Star, es un álbum profundamente envolvente y dramático, diseñado para escucharse de principio a fin. Noisey le pidió a Brett Anderson que calificara el catálogo de la banda con una condición: que no incluyera Night Thoughts, algo con lo que estuvo más que de acuerdo. "Tienes toda la razón en no permitirme añadirlo a la lista, porque necesito alejarme de él al menos un año para juzgarlo de manera objetiva. Estoy muy consciente de cómo tu juicio se sesga por lo que estás haciendo en el momento. Estoy muy cercano a él ahorita."

7.  A New Morning (2002)

Brett Anderson: Obviamente el peor álbum de Suede es A New Morning. Puedo probarlo de manera científica usando gráficas. Es un disco pobre que nunca debimos haber sacado. Y llegó en una época confusa para nosotros, en donde no sabíamos qué queríamos que pasara con Suede. Creo que lo que pasó es que publicamos un álbum tan malo que tuvimos que separarnos porque siempre se ha tratado de los discos que publicas. Así es como juzgo a las bandas, por la música que publican. Si no están haciendo buena música, entonces no deberían de seguir juntos. Vivimos y morimos bajo ese principio, así que nos separamos después de ese disco porque era necesario.

Noisey: Voy a ser honesto—nunca compré A New Morning. Es el único álbum de Suede que nunca compré.
Sí. No vayas a comprarlo ahorita, porque no es muy bueno. No sé bien qué carajo estábamos haciendo, para ser honesto. Pero al mismo tiempo, es divertido tener esos momentos altos y bajos, porque si llegara a sentarme ahorita y decirte "¡Todas las pinches cosas que hemos hecho son asombrosas!" no tomarías nada de lo que digo en serio, ¿o sí? No hay nadie que haga puras cosas increíbles. Ningún artista lo ha hecho, probablemente aparte de los Sex Pistols, porque sólo hicieron un disco. No tuvieron la chance de descarrilarse, pero cualquier otro artista, aparte de aquellos que sólo pudieron publicar un disco, han hecho discos de mierda. Sólo es cuestión de reconocerlo.

Alguna vez djiste, "Había una parte de mí que quería hacer un álbum de electrónica, y parte de mí que quería hacer un álbum de folk." ¿Nunca te pusiste a pensar qué habría pasado si hubieras escogido uno de los dos en vez de ambos?
[Ríe] Sí… Esa es una pregunta interesante. Supongo que Head Music, el álbum anterior, era un intento por hacer un álbum más electrónico. Estoy de acuerdo con la sugerencia de que hubiera sido más sólido si sólo hubiera sido un álbum de folk. O no un álbum de folk, ¡porque eso suena horrible! Un disco acústico, medio contemplativo. Y si ves las canciones que sí funcionan, como "Oceans," que es una canción hermosa que debería haber estado en el disco, o "Simon", o "Cheap," que fue el lado-B de "Positivity," todas esas canciones debieron haber sido la espina dorsal del disco. Como que llegamos a ese punto en el que no sabíamos a dónde queríamos ir, estábamos confundidos. Pero sí, hubiera sido más fuerte si nos hubiéramos enfocado en una cosa. Fue un intento vago por mezclar géneros, que no funcionó.

¿Crees que el hecho de que trabajaste con tantos productores afectó cómo salió este álbum?
Sí, absolutamente. A veces te puede tomar demasiado hacer un disco, y si sientas a pensarlo demasiado. Hay algo sobre meterte y darle mientras la energía sigue ahí. El problema es que hicimos una versión de ese disco que no nos gustó, regresamos al estudio y lo re-grabamos con alguien más. Para ese momento ya habíamos perdido el momentum y el entusiasmo. No era la culpa de ningún productor —fue un punto desafortunado de nuestra carrera en donde se nos habían agotado las ideas.

6.  Head Music (1999)

Head Music es un disco raro porque una mitad es un disco muy bueno. Así es como suelo describirlo. Si lo partiéramos a la mitad y tuviera tracks como "Elephant Man" y el tema titular, hubiera sido muy fuerte. Hay canciones increíbles dentro, como "Indian Strings" y "He's Gone," e incluso "Everything Flows." Así que perdimos un poco el enfoque. Si lo hubiéramos mantenido y hubiéramos editado un poco más, hubiera sido un mejor disco. Hay elementos en él de los que estoy muy orgulloso, y seguimos tocando algunas de esas canciones. Tocamos "Indian Strings" el otro día en una iglesia para una sesión acústica y sonó preciosa. No tengo el mismo instinto de rechazo para Head Music como el que tengo para A New Morning. Es una pena que no tratamos de salvarlo y hacer un gran disco, en vez de sólo medio gran disco.

¿Es cierto que Steve Osborne odiaba la canción titular tanto que se rehusó a grabarla?
Sí. [Ríe] No le gustaba mucho, y yo tenía este viaje de ego, una arrogancia de rock star, y recuerdo sacarme de onda porque no le había gustado. No creo que Steve tenga buenos recuerdos de trabajar con Suede. No creo que nos haya visto con buenos ojos. Nos vio de manera distinta a como realmente somos. En ese entonces éramos bastante flojos y débiles y arrogantes —nos engordó el éxito. No vio un buen lado de nosotros.

En la biografía de Suede de David Barnett, dijiste "un título más acertado para el álbum habría sido Crackhead Music." Sí. Ese hubiera sido el título perfecto para este álbum. Pasé mucho tiempo con mi pipa de crack durante la grabación de ese disco.

5.  Coming Up (1997)

Estoy muy orgulloso de Coming Up. A partir de este punto, no tengo muchos remordimientos sobre los discos que vienen. Sólo se trata de cómo los ordeno. Es difícil escoger. El único motivo por el que no está más arriba en la lista es por un tema de producción. No quiero ser irrespetuoso con el productor, Ed, porque es amigo, pero no me encanta la producción del disco. Suena un poquito falso.Creo que las canciones son más fuertes que las técnicas de producción. Hay una delgadez que de alguna manera hace menos a las canciones. Una canción como "Trash" es una de mis canciones favoritas de Suede, pero la grabación no le hace justicia. No respira. No se mueve. No es tan romántica como debería de ser. Así que la producción quedó a deber para mí. Pero las canciones son geniales. Tengo muy buenos recuerdos de cuando hicimos este disco. Probablemente sea el disco más divertido que hicimos. Cuando Bernard dejó la banda, teníamos una nueva alineación que representó un momento muy emocionante para la banda. Se sentía como otro debut. Fue un momento hermoso. Éramos una pequeña pandilla que se estaba divirtiendo. Todo lo obscuro del disco anterior desapareció.

Este fue el primer álbum en el que Richard tocó la guitarra y escribió canciones contigo. ¿Cómo fue el ajuste de pasar de Bernard a Richard?
Tuve que reajustar la dinámica. Richard no llegó de inmediato a ocupar el lugar de Bernard. Son músicos muy diferentes. Anteriormente, con Bernard habíamos escrito de una manera específica. ÉI escribía toda la música —las secuencias de los acordes, el ritmo básico, ese tipo de cosas— y yo tomaba eso y escribía palabras y le añadía una melodía vocal. Muchas de las canciones en Coming Up comenzaron de esa forma, pero yo decía, "Richard, la melodía de ese coro no está bien. Voy a cambiarla." Y entonces escribía parte de la música. Así que la manera en que trabajábamos era distinta. Le llevó un tiempo a Richard el ajustarse a la mentalidad de la banda. Así que no era tan fluido, pero eventualmente lo conseguimos. Fue un disco muy difícil y desafiante de hacer, porque yo sentía que teníamos mucho que probar. Teníamos que probar que podíamos seguir haciendo música increíble sin Bernard. Pero estoy orgulloso del disco. Creo que sigue sonando bien. Suena un poco fechado, en términos de producción.

¿Es cierto que cuando la banda estaba en Hamburgo, no dejaron a Richard echar fiesta con el resto de la banda hasta que hubiera escrito una canción?
Sí, eso es verdad, ¡sí! [Ríe] Recuerdo que fuimos al Reeperbahn en Hamburgo una noche y nos volamos la cabeza con Jägermeister y fuimos a strip clubs y nos metimos en toda clase de problemas. Pero a Richard no lo dejábamos salir. Tenía que quedarse y escribir una canción. Creo que escribió la música para la canción que terminó siendo "Together," así que al final valió la pena.

Eso fue cuando era bastante joven, tenía como 18. Mirando atrás, ¡no sabíamos qué carajo estábamos haciendo! Siempre he tratado de dar lecciones en ese tipo de cosas, pero fue algo muy duro de hacer. Para él, personalmente, el salirse de esta vida cómoda suburbana e irse de gira con una malvada banda de pop fue algo extraño y un poco irresponsable. Pero lo hicimos.

¿Por qué crees que Coming Up vendió más discos que los primeros dos combinados?
Es un número de factores. Creo que coincidió con el movimiento Britpop, así que el mainstream había cambiado y era más alternativo. Les fue bien en los listados británicos y mundiales. También era un álbum muy antojadizo. Estaba diseñado como un álbum de pop, para que no fuera un disco difícil, como los primeros dos. Queríamos acoger eso. Fue una reacción tras haber hecho el Dog Man Star, que fue un disco muy frío y torturado. Simplemente no podíamos regresar a ese lugar. No podía hacer otro disco en el mismo territorio que aquel, porque fue una experiencia emocional venenosa y terrible. Quería irme del lado opuesto y hacer algo mucho más brilloso. Y el hecho de que la banda tuviera una nueva alineación con Richard y Neil, hizo que quisiera que tuviera una vibra diferente. Sí, entonces fue un disco de pop, diseñado para vender y volver a ponernos en el mapa, supongo.

Por más chistoso que hubiera sido como nombre de un álbum, estoy feliz de que no le hayan puesto Old People Make Me Sick.
[Ríe] Siempre inventamos estos títulos cómicos que se salen de control. Recuerdo decirle a NME que el cuarto álbum iba a titularse Orchestral Peasant: An Orwellian Romance, y se lo tomaron en serio.

4.  Sci-Fi Lullabies (1997)

Este es un álbum doble de puros lados-B, pero varias de estas canciones son de las mejores que tienen. 
El único motivo por el cual este está en el cuarto lugar, y no en el primero, es porque hubiera sido mejor si un cuarto de las canciones no formaran parte de él. Algunas de las canciones en el segundo disco no se acercan a la calidad de las canciones del primer disco. Y eso es principalmente porque tuvimos que empezar a formatear. La compañía discográfica quería más canciones para poner en los lados B. Con los primeros cuatro o cinco sencillos no tuvimos que hacer formateo. Así que algunas de las canciones del segundo disco no son tan buenas como "My Insatiable One" o "To The Birds." Es una de esas extrañas anomalías en la carrera de Suede, en donde los lados B, canciones que no mucha gente conoce, son algunas de nuestras mejores canciones. Sí me pongo a pensar a veces si en vez de tener "Moving" o "Animal Lover" en el primer álbum hubiéramos tenido "My Insatiable One" o "To The Birds," ¿qué tan mejor disco habría sido? Ese tipo de cosas me molestan. ¿Por qué no lo hicimos así? ¡Fue algo estúpido! ¿Por qué no metimos "Killing Of A Flash Boy" a Dog Man Star? Es del tipo de cosas que me mantienen despierto en la madrugada.

¿Así que estabas escribiendo los lados B de los primeros dos discos simplemente como canciones? ¿Y después de eso todas las otras fueron escritas específicamente como lados B?
Exactamente. Sí, eso es muy astuto. Al principio, las canciones no paraban de salir, y después nos metieron a un estudio a escribir lados B. Creo que una de las cosas que hace que Sci-Fi Lullabies suene tan bien es que no estábamos haciendo un gran esfuerzo. Y hay algo admirable sobre eso. Regresando a la producción de Coming Up, estábamos tratando de ser temerarios. Hay algo más orgánico sobre cómo suena "High Rising". Simplemente nos metimos al estudio y la grabamos. A veces sólo tienes que ir y sacarlo.

3.  Suede (1993)

Nos vamos por el álbum debut. Sigo teniendo muy buenos recuerdos de haberlo hecho. Es muy difícil ordenar estos últimos tres discos en el orden que sea. Prácticamente podrían estar en cualquier orden. Pero el álbum debut me enorgullece mucho. Tiene canciones increíbles, como "Pantomime Horse," "Next Life," "Metal Mickey," "The Drowners," "Sleeping Pills"—todas están muy arriba para mí. Y era muy, muy emocionante formar parte de Suede en estos momentos. Estábamos haciendo algo que sentíamos que era muy importante. Sentíamos que nos necesitaban. Que no éramos una banda más del montón que buscaba obtener la atención de la gente. Como que teníamos un deber moral de publicar estas canciones. Espero que eso no suene muy pomposo. Estábamos haciendo algo que tenía profundidad; que hablaba mucho sobre el mundo que nos rodeaba. No era un mundo muy idealizado; era una documentación de la vida en Gran Bretaña a principios de los 90. Éramos nosotros buscando describir los pavimentos llenos de caca de perro por los que caminábamos diario. Ese tipo de mundo.

Y es importante hablar de eso, porque obviamente tenemos que hablar sobre el Britpop. Cuando Suede comenzó a escribir estas canciones, era una documentación de la vida británica. Y luego llegaron estas otras bandas y lo que hicieron fue celebrar la vida británica. Nosotros nunca la celebramos. Simplemente veíamos las banquetas jodidas y llenas de basura. Nunca fue una onda de que la gente cantara a coro con nosotros como si estuviéramos en un bar. Esa fue la diferencia entre Suede y todas las otras bandas de Britpop que vinieron después de nosotros.

Nunca pensé en Suede como una banda de Britpop. Nunca parecieron formar parte de los festejos, como tú le llamas. Creo que en Estados Unidos, bandas como Suede, Manic Street Preachers, y Radiohead fueron incluidas simplemente porque ustedes eran británicos y populares en ese entonces.
Bueno, puedo entenderlo. Pero no sólo eran los americanos. Aquí también nos etiquetaron como Britpop; cada vez que veía el género se incluía a Suede. Es inevitable que una banda sea incluida como parte de un género, y la verdad nadie se siente cómodo en que los etiqueten como tal o cual cosa.

¿Cómo te sentiste cuando viste por primera vez la portada de Select con el título "Yanks Go Home"?​ Para mucha gente, ese se considera como el climax del Britpop?
Me enojé bastante, para ser honesto. Porque parecía que yo estaba diciendo eso. Y jamás estaría de acuerdo en que me pusieran frente a una Union Jack [la bandera del Reino Unido]. Eso es más o menos lo que pasó. Nos ofrecieron este papel, como, "¿Quieren ser los voceros de este pequeño mundo inglés?" Y nosotros decíamos, "¡No, muchas gracias!" Y luego llegaban otras bandas y decían, "¡Sí por favor! ¿Podemos hacerlo? ¿Podemos?" Siempre miro en retrospectiva y pienso, "¿En serio es lo que quieren? ¿Esta mirada unidimensional del mundo?" Me parecía triste, para ser honesto. Nunca tuve esos sentimientos. Nunca fui anti-americano. Mirándolo de un punto de vista culturalmente analítico, lo que fue interesante del Britpop fue que, más allá de que hablara de la esencia de la vida real, estaba el hecho de que sí rechazaba el imperialismo cultural americano. Eso era lo que era interesante. Porque como sabemos, el mundo se alimenta de la cosmovisión de Hollywood, que es un punto de vista distorsionado. Y creo que el rechazo de eso de parte del Britpop fue bastante valiente e interesante. Ese fue el único valor que tuvo para mí, la verdad.

Este se convirtió en el álbum debut con más ventas en el Reino Unido en ese entonces, y ganó el Mercury Music Prize. Eso debió haberse sentido genial.
Sí, fue bueno. Fue un momento muy emocionante. Estábamos como por nuestra cuenta. Esa es otra cosa de cómo se está reescribiendo la historia. Hubo como un año y medio en donde sólo era Suede. Las otras bandas que mencionaban que llamaban Britpop no estaban en el panorama para nada. No estaban en esa fiesta. Sólo era Suede. Nosotros éramos los que estábamos abriendo el camino y haciéndolo por nuestra cuenta. Y entonces lo que pasó cuando Bernard dejó la banda, es que todo se desmoronó. Pero antes de eso, era muy emocionante.

2.  Bloodsports (2013)

Estoy increíblemente orgulloso de Bloodsports. Amo ese disco. Suena exactamente como deberíamos de haber sonado, en vez de desviarnos y hacer cosas como Head Music y A New Morning. Y creo que gran parte del ímpetu para hacer estos últimos discos fue un deseo por reescribir el pasado, de alguna manera, de decir, "No debimos haber hecho esos discos. Estos son los discos que debimos haber hecho. Júzguennos con estos mejor." Bloodsports fue un álbum increíblemente difícil de hacer. Tratar de obtener el tono correcto, entre sonar frescos y nuevos, pero también familiares. Fue difícil encontrar ese balance. Creo que de hecho fue un poco infravalorado, de cierta manera. Siento como que mucha gente se sorprendió de que fuera bueno, y así es como lo juzgaron, en vez de juzgarlo por su cuenta.

¿Qué tan diferente fue la presión de hacer este comparado con, no sé, Dog Man Star o  Coming Up, dos discos en donde tenían algo que probar?
Había una presión enorme por atinarle en esta ocasión. Se sentía como que queríamos probar que las bandas pueden regresar y hacer buenos discos. Queríamos hacer un disco nuevo que ninguno de nuestros contemporáneos hubiéramos hecho. Muchos de ellos se habían reformado, pero ninguno había publicado un disco nuevo. Y creo que fuimos bastante ambiciosos, en el sentido de que queríamos hacer un disco que fuera bueno, en vez de un disco que solo fuera el souvenir de una gira. Para mí, algunas de nuestras mejores composiciones están allí, como "Sometimes I Feel I'll Float Away" y "For the Strangers," y "Snowblind," la cual probablemente sea mi canción favorita del disco. Y sónicamente, amo cómo suena. Aprendimos de todas las fallas en en la producción de Coming Up, y lo usamos para hacer que Bloodsports sonara como una banda de rock en un cuarto. Así me hubiera gustado que sonaran algunos de nuestros primeros discos. Con un sonido orgánico, muy emocionante.

¿Esperabas hacer un nuevo álbum cuando se reunieron?
Definitivamente no pensamos en hacer un álbum nuevo cuando nos reformamos. No sabía cuánto tiempo íbamos a trabajar juntos entonces. Nos sorprendió bastante lo mucho que disfrutamos el show del Royal Albert Hall y a partir de ahí seguimos. Creo que después de estar de gira por medio año pensé "¿En serio?  ¿Sólo vamos a seguir haciendo esto?" Y miras a las otras bandas que se reunieron y tocan una y otra vez las mismas canciones. Como, Dios, ¿en serio pueden hacerlo una y otra vez? Así que le dije a la banda "No podemos seguir haciendo esto a menos de que hagamos música nueva." No importaba cuánto dinero estuviéramos ganando, era deprimente. Así que hicimos la intentona y escribimos algunas canciones. Escribimos un bonche de canciones nuevas y las tocamos en Rusia. Los fans las recibieron bastante mal, y tenían toda la razón de hacerlo. No sé qué estábamos tratando de hacer, pero aún no estábamos allí. Así que volvimos a empezar. De ese grupo de canciones nos quedamos "Sabotage" y eso informó la dirección que debíamos de tomar. Y al final resultó bien.

1.  Dog Man Star (1994)

NOISEY: Entonces, ¿por qué es este tu álbum favorito de Suede?
Varias razones. Pero definitivamente no porque fuera una gozada hacerlo, porque de hecho fue un disco horrible de hacer. Fue creado en una atmósfera de tensión real. No hanía manera de reparar la relación que teníamos yo y Bernard, lo cual es una tragedia terrible. Pero para mí, se trata de las canciones. Siempre lo juzgo por las canciones, y estas son las mejores que jamás escribimos: "Wild Ones," "Heroine," "Still Life," y "Two of Us." Y me gusta que es un álbum completo. Es el tipo de disco que pones y escuchas hasta el final. De alguna manera te arrastra a ese mundo. No dices "Ah, creo que voy a escuchar algo más ahora." Es cautivador en ese sentido, y eso es lo que quería hacer con Night Thoughts. Ese sentimiento de que pones un disco y te quedas varado en ese mundo hasta que termina el disco. Te comprometes con él. Y tan pronto como escuchas "Introducing the Band," piensas, "¿Qué coño es esto? ¡Quiero ver a dónde me lleva!" Es ese concepto tradicional de un disco que te lleva a algún lado. Así que las canciones son buenas, pero la producción... No quiero patear a Ed de nuevo porque él también tiene problemas con la producción, pero siento que está medio turbia y rara.

Me imagino la presión al escribir un segundo disco. ¿Qué tan difícil fue terminar este álbum con Bernard dejando a la banda durante su creación?
Fue disfrutable, la verdad. No quiero sonar frívolo sobre Bernard marchándose, porque fue una tragedia absoluta, y mirando en retrospectiva, me hubiera gustado tener las herramientas para hacer que se quedara y mantener a la banda junta. Pero nuestra relación era tan desagradable y estaba tan fracturada que cuando se marchó fue un alivio, para ser honesto. Y se marchó en un momento en el que prácticamente ya habíamos grabado todo. Aún quedaban algunas cosillas de grabar en el estudio, pero de pronto se sentía como que nos habían presentado toda esta música increíble. Estaba en manos de la banda y de Ed el ponerla en orden y añadir las cuerdas, hacer todas las cosas divertidas. Y disfruté mucho ese proceso creativo. Pero el hecho de que se haya marchado... sí, no podría haberse quedado en la banda. Él se arrepiente. Yo me arrepiento. Todos nos arrepentimos. ¡Pero eso es lo que pasa en las bandas! Por eso la gente se interesa en tener una. Estos jóvenes que de pronto se vuelven famosos, y el dinero se vuelve parte de la ecuación y no saben qué hacer el uno con el otro. Aún no saben cómo expresarse emocionalmente. Seguíamos en nuestros veintes, por Dios. Éramos unos niños todavía. Y de pronto tienes este éxito en donde la gente te dice que eres increíble, y eso destruye tu manera de ver al mundo. Desafortunadamente eso es lo que pasa en una banda.

¿Hubo algún momento en el que tú, Mat, y Simon consideraran terminar con la banda?
De hecho, no. Éramos muy apasionados por la banda. Creo que el hecho de que todos hayan dicho "Uy, se acabó la banda," hizo que nos aseguráramos de que la banda no hubiera terminado. "No, vamos a conseguir un reemplazo." No quería que esa fuera la decisión de alguien más. Quería que fuera nuestra decisión.

​¿Quieres ganar boletos para Suede el sábado 19 de noviembre en el Plaza Condesa? Tenemos varios boletos dobles para regalar y ganar es fácil: 

1. Sigue a Noisey en Facebook.​ 

2. Da follow a @noiseymx en Twitter.

3. Da follow a @noiseymx en Instagram.

4. Mándanos un mail a noisey@vicemexico.com que diga en el asunto "Quiero ir a Suede" y contesta lo siguiente:​

+ Según Brett Anderson, ¿por qué con Coming Up lograron vender más que con los discos anteriores? 

+  Cuál es el disco del que Brett está "increíblemente orgulloso". 

+ Hace un año le pedimos a Rob Pope que calificara la discografía de Spoon, dinos qué lugar le dio a "Transference". Pista: Puedes encontrar la respuesta en nuestra columna Califica tus Discos​. ​

+ Según Tito de Molotov, cuántos covers hicieron para Con todo respeto. Pista: Puedes encontrar la respuesta en el Califica tus Discos​ que les hicimos. 

Si quieres una guitarra autografiada y un meet & greet con Suede sigue a Corona en Facebook.​ Ahí hay dinámicas para ganar. 

Sigue a Cam Lindsay en Twitter - @yasdnilmac