Publicidad
La columna rota

Alexandra fue asesinada tras denunciar múltiples veces a su agresor

El feminicidio de Alexandra pudo haber sido evitado si las autoridades hubieran actuado tras recibir la denuncia.

por FridaGuerrera Villalvazo
31 Enero 2018, 4:51pm

El feminicidio en México es un problema que nos debe importar a todos. Del 1 de enero de 2017 al 31 de diciembre se reportaron 1756 Feminicidios. Del 1 al 29 de enero se han reportado 157 feminicidios, principalmente en el Estado de México con 22, Guerrero y Guanajuato con 13 cada uno, y Puebla con 12.

El 24 de diciembre de 2017 en la colonia Jardines de El Zapote de Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco, el cuerpo de Alexandra Castellanos fue encontrado en su auto, asesinado a balazos. Su hermana, Teresa Castellanos, habló conmigo hace más de tres semanas para contarme sobre el feminicidio de su hermana, así como la falta de interés que las autoridades estatales pusieron en las denuncias que desde agosto de 2017 había interpuesto Alexandra.

Alexandra Castellanos nació en Guadalajara, Jalisco, el 30 de junio de 1973. Era madre de Fernanda y Alejandro. Conoció a su pareja, Alberto, hace quince años. “Se fueron a vivir juntos a casa de mi mamá. Después compraron su primera casa, y ocho años más tarde una más", recuerda Teresa. "Mis sobrinos no eran hijos de Alberto, sin embargo, los adoptó como suyos. Se veían como una familia bonita. Mi hermana estaba plena. Había algunas cosas que de repente Ale platicaba de su relación con Alberto. Ella era muy reservada. Sin embargo, sí nos llegó a comentar de lo celoso que era”. Se casaron en 2014.

Verónica, una amiga cercana de Alexa, me contó por teléfono que en 2013 Alexandra fue diagnosticada con fibromialgia, una enfermedad crónica caracterizada por dolor músculo-esquelético generalizado y una reducción del umbral del dolor. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la fibromialgia puede estar asociada con la violencia, por lo que Verónica asegura que el origen de esta enfermedad en Alexa fue la violencia que ejercía en ella Alberto.

A principios de 2017 Alexa se enteró que Alberto tenía una relación extramarital, por lo que empezaron a tener muchos problemas. En junio de ese año el hombre se fue de casa e iniciaron los trámites de divorcio. De acuerdo con Teresa, Alberto se empezó a mostrar violento con Alexa: quería su casa, le dejo de dar dinero, le cortaba la luz, los cables de teléfono... En agosto Alexa interpuso la primera denuncia contra su esposo ante la Fiscalía de Jalisco.

Teresa recuerda que a pesar de su enfermedad y los problemas con su pareja, Alexandra tenía planes de salir adelante: “Era como si la enfermedad la hubiera regresado a ser quien era. Iba a su grupo de diagnóstico, se empezó a arreglar otra vez como antes. Mi hermana siempre fue muy bella. Dejo de sufrir por Alberto y tenía planes para que la vida nuevamente le sonriera. De hecho, ya iba a dejarle la casa a Alberto, quien no dejaba de acosarla, de gritarle, de insultarla cada vez que podía”.

El 28 de noviembre de 2017, Alexandra publicó en su Facebook que su casa había sido atacada:

Captura de pantalla del Facebook de Alexa, vía.

Tras meses de recibir amenazas constantes por redes sociales, Alexandra volvió a la Fiscalía de Jalisco el 5 de diciembre para levantar una nueva denuncia contra Alberto y su pareja. Sin embargo, las autoridades de la Fiscalía no investigaron más sobre los hechos ocurridos el 27 de noviembre, cuando la casa de Alexandra fue atacada. En cambio, solo le dieron una orden de protección que cual consistía en que una patrulla diera rondines por su casa.

El 23 de diciembre de 2017, Alexandra denunció a través de sus redes que habían intentado hackear su cuenta de Facebook 23 veces. De nuevo, nadie hizo nada. Un día después, el cuerpo de Alexa fue encontrado sin vida.

Alberto, Catalina —su pareja— y dos personas más fueron detenidas y vinculadas a proceso por el delito de Feminicidio, según dieron a conocer medios locales. Sin embargo, para Teresa no es suficiente: “si la Fiscalía le hubiera hecho caso a mi hermana, no la hubieran asesinado. Todavía se atrevieron a decirnos que fue responsabilidad de mi hermana porque no aviso que saldría de su casa”.

El feminicidio de Alexandra pudo haber sido evitado si las autoridades hubieran actuado tras recibir la denuncia. El gobierno del estado de Jalisco se jacta públicamente de trabajar para evitar el feminicidio, pero el caso de Alexandra no fue el único ocurrido después de haberse levantado una denuncia.

Alondra Guadalupe Arias, quien ya había denunciado a su esposo por violencia intrafamiliar, fue asesinada dentro de su casa el 10 de marzo de 2017, en Tlajomulco de Zúñiga, el sujeto se encuentra prófugo.

Margarita Domínguez, quien también había denunciado a su ex esposo por violencia, fue asesinada a balazos el 23 de agosto de 2017, después de que dejó a su hijo pequeño en la escuela, en Tonalá, su ex esposo fue detenido.

El 30 de octubre de 2017, una mujer de identidad reservada fue violada, desollada y dejada a unos metros de la Fiscalía de Guadalajara. El responsable, su ex esposo, fue detenido. La mujer ya había denunciado dos intentos de feminicidio.

Entonces, ¿solo los presuntos son responsables?

Quieres contar una historia de feminicidio, desaparición, o intento de feminicidio búscame, ayúdame a visualizarlas.

@FridaGuerrera
fridaguerrera@gmail.com

Tagged:
mexico
violencia
violencia de género
Jalisco
Feminicidios
homicídio