Publicidad
guerras y conflictos

Un español de las YPG explica las claves de la ofensiva contra ISIS en el norte de Siria

Las Fuerzas Democráticas de Siria en colaboración con la coalición internacional liderada por EEUU han iniciado una campaña para arrebatar a Estado Islámico su último territorio colindante con Turquía.

por David Meseguer
03 Junio 2016, 7:05am

Miembros de las FDS toman parte en la ofensiva de Manbij el 2 de junio de 2016. (Imagen por Rodi Said/REUTERS)

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Estado Islámico (EI) está contra las cuerdas en el norte de Siria. Hace 10 días las Fuerzas de Democráticas de Siria (FDS) — un conglomerado formado por las Unidades de Protección kurdas (YPG) y grupos árabes de la oposición moderada — y la coalición internacional liderada por Estados Unidos, iniciaron una ofensiva para arrebatar, supuestamente, Raqqa al grupo yihadista.

Desde 2013, Raqqa ha ejercido como capital del autoproclamado Estado Islámico, cuyos territorios ocupan vastas extensiones en Siria e Irak.

"El objetivo prioritario es Manbij, no Raqqa", explica a VICE News Heval, pseudónimo con el que se hace llamar un combatiente español de las YPG que ha estado combatiendo dos largas temporadas en Siria y acaba de regresar a España.

"Hay que cortar la última ruta de abastecimiento de Estado Islámico con Turquía para que no puedan entrar milicianos ni armas", explica.

Manbij y Jarablus — la ciudad más importante en la frontera con Turquía que controla Estado Islámico — están en el norte de la provincia de Alepo y son el último bastión del grupo yihadista en el norte de Siria. Su toma por parte de las FDS supondría un duro golpe y permitiría a los kurdos tener conectados los enclaves de Yazira [cuya capital es Qamishli], Kobane y Afrin.

Esta posibilidad es observada por Turquía con preocupación, quien considera a las YPG la rama siria del Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK) con quien lleva enfrentado desde 1984 en un conflicto que ya ha dejado más de 45.000 muertos.

Rebeldes apoyados por EEUU luchan para frenar la ofensiva de ISIS en el norte de Siria. Leer más aquí.

El apoyo aéreo y la participación de fuerzas especiales terrestres de los Estados Unidos en la ofensiva ha enfurecido al gobierno turco, miembro de la OTAN. Washington y Ankara viven momentos de mucha tensión como consecuencia de la colaboración estadounidense y los kurdos.

Según Reuters, en los territorios habitados mayoritariamente por población árabe y recapturados a Estado Islámico se están quedando en manos de las milicias árabes de las FDS para que no haya problemas con los locales y tratar de rebajar el nivel de crispación con Turquía.

Ayer jueves, según la Agencia France Presse la coalición realizó al menos 18 bombardeos sobre posiciones de Estado Islámico al oeste del río Eufrates suyo caudal hace de frontera natural entre la región de Kobane y Manbij.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos reportó intensos combates entre las FDS y Estado Islámico a tan solo 10 kilómetros de Manbij.

En relación a la parte noroeste de la provincia de Alepo, Médicos Sin Fronteras pedía ayer a Turquía y a la Unión Europea la apertura de sus fronteras y la proporción de refugio a las 100.000 personas que se encuentran atrapadas en lar región de Azaz.

Combatientes de las FDS cruzan un embalse del Eufrates para sumarse a la ofensiva de Manbij.

El combatiente español participó en los rangos de las Fuerzas Democráticas de Siria el pasado febrero en la toma Al-Shaddadi, importante enclave controlado por los yihadistas en la provincia siria de Hasakah.

"Con la intensificación de los bombardeos, Estado Islámico ha cambiado sus estrategias de combate. Ahora ya no se mueven en grandes grupos como antes, muchos de ellos no usan uniforme y van de civiles, usan motocicletas para desplazarse", detalla Heval en base a su experiencia sobre el terreno.

Otro de los aspectos que destaca del nuevo modus operandi de los yihadsitas es que ahora la organización de Abu Bakr Al-Baghdadi ya no mueve tanto armamento pesado como antes. Ahora, este está escondido en edificios para que la aviación de la coalición no pueda detectarlo.

Ante la disminución de la llegada de combatientes extranjeros, Heval remarca que "Estado Islámico está reclutando a muchos niños y a cualquier hombre que pueda sostener un arma. En las zonas rurales, la gente sin estudios que cría ovejas y cabras son carne de cañón para ser movilizados".

Por el contrario, señala que en la operación de Al-Shadadi, cuanto más se acercaban a Raqqa la preparación de los combatientes era mayor y muchos de ellos eran chechenos con amplia experiencia militar.

Heval también menciona que en la ofensiva en la que el tomó parte, "capturaron un gran número de terroristas procedentes asiáticos de difenrtes nacionalidades como filipinos, chinos, malayos, pero sobre todo indonesios, muchos de ellos con pasaportes que tenían estampado el visado de Turquía, la mayoría, con sellos de entrada y salida varias veces".

EXCLUSIVA: Cómo explosivos 'Marca España' pudieron acabar en manos de yihadistas sirios. Leer más aquí.

Presuntos miembro de Estado Islámico son arrestados por combatientes de las Fuerzas Democráticas de Siria el 2 de junio de 2016. (Imagen por Rodi Said/REUTERS)

Otro de los aspectos que indica, es "la masiva construcción de túneles y galerías" así como la frecuente utilización de artefactos explosivos improvisados [IED por sus siglas en inglés] algunos de ellos nuevos".

"Tienen una especie de granadas fabricadas con latas de refresco que segregan algún tipo de gas venenoso que dificultan las respiración y puedes caer enfermo", cuenta. En este senrido Heval añade: "Disponen de nuevo material explosivo que con un solo chaleco bomba pueden derrumbar un edificio entero".

En relación a la presencia, ya reportada, de unidades de operaciones especiales de Estados Unidos sobre el terreno Heval señala que en la ofensiva de Al-Shaddadi coincidió con "efectivos norteamericanos y franceses" y fueron estos últimos quienes coordinaron las operaciones.

Según detalla, "en las ofensivas van delante del grupo señalando los objetivos que debe bombardear la aviación".

Sigue a David Meseguer en Twitter: @DavidMeseguer

Sigue a VICE News en español en Twitter: @VICENewsES