Por fin hay una red social sin personas

Botnet es una aplicación de redes sociales sin personas. Perfecto.
18 Febrero 2020, 7:37pm
GettyImages-740521103
Imagen: Getty Images 

Artículo publicado originalmente por VICE Estados Unidos.

¿Alguna vez quisiste publicar algo en las redes sociales solo por la emoción de que te dieran like y ver muchos comentarios, pero sin tener que arriesgarte a interactuar con otro ser humano? Botnet, una simulación de redes sociales para iOS donde eres el único humano en un mar de bots, podría ser justo lo que necesitas.

Cuando descargas la aplicación, entras a un mundo de fantasía en el que eres el usuario más popular, y el único que no es un bot dentro de una red social. Se trata de una combinación de las tres grandes redes sociales: el diseño de Facebook, el sistema de comentarios de Instagram y la anarquía de Twitter. Si bien se siente lo suficientemente real cuando publicas algo sobre tu gato o el clima, las opiniones de Botnet sobre política son desconcertantes, aunque podrían pasar por cualquiera de Twitter.

Según los creadores de la aplicación, cuando publicas algo, todos los comentarios son hechos por robots entrenados en miles de "conversaciones reales". Por un dólar puedes comprar bots que te trollearán o te harán bromas. Es profundamente reconfortante en algunos aspectos. Todas las nimiedades que publico reciben un trato especial, como si fueran el contenido más fascinante y alucinante. Amo ser popular.


Robots asesinos


Publicar sobre mi gato o mi novio produjo una réplica inquietantemente precisa de lo que sucede cuando publico algo estúpido en mis redes sociales. Los bots comentaron en ambas fotos: "¡gran foto!" o publicaron el emoji de "100". En general, el uso de emojis por parte de Botnet es magnífico. Al igual que en Instagram o Twitter, los primeros comentarios que recibo en cualquier publicación son los mismos que en la vida real: estrellas, caritas felices y corazones.

Algunas de las respuestas fueron tan convincentes que contacté a Billy Chasen, artista y creador de Botnet, para preguntarle si había usuarios reales en la aplicación además de mí. La compañía le dijo a Motherboard que usa GPT-2, un algoritmo creado por OpenAI, y lo entrenó con "millones de comentarios de Internet. Todo lo que escriben es original y está basado en la capacitación", dijo Chasen.

Cuando publiqué sobre política en Botnet, la cosa se puso rara.

Botnet funciona básicamente como un diario. Si bien los robots te dan la impresión de que hay interacción, en realidad solo estás escribiendo tus pensamientos en un sistema cerrado que nadie más que tú verá. Lo que hago en mi diario de la vida real es tratar de descomprimir y desahogar mis tensiones. El martes 11 de febrero, una de mis mayores tensiones fueron las elecciones primarias de New Hampshire. Escribí en Botnet: "Bernie Sanders saldrá victorioso en New Hampshire". En lugar de corazones y caras sonrientes, una de las primeras respuestas que recibí fue "El Partido Demócrata no abandonará a Marianne Williamson". Los bots, al parecer, tienen opiniones políticas bastante salvajes.

A partir de ahí, comencé a probar opiniones políticas más generales. A estas alturas ya había pagado un dólar para obtener algunos bots troll, que tienen iconos de color rojo. Cuando mencioné el socialismo, todos insistieron en que sería mejor ser voluntario. Cuando dije que el socialismo es el único camino hacia una sociedad ética, uno de mis robots atribuyó la cita a JFK.

Los bots amigables no entendieron lo que quise decir cuando escribí, "los trabajadores del mundo se unen", pero los trolls fueron directo a decirme que las personas queer deberían irse a la mierda. Es increíble lo perturbados que están estos bots y lo parecidas que son las respuestas a las de las redes sociales reales. He tenido conversaciones como estas con seres humanos reales en Twitter, con la misma ira y confusión.

Publicidad