Publicidad
VICE News

E.U. cree que Bashar al-Assad sigue usando armas químicas

Oficiales norteamericanos dijeron a los medios que muy probablemente el régimen sirio aún fabrica armas químicas, y que por ello Trump está considerando realizar acciones para detener los futuros ataques de este país.

por Tim Hume; traducido por Adan Michel
05 Febrero 2018, 1:00pm

Imagen vía Getty Images

Muy probablemente el régimen sirio sigue produciendo y usando armas químicas, al menos así lo creen altos mandos estadounidenses que hablaron hace unos días ante los medios.

Estos oficiales aseguraron que Rusia, principal aliado militar de Siria durante el conflicto, es en parte responsable de incumplir el trato de desarme acordado en 2013.

Según el acuerdo, mediado entre Washington y Moscú, el presidente sirio Bashar al-Assad debía dejar de usar armas químicas y entregar su arsenal para 2014.

En lugar de eso, el régimen ha seguido desplegándolo en áreas civiles, e incluso es probable que esté fabricando nuevos tipo de armamento químico.


Relacionado: Niños soldados: la otra cara de la guerra de Siria.


De acuerdo con los oficiales norteamericanos que hablaron ante la prensa el jueves pasado, el régimen ha logrado adaptar sus armas, logrando lanzar ataques desde tierra firme —no desde aeronaves como es costumbre— más difíciles de detectar.

Según los informes, el presidente Donald Trump está considerando realizar acciones para detener los futuros ataques de Siria, pero aún tiene mucho qué hacer antes de lograrlo.

“El pasado abril, el presidente se mostró dispuesto a encontrar opciones, y la fuerza militar es una de ellas”, explicó uno de los oficiales, refiriéndose a un ataque sobre una base aérea siria lanzado como respuesta al ataque con sarín del año pasado.

En lugar de eso, los oficiales dijeron que esperaban un aumento en las sanciones y mayor presión diplomática.

Aunque no ha habido un ataque químico importante desde que el sarín mató a 87 personas en Khan Sheikhoun en abril pasado, las autoridades advirtieron sobre ataques repetidos en áreas civiles, los cuales involucraron tanto cloro, como sarín.

Los químicos también actuaron como un efectivo "instrumento de terror" para infundir miedo a la población civil en las áreas controladas por los rebeldes.

Siria ha negado repetidamente llevar a cabo ataques químicos, a pesar de que informes internacionales indican lo contrario. Rusia, uno de los principales patrocinadores del régimen, ha negado cualquier conocimiento del uso de armas químicas de Siria.

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs