Publicidad
Este artículo se publicó hace más de cinco años.
Cultura

Dennis M. Hope es el dueño de la luna desde 1980 porque él lo dice

Reclamar un planeta como tuyo es más fácil de lo que crees.

por Rachel Hardwick
18 Abril 2013, 3:00pm


Dennis M. Hope, el dueño de la luna.

Adueñarte de un planeta es mucho más fácil de lo que piensas. Todo lo que tienes que hacer es echar un vistazo al mapa astronómico, escoger el planeta o luna que más te guste, decirle a todo el mundo que es tuyo y punto, así de fácil. Más o menos es como decirle a un hombre en un bar que la cerveza fría que acaba de pedir es tuya porque tú lo dices, sólo que es menos peligroso porque en el espacio nadie te va a meter unos chingadazos.

Dennis M. Hope es un gringo que hizo justamente eso, y ahora es el señor de la luna, de Venus, Mercurio y de una de las lunas de Júpiter. Dennis estaba sin dinero cuando empezó a coleccionar planetas y dio con una manera de rentabilizar su nuevo hobby: reclamar su titularidad legal a través de la ONU, subdividir sus tierras extraterrestres y venderlas por parcelas. Probablemente es uno de los mejores modelos de empresa que he visto (aparte de los esquemas Ponzi, obviamente, esas cosas son sagradas), y quizá por eso Dennis ha sido capaz de emplear este juego de propiedades celestiales como su única fuente de ingresos desde 1995.

A mi padre le obsequiaron un fragmento lunar este año por su cumpleaños; un regalo de la empresa de Dennis, Moon Estates. Recordé todas esas veces en que había oído hablar de regalos parecidos y pensé lo absurdo que era. ¿Cómo podía alguien ser dueño de la luna? Decidí llamar a Dennis y poner mi cinismo sobre la mesa. 


El título de propiedad del fragmento lunar del padre del autor.

VICE: ¿Cómo acabaste vendiendo trozos de luna?
Dennis M. Hope: Empecé a hacerlo en 1980, cuando me estaba divorciando. Estaba sin dinero y pensé que podría ganar algo si tuviera alguna propiedad. Vi la luna por la ventana y me di cuenta de que ahí habían muchísimas propiedades. Fui a la biblioteca y miré el Tratado Sobre el Espacio Ultraterrestre y, en el artículo II, claramente se indica que: "Ninguna nación por apropiación tendrá soberanía o control sobre cualquiera de los organismos descentralizados". Es decir, que era tierra de nadie.

¿Pero como la adquiriste?
Rellené una solicitud de propiedad para la luna, los otros ocho planetas y sus lunas y lo envié a la Organización de Naciones Unidas con un nota que decía que mi intención era subdividir y vender las propiedades a quien las quisiera. Les dije que si tenían algún problema legal con eso que me lo hicieran saber.

¿Se pusieron en contacto contigo?
Nunca me contestaron. ¡Debería darles vergüenza! Nunca me he enfrentado a ningún gobierno para reclamar mi propiedad. Mucha gente me ha dicho que no tengo derecho a hacer esto, pero eso es opinión de cada uno.

¿Cuánto has vendido hasta ahora?
Bueno, este ha sido mi único trabajo desde 1995, que es cuando empecé a dedicarme a tiempo completo. Hemos vendido 611 millones de acres de tierra de la luna, 325 millones de acres en Marte, y entre Venus y Mercurio, unos 125 millones de acres.


Dennis con su mapa de la luna. Las marcas rojas son las áreas que ya ha vendido.

¿Quién compra estas tierras?
Todo el mundo. Nuestro propietario más joven es un recién nacido en Alemania y el más viejo tiene 97 años. Tenemos propietarios que son políticos de todo el mundo, incluyendo tres ex presidentes de los Estados Unidos: Jimmy Carter, Ronald Reagan y George W. Bush. No compraron las propiedades ellos mismos; los asistentes de Carter y Reagan compraron las suyas y un cliente compró la de George W. Bush para dársela. Tenemos clientes en 193 países en este planeta y somos más conocidos como la Unión Astronómica Internacional.

Si te soy sincera, no sabía qué era eso hasta hace un momento, cuando lo busqué en Google. Entonces, ¿cuánto cuesta un pedazo de luna y qué tamaño tiene? Relativamente, ¿es accesible?
La titularidad más pequeña que se nos puede comprar es un acre. La más grande que vendemos la llamamos propiedad "tamaño continente", de unos 5.332.740 acres, que cuesta 13.331.000$. Aún no hemos vendido ninguna de esas, pero sí hemos vendido muchas parcelas de 1.800 a 2.000 acres. Tenemos 1.800 compañías en el planeta que nos han comprado propiedades con intenciones específicas, incluyendo las cadenas hoteleras Hilton y Marriot.

¿Así que la gente esta comprando tierras con la intención de hacer algo con ellas realmente? ¿O es algo que hacen por la novedad?
Bueno, la definición de novedad es "algo que es único, con calidad de nuevo, un producto de pequeña producción masiva", ahí encajamos exactamente. No me importa que la gente lo llame novedad. De hecho, nuestra historia nos muestra que el 17% de la gente compra el producto porque es una novedad. Pero también sabemos que el 42% de la gente registra la propiedad en nombre de una fundación; o sea, que se lo toman más en serio. Y claro, también sabemos de compañías más grandes que poseen tierras tienen una intención específica para ellas.

¿Sabes si alguien ha comenzado a desarrollar estos proyectos ya?
Todavía no, ya que no hay una manera fiable de ir y volver. 


Una copia de la Constitución Lunar y la carta que recibes cuando compras tierras en la luna. 

Ah, claro. ¿Cómo vas a proteger todas estas propiedades?
En 2001 recibí 163.000 emails de clientes que me preguntaban eso. La decisión que tomamos fue montar una nación democrática llamada "Gobierno Galáctico". Nos llevó tres años escribir la constitución y la subimos a la red en marzo del 2004, cuando ya teníamos 3,7 millones de propietarios y 1.735.632 votos a favor de la ratificación. Así que ahora somos una nación soberana ratificada constitucionalmente. Actualmente tenemos una diplomacía con 30 gobiernos en este planeta y estamos intentando que nos reconozcan todos los que podamos, ya que nuestra intención es unirnos al Fondo Monetario Internacional.

¿En serio?
Sí. Aunque no estemos localizados en la Tierra, tenemos una moneda para nuestro gobierno. Somos el único gobierno que tiene respaldo para su moneda, tres reservas de helio en la superficie de la luna. Tenemos reservas de helio por valor de seis cuatrillones de dólares en nuestra tesorería ahora mismo.

Eso es una locura. O sea que, técnicamente hablando, si alguien quiere tus tierras o hacer lo que sea en luna, ¿necesitan tu permiso?
No, porque en el mismo tratado en el que yo reclamé la titularidad de esas propiedades hay un artículo que dice: "Todas las naciones de este planeta tendrán el derecho de explorar." Así que no nos importa si algún gobierno sube a explorar la zona. Lo que sí nos importa es que quieran construir instituciones permanentes en organismos planetarios, ya que no tienen el derecho legal porque no son de su propiedad.

Si en un siglo hay la posibilidad de construir en la luna, ¿qué pasaría?
En 2008, el Gobierno Galáctico patentó el primer sistema anti-gravedad. En esencia, esta nave podría viajar desde la Tierra a la luna en 30 minutos. Anticipamos que nuestros problemas prácticos se resolverían en tres o cinco años, y esperamos estar sobre la luna construyendo la primera ciudad en 2020.


La bandera del Gobierno Galáctico. 

Wow. ¿Cómo será esa ciudad?
Creemos que debería ser una pirámide de cuatro lados cerrada, de tres kilometros de superficie en la base y dos y medio de altura, con 62 billones de metros cuadrados en su interior. Las dos primeras plantas serían para la agricultura y la ganadería; la agricultura nos ayudaría con el reaprovisionamiento de oxígeno del edificio, además de disponer de depuradoras de oxígeno. Será completamente seguro y todos los elementos serán probados antes de alojar a nadie. Ya tenemos a una plantilla de empleados haciendo cola.

¿Sería también una base para la empresa?
Bueno, cabrán unas 70.000 personas, por lo que cada gobierno de este planeta estará representado y tendrá una oficina ahí. Habrá restaurantes, hospitales y teatros. Todas las cosas que puedas encontrar en un cualquier ciudad de este planeta.

Qué ambicioso. ¿Te han salido muchos oponentes desde que empezaste a vender la luna?
He tenido algunas respuestas negativas, pero la mayoría de las respuestas que he recibido son muy positivas. En los 32 años que llevo haciendo esto, seis personas me han pedido que les devuelva su dinero. He tenido 6.011.000 de clientes por ahora, lo que indica que la mayoría están muy satisfechas con lo que estamos haciendo. Después de todo, si la gente no quisiera comprar estas tierras,  yo no tendría un negocio.

Tienes razón, Dennis. ¡Gracias!

Tagged:
Space
nasa
The Moon
Space Travel
Vice Blog
Dennis M Hope
buy the moon
who owns the moon?
living in space
the moon looks boring and grey