La lista del odio: Españoles en Acción señala con nombres y DNI a inmigrantes que reciben ayudas

La ONG, dependiente del partido de extrema derecha España2000 y que solo asiste a españoles, publica en Twitter datos personales de inmigrantes para denunciar al gobierno de Madrid por supuesto favoritismo a este colectivo en la concesión de ayudas.

|
03 noviembre 2016, 8:55am

Captura de pantalla de una imagen de la web Españoles en Acción

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Nombres, apellidos y DNI. Así es como Españoles en Acción, la pretendida ONG del partido ultraderechista español España2000, identificó la diana de su odio xenófobo la semana pasada.

La organización, que solo presta ayuda a los españoles en situación de necesidad, difundió una serie de tuits relativos a la concesión de una partida de ayudas para la vivienda de la Comunidad de Madrid con mensajes que sugerían un trato de favor hacia los inmigrantes. De esta manera, comentarios como "A los inmigrantes les dan de todo. A los españoles solo nos quieren para pagar" acompañaban una fotografía con los datos personales de algunos de los beneficiarios de supuesto origen extranjero.

"Este tipo de mensajes ponen en riesgo la integridad física de personas" asegura a VICE News Moha Gerehou, presidente de SOS Racismo y reciente víctima de un alud de insultos racistas y amenazas de muerte proferidas contra su persona en esta misma red social.

Este episodio, ocurrido el pasado mes de agosto, se originó a raíz de la publicación de un tuit en el que Gerehou expresaba su sorpresa ante la protesta de miembros de la Legión Española por la retirada del nombre de una calle franquista en Madrid.

Incitación al odio o uso indebido de los datos

Preguntado por si el contenido del tuit de Españoles en Acción podría ser constitutivo de delito, Gerehou considera que esta cuestión debería ser analizada por la Fiscalía de delitos de odio. En este sentido, Carla Vall, abogada especializada en Derecho Penal sostiene en una entrevista con VICE News, que aunque el contenido del mensaje sí podría ser susceptible de vulnerar el código penal, no se trata de un caso claro y evidente.

"Podrían darse los supuestos recogidos en el artículo 510, relativos a la difusión y promoción de delitos de odio, al entender que se está culpabilizando a estas personas, como miembros del colectivo inmigrante, de la situación de precariedad de muchos ciudadanos españoles", explica esta letrada.

Vall considera que hay base suficiente para interponer una querella pero asegura que resulta difícil de prever en que sentido resolvería finalmente un juez. A este respecto, Esther Costa, penalista y socia del Col·lectiu Ronda, sostiene que la probabilidad de que la denuncia prosperara es baja porque los comentarios del mensaje "no resultan suficientemente coactivos o amenazantes" para considerarse que infringen la ley.

'Social-patriotismo': la ultraderecha española se inspira en Le Pen para llegar al Congreso. Leer más aquí.

Sí serían penados en cambio, aclara Costa, tuits donde se instara a la agresión con el uso de términos como "linchar" o fórmulas aún más contundentes como "matar". De la misma forma, asegura esta abogada, que si el texto incluyera insultos explícitos podría incurrir en un delito de injurias.

La abogada afirma, sin embargo, que en este caso resultaría más eficaz actuar por la vía de la Agencia Española de Protección de Datos (AGPD) para denunciar "el uso indebido" de los nombres y los números del carnet de identidad de estas personas, dado que se trata de datos que fueron cedidos única y exclusivamente para optar a un paquete de ayudas públicas.

Españoles en Acción no quiso responder a las preguntas de VICE News sobre las posibles infracciones de los citados mensajes que difundieron en la red en relación a las ayudas concedidas por la Comunidad de Madrid.

Los inmigrantes como cabeza de turco

La culpabilización de los extranjeros extracomunitarios de los males y la precariedad social que viven los españoles es un discurso recurrente que suele centrarse, según Gerehou, en temas relacionados con los servicios de salud, las políticas de empleo o las ayudas sociales.

El 2011, SOS Racismo denunció la publicación en diversos medios de comunicación de informaciones que destacaban el porcentaje de inmigrantes que habían recibido ayudas para la vivienda por parte del gobierno de Catalunya en comparación con los beneficiarios autóctonos.

Un enfoque que motivó que la Secretaria de Vivienda de la Generalitat de Catalunya publicara una nota de prensa para aclarar los requisitos que se habían seguido en la concesión de estas ayudas con el objetivo de combatir las infundadas sospechas sobre un falso favoritismo dispensado a la comunidad inmigrante.

También en 2011, durante la campaña de las elecciones municipales, el líder de la xenófoba formación Plataforma por Catalunya (PxC), que entonces consiguió representación en 49 ayuntamientos catalanes, repartió cheques ficticios por valor de 4.000 euros destinados a inmigrantes también imaginarios.

En el reverso del cheque podía leerse "eso significa que de tus impuestos han sacado 600 euros por persona para que cada inmigrante reciba 4.000".

De hecho, los grupos de ultraderecha han sido y siguen siendo los mayores portavoces de la tesis que convierte a los foráneos en la cabeza de turco de todos los males en España y de muchos otros países de Europa.

En un reciente episodio que recuerda al caso del tuit de Españoles en Acción por el mal uso de los datos, el partido francés de extrema derecha Frente Nacional publicó en Facebook información sobre el alojamiento de 250 refugiados. La lista, que correspondía a los extranjeros con derecho al asilo que residían en la ciudad gala de Lourdes, fue publicada en octubre, tal y como recoge un artículo de Diagonal Periódico.

Sigue a Maria Altimira en Twitter: @MariaAltimira

Sigue a VICE News en español en Twitter: @VICENewsEs

Más VICE
Canales de VICE