Drogas

Probé tres maneras de drogarme legalmente y estas son mis calificaciones

Catnip, Popper y Modiodal.

por Diego Urdaneta
23 Enero 2019, 10:48pm

Hace algunos meses pasé una semana en microdosis de LSD para tratar mi ansiedad, siguiendo varios ensayos que encontré en internet. Fue un experimento bastante exitoso y lo volvería a hacer sin dudas. Pero eso quedó en el pasado y me molesta tener que seguir hablando de él. Tengo la costumbre de perder demasiado tiempo viendo videos en Youtube y perderme en Google. Comienzo con una entrevista y termino viendo videos de dos tipos armando un porro con Catnip, una especie de menta o hierba de gatos. He visto el Catnip en acción: pone a los gatos en un estado de euforia tremendo. Podría jurar que se drogan. Acá hay mucho material sobre gatitos confundidos por el Catnip.

Ahora, el internet es un hermoso lugar donde absolutamente todo puede pasar. Un lienzo blanco. Entonces pensé: si hay gatos drogándose con Catnip, también tiene que haber humanos. Es ciencia exacta. Me dediqué a investigar y encontré este video de dos chicos fumando porros de Catnip. Uno se vio bastante afectado y el otro no. Una ruleta rusa felina.


“La hierba de gatos es una droga legal”, pensé. Volví a Google y busqué “drogas legales” y para mi sorpresa, hay demasiadas: de fácil acceso y sin ningún dealer de por medio. Lo peor es que pueden ser bastante peligrosas, como el caso de la pega o goma de zapato. Luego de buscar en varias páginas y sitios un poco oscuros de cómo la gente se droga legalmente, seleccioné tres formas (con las que pensé que no corría algún peligro) para probarlas y anotar todo lo que me hicieran sentir.

Seleccioné tres de todas las formas legales de drogarme que encontré en internet: Popper, Catnip y Modiodal. Esto fue lo que sentí.

Popper: 10/10

El popper es el nombre común que se le da al conjunto de sustancias que conforman el nitrito de amilo, nitrito de butilo y nitrito de isobutilo. Llevaba tiempo escuchando sobre él y jamás lo había probado. No sé cuánto tiempo lleva de moda pero cada vez conozco más gente que lo consume: en fiestas, para coger o para divertirse pocos minutos en alguna reunión de amigos. Sabía que era una ráfaga de felicidad. Que no iba a durarme mucho tiempo. Que era inhalado. Pero no mucho más. Regularmente lo venden en los sex shops, así que no había que contactar a ningún amigo o algo por el estilo. Es de muy fácil acceso.

Tuve en mis manos el frasquito. Lo olí. Sentí lo más parecido a un subidón, a un rayo o ráfaga de bienestar, placer y emoción. Todo estaba bien. Mi sonrisa era del tamaño del Zócalo. Me sentí sumamente en paz con todo lo que estaba pasando a mi alrededor. A diferencia de drogas que regularmente nos ponen felices (MDMA o Marihuana) en este momento no sentí que era posible tener un malviaje. No había manera ni forma. Mis cachetes se pusieron calientes (probablemente esto tenía que ver con mi libido). Le comenté a mis amigos cosas sin sentido. Me sentía un poco más lento de lo normal. Calculo que habrán sido uno o dos minutos de subidón. Todas las personas que me hablaron de esta droga me comentaron de su uso sexual y, efectivamente, es algo que sientes que lograría elevar tu experiencia sexual. Claro que lo haré.

Catnip: 4/10

He tenido gatos a mi alrededor muchas veces. También he visto cómo se ponen cuando les das a oler el Catnip. Es muy cabrón y quisiera poder sentirme así con algo en mi vida. Básicamente es hierba para gatos o “menta gatuna, albahaca de gatos, hierba gatera”. Es una planta natural y si quieren algún dato para saber cómo hacerla crecer aquí tienen buena info.

1548280771678-bb

En físico son como unas pequeñas hojitas que quizás se parezcan un poco a la marihuana, así que quedarían perfectamente en un porro, pipa o cualquier instrumento que quieras utilizar para fumar. Tomé la pipa de un amigo y le eché un poquito. La prendí. Sabe terrible. No se parece en nada a la marihuana, es algo más bien con sabor a menta con café amargo y te da una tos tremenda y horrible. Aún me duele la garganta. Te la quema. Le di dos jalones más a la pipa y paré, no tenía sentido seguir. No me sentí drogado, diría que un poco mareado o con la cabeza ligera. Probablemente si seguía fumando iba a llegar al nivel que se requiere para sentir bien esta planta. No lo volvería a hacer.

Modiodal: 10/10

Vi Limitless y me volví loco. No tanto por lo obviamente guapo que es Bradley Cooper sino porque realmente quería con todo mi ser una pastilla que lograra en mi cerebro lo que esa pastilla logra: ser el rey del mundo. Nueva York. Ya saben. Me han hablado del Adderall y de sus efectos. Vi ese documental de Netflix sobre el Adderall del que todos hablan. Obvio. Y cada vez que tenía esta conversación me llevaban al Modiodal. Según Wikipedia, el Modiodal es un “neuroestimulante con propiedades eugeroicas y neuroprotectoras indicado para el tratamiento de la somnolencia excesiva diurna asociada con narcolepsia, somnolencia excesiva diurna asociada con apnea obstructiva del sueño y desorden del sueño por cambio de turno laboral”. Literalmente te concentra un chingo y logra que estés despierto en vez de andar durmiéndote en tu chamba. Me anoto, obviamente.

Soy una persona que se distrae fácil: el teléfono, mensajes directos de Instagram, el mail, la chamba, mis amigos, mi chava o cualquier cosa. Me cuesta demasiado no estar en cuatro lugares a la vez y siento que esto afecta mi productividad. Así que tomar esta pastilla para mí iba a ser lo más cercano de convertirme en mi estimado compadre Bradley Cooper. Me la tomé en la mañana, a las 9:00 AM. Sentí una especie de concentración y velocidad. Tenía muchísima chamba acumulada y logré sacarla bastante bien. Mis ojos veían directamente a la computadora y podía concentrarme sin que nada me sacara del lugar. Una especie de línea unía mis ojos a la pantalla y hasta que no terminara de escribir no iba a parar. Mis ideas claras. Los sonidos fuera de mi cabeza no afectaban nada. Más bien: eran una especie de banda sonora que me hacía darme cuenta que estaba haciendo mi tarea bien. No sé cómo más explicarlo. Sin dudas, lo usaría de nuevo aunque realmente no sé si esto es más o menos dañino. Me tiré un clavado a la alberca del Modiodal sin leer mucho sobre él.

PD: Este texto lo escribí en Modiodal, acá una foto de la pastilla.

1548282421861-50600978_228410878042237_797658573139083264_n
1548282283041-50989203_2097285670332436_2666302662131056640_n

Puedes seguir a Diego en Instagram.