medicina

Estas ovejas criadas en 'bolsas' pueden ser la solución a los nacimientos prematuros

Investigadores del Hospital Infantil de Filadelfia han desarrollado una técnica capaz de permitir el desarrollo de los fetos aún fuera del útero materno, lo que podría dar nuevas esperanzas a los padres de niños que nazcan antes de tiempo.
27 Abril 2017, 1:50am
Imagen vía Partridge et al., Nature Communications/VICE News

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Una nueva esperanza para el cuidado de los bebés humanos prematuros ha aparecido en el horizonte médico: un grupo de investigadores estadounidenses reportaron que lograron mantener con vida a corderos que nacieron anticipadamente usando sacos llenos de líquido, los cuales funcionan como vientres artificiales.

Las pruebas realizadas por un equipo de especialistas del Hospital Infantil de Filadelfia consisten en continuar el desarrollo de las ovejas en "bolsas" que ellos llaman "Biobag", las cuales permiten el crecimiento natural, como si se encontraran aún en el vientre de la madre.

Una española pide a Francia el esperma congelado de su difunto marido y choca con la ley. Leer más aquí.

Los investigadores dicen que este avance podría ser una gran noticia para los padres de aquellos bebés que nacen antes de tiempo y para quienes sobrevivir es todo un desafío, pues aunque cuenten con toda la ayuda médica posible suelen quedar con secuelas en su salud.

"Nuestro sistema evita la morbilidad severa que sufren los bebés prematuros", explicó Alan Flake, cirujano fetal en el Hospital Infantil y cabeza del grupo investigador.

El funcionamiento es así: los pulmones del feto están diseñados para funcionar dentro de líquido amniótico, y al replicar las condiciones del útero materno, los científicos esperan crear una atmósfera artificial en la cual los bebés nacidos antes de 23 semanas de gestación puedan seguir desarrollándose como deberían hacerlo hasta cumplir 28 semanas, cuando los riesgos de morir son menores.

"Si logramos desarrollar un sistema extrauterino que pueda ayudar al crecimiento y a la maduración de los órganos por solo unas semanas, podríamos mejorar drásticamente las posibilidades de los niños prematuros", afirmó Flake.

En 2035 nacerán más bebés de padres musulmanes que cristianos. Leer más aquí.

Para este estudio, cuyos resultados se publicaron en la revista científica Nature Communications, los investigadores probaron la tecnología en ovejas extraídas por cesárea con un periodo de gestación equivalente a 23 o 24 meses de la vida humana, ya que estos animales son usados frecuentemente en experimentos para tratamientos prenatales debido a su similitud con el desarrollo pulmonar de los humanos.

Los corderos fueron cuidados durante cuatro semanas dentro del prototipo más reciente que existe de esta tecnología. El sistema no necesita bombas o ventiladores externos, ya que la capacidad de los órganos poco desarrollados de los bebés puede ser forzada. En lugar de eso, el corazón del feto bombea sangre a través del cordón umbilical hacia un oxigenador de baja resistencia externo, el cual cumple las funciones de la placenta al momento del intercambio de oxígeno y dióxido de carbono.

Imagen del Hospital Infantil de Filadelfia.

Mientras están dentro de estos sacos, las ovejas mostraron un desarrollo normal, respiración regular y también abrían los ojos como lo harían dentro del vientre de su madre.

Los investigadores aseguraron que antes de poder probar esta tecnología en seres humanos son necesarias más pruebas con animales, que podrían tardar sólo unos años más. Sin embargo, el equipo investigador aclaró que esta tecnología no está pensada para sustituir la primera mitad del embarazo.

Los hospitales recurren a la impresión en 3D para salvar las vidas de los niños. Leer más aquí.

Colin Duncan, profesor de Medicina Reproductiva y Ciencia en la Universidad de Edimburgo, Escocia, y quien no participó en la investigación, dijo a VICE News que el estudio resulta "bastante atractivo y se trata de un gran avance".

"Una día esta técnica podría ayudar a manejar el nacimiento prematuro", confirmó Duncan.

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs