Publicidad
La Guía VICE al ahora

Este perro fue rescatado después de que lo encontraron nadando en medio del mar

No está claro cómo llegó a una plataforma petrolera en medio del Golfo de Tailandia.

por Gavin Butler; traducido por Daniela Silva
23 Abril 2019, 1:00am

Imagen de Watchdog Thailand

Artículo publicado originalmente por VICE Asia.

La semana pasada, un perro fue encontrado nadando en medio del golfo de Tailandia. Nadie sabe de dónde vino, de quién es, o cómo terminó 220 kilómetros mar adentro. Pero lo rescataron y lo llevaron a tierra firme el lunes con una corona floral amarilla alrededor de su cuello y un nuevo nombre, "Boonrod", que en tailandés significa "sobreviviente".

Vitisak Payalaw, miembro del equipo de perforación en alta mar de Chevron Thailand Exploration and Production, estuvo entre los trabajadores que vieron a Boonrod nadar hacia su plataforma petrolera el viernes por la tarde. "Pudimos ver claramente su cabeza y el agua ondeando mientras nadaba hacia nuestra plataforma petrolera", le dijo Vitisak al Bangkok Post el fin de semana. "Si la marea hubiera estado alta, no lo hubiéramos visto".

Cuando el perro llegó a la base de la plataforma, el equipo intentó hacer de todo para rescatarlo. La operación fue una "carrera contra reloj", según Vitisak, ya que las olas generadas por el viento podían arrastrar al animal en cualquier momento. Finalmente, el equipo decidió atar una cuerda alrededor de su cuello y sacarlo del agua.

"Por fin, lo logramos", recordó Vitisak. “Lo sacamos del mar a salvo. Parecía agotado. Ahora, lo estamos cuidando y luego lo llevaremos a tierra”.

Boonrod fue tratado de inmediato con un baño y se le administraron suplementos minerales para su recuperación. El lunes por la mañana, un barco lo llevó a tierra en Songkhla, al sur de Tailandia, donde fue recibido por un equipo de veterinarios y trabajadores de la organización benéfica Watchdog Thailand. Desde entonces, ha sido trasladado a una clínica de animales para recibir más atención.

"Su condición general ha mejorado", dijo Vitisak el lunes. "Se está haciendo más fuerte y ya sonríe".

Si nadie reclama a Boonrod, Vitisak planea adoptarlo y llevarlo de regreso a su casa en Khon Kaen. Hay teorías de que sus dueños anteriores podrían ser los culpables de que acabara en medio del océano.

"Podría haberse caído de un barco pesquero o haber saltado al mar", dijo, "posiblemente para escapar de los abusos en el barco".

Sigue a Gavin en Twitter o Instagram.