Publicidad
Actualidad

Stan Lee fue un verdadero aliado de las personas negras

Más allá del arte, las historietas, y los héroes, Stan Lee eligió apoyar la diversidad y el movimiento de derechos civiles de una forma en que pocos lo hicieron.

por Noel Ransome; traducido por Paola Llinás
13 Noviembre 2018, 10:30pm

Imagen vía Wikipedia Commons  

Artículo publicado originalmente por VICE Canadá.

Como un joven negro amante de los cómics, las noticias repentinas de la muerte de Stan Lee a los 95 años se avecinaron hacia mí como una nube. No solo fue el creador de Black Panther, X-Men, y Spider-Man, fue también un valiente aliado de las personas negras.

Stan Lee manifestó muy claramente su falta de paciencia con el racismo y la intolerancia en 1968. En una columna titulada, “Stan’s Soapbox” —una entrega del Bullpen Bulletin que aparecía mensualmente en los cómics de Marvel entre 1965 y 2001—Lee sermoneó a sus lectores, diciendo que aunque bien no podrían llevarse bien entre ellos y con cada persona que conocían, eso no volvía permisible el odiar ciegamente a una sola persona.

Yo no estaba vivo cuando él escribió esto, pero cuando pasó lo de Charlottesville—ese momento en que los cuerpos negros fueron regresados a una época pasada—él retuiteó la columna para una generación diferente. Lo diferente entre antes y ahora, fue que Lee no obtuvo ninguna ganancia con esa opinión—nada antes, y muy poco ahora. Este era un creativo quien alguna vez se buscó con arduo trabajo su lugar en una industria de cómics de los 50 que no lo quería del todo—auto-nombrado como un truco preparado para renunciar del negocio en seco antes de su temporada Marvel. Él era el tipo más privilegiado de hombre blanco, en apariencia y oportunidad, pero usó ese privilegio para algo positivo que pocos son capaces de lograr, dado los ideales progresivos que defendió.

A lo largo de las últimas dos décadas, hemos crecido con él, siendo testigos de este hombre anciano con bigote que aparecía por breves segundos en la gran pantalla, quizás sin pensar demasiado sobre su trabajo. Cuando elogié la audacia de una película que presenta un rey y un reparto negro, nunca mencioné ni una vez que Stan Lee era un co-creador de Black Panther. Era un ferviente simpatizante del movimiento de derechos civiles, y pidió que no se diera crédito por sus simpatías, ni siquiera cuando era perjudicial para él mostrar apoyo. Ayudó a crear personajes que encarnaban un tipo de heroísmo afro como una opción para historias ausentes. Agregó mensajes progresivos en sus trabajos para las audiencias blancas a quienes podría no importarles eso antes de leerlos. X-Men, más popularmente, al ser una alegoría (humanos que tienen miedo de los mutantes) de la angustia racial que rodea el movimiento de derechos civiles. (Es una alegoría que se ha expandido por varias décadas, y más notablemente se extendió a la comunidad LGBTQ).

No estoy aquí para dar una lección de historia, pero quiero reconocer a un hombre que entendió lo que significaba ser un aliado sin tapujos a través de su voz y su arte. No solo lo adoptó por completo, lo hizo totalmente y sin ninguna preocupación auto-protectora de cómo esta alianza sería percibida por la mayoría de audiencias discriminatorias—que no podían (y no querían) ver sus palabras como ambiciosas, beneficiosas, o necesarias. Como alguien que creció receloso del tipo de alianza que convierte a los infames tras puertas cerradas, ese constante recordatorio de que nosotros —personas negras— no estábamos solos en esto, significó todo para mí.

Con ese último tuit de remembranza de parte de Stan Lee, él escribió las palabras "tan cierto hoy como lo era en 1968". Stan Lee, tu eres tan cierto hoy como siempre lo fuiste.

Descansa en paz y, "¡Excelsior!"

Sigue a Noel Ransome en Twitter.

Tagged:
marvel
stan lee
Comics!
X-Men
spiderman
películas
raza
racismo
Black Panther
entretemiento