Un ginecólogo congoleño gana el premio más importante de Europa en materia de Derechos Humanos por su labor con las víctimas de violaciones

Más de 1100 mujeres y niñas son violadas cada día en la República Democrática del Congo, donde la violación se utiliza habitualmente como un arma de guerra. El dr. Mukwege, último ganador del Premio Sájarov, ha tratado a 19.000 de ellos.

|
26 noviembre 2014, 12:50pm

Imagen vía Reuters

El Parlamento Europeo otorgó el martes su premio más importante en materia de derechos humanos al Doctor Denis Mukwege, un ginecólogo oriundo de la República Democrática del Congo (RDC), por su labor en el tratamiento de víctimas de violencia sexual en un país asolado por la guerra, también conocido como "la capital de las violaciones".

Más de 1.100 mujeres, niñas y niños son violados cada día en la RDC. Mukwege describió los crímenes, en la recogida del premio, como signos de una sociedad que ha sido destruida, instando a un esfuerzo unitario para restaurar la paz y la justicia tras 15 años de conflictos devastadores.

Mukwege es el fundador del Hospital Panzi en Bukavu, el cual ofrece ayuda física y psicológica a mujeres que han sido víctimas de violencia sexual — quienes muchas veces también han recibido abusos por parte de las fuerzas rebeldes.

El premio Sájarov a la Libertad de Conciencia 2014 se instauró en 1988 en honor al disidente ruso Andrei Sakharov. Desde su creación, algunos de los más destacados galardonados han incluido tanto a personalidades excepcionales como Malala Yousafzai, Aung San Suu Kyi, Kofi Annan, así como a referentes importantes de las Naciones Unidas y de la Primavera Árabe.

Mukwege se ha impuesto al movimiento ucraniano pro europeo Euromaidán, que tuvo un representante en la ceremonia, y a la activista de derechos humanos azerbaiyana Leyla Yunus, quien también estaba nominada y que fue representada por su hija en Estrasburgo.

Mukwege ha tratado a más de 19.000 supervivientes en los más de 15 años desde que empezó el conflicto.

En un discurso ante una numerosa audiencia en la Eurocámara, dijo: "En cada mujer violada veo a mi mujer. En cada mujer violada veo a mi madre. Y en cada niño veo a mis hijos".

"En el resto del mundo tomaríamos las calles para denunciar esta horrible situación. En el Congo se reduce a meros artículos de prensa... como simples señas de una sociedad que ha sido destruida".

La Caza Furtiva y la Guerra Civil no son las Únicas Amenazas a las que se enfrenta la Menguante Población de Gorilas de Montaña en África. Leer más aquí.

Mukwege dijo a los eurodiputados reunidos en el parlamento que, "al igual que todo ser humano", él preferiría ser capaz de olvidarse de estos atroces crímenes", pero "¿cómo puedo permanecer en silencio cuando durante más de 15 años hemos presenciado escenas a las que, incluso, los ojos de un cirujano no podría acostumbrarse?".

En octubre de 2012 Mukwege sobrevivió a un intento de asesinato, en el que sus hijos fueron amenazados con armas de fuego, y uno de sus guardias de seguridad perdió la vida. Se desconoce el móvil de los agresores, no obstante, se cree que el ataque pudo haber tenido relación con su trabajo humanitario.

Cuando Mukwege finalizó su discurso el miércoles, un grupo de activistas congoleños que habían viajado desde el país para asistir a la ceremonia entonaron conjuntamente una canción. Ya fuera de la Eurocámara, dijeron que tenían la esperanza de que el mundo finalmente se estuviera dando cuenta de la gravedad de la situación en su país.

El gerente del Hospital Panzi, Maurice Likewoke, dijo a VICE News que estaba desesperado porque la comunidad internacional no se olvidase de ellos en este momento.

"Por favor, dad vuestro apoyo a los congoleños para que tengan un nuevo futuro. Por favor, alzad vuestras voces por la gente del Congo. Los jóvenes de la Unión Europea representan a la civilización, y eso es lo que necesitamos".

Liwoke sonrió para una foto, y de repente dejó de sonreír. "No puedo sonreír cuando la gente de mi país está muriendo".

Por otro lado, añadió que era fundamental aclarar que la violación se está utilizando como arma de guerra, y que no es sólo física y psicológicamente perjudicial para las mujeres, sino para comunidades enteras también. "Destroza a las personas. Es como un cáncer".

El Hospital Panzi ofrece ayuda integral, que incluye apoyo psicológico, socio-económico y legal, a las víctimas de violencia sexual.

La periodista independiente, Susan Schulman, quien visitó el Hospital Panzi en 2010, dijo a VICE News que admiraba profundamente la obra del hospital. Schulman dijo que había un "ambiente constructivo muy positivo. Las violaciones de las que han sido objeto estas mujeres son horribles, no se pueden describir con palabras. Pero a pesar de ello, estas mujeres demuestran un coraje, unas ganas de vivir y de alguna manera una capacidad de sobrevivir admirables que se pueden respirar en el ambiente".

La periodista añadió: "No hay nadie como Mukwenge. Él sólo ha conseguido poner en el mapa los problemas de las violaciones en grupo en el este del Congo".

El presidente del Parlamento Europeo, Martin Schultz, dijo en la presentación del doctor: "No podemos ni imaginarnos la pena y la miseria a la que tiene que enfrentarse en su trabajo en el hospital. Nos gustaría extender nuestro más profundo respeto por la labor que hace día a día".

Schultz quiso destacar además, que las mujeres y las niñas son las víctimas más olvidadas de la guerra, y que la impunidad de las violaciones en conflictos armados es algo que debe terminarse.

Mukwege finalizó su discurso dirigiéndose a los habitantes de la RDC, en lugar de a la comunidad internacional. "Depende de nosotros, de los congoleños, que creemos nuestras leyes, nuestra justicia y nuestro gobierno para el interés de todos nosotros, y no sólo para el interés de unos cuantos".

"El premio es un símbolo de la libertad de pensamiento. Es un derecho que se nos ha arrebatado. Un derecho al que, con nuestro terror y opresión, a veces parece que hayamos renunciado".

"Hoy Europa está expresando su solidaridad con nosotros frente al mundo entero. Caminemos juntos para garantizar que la paz y la justicia se reestablezcan en el Congo".

Sigue a Sally Hayden en Twitter: @sallyhayd

Más VICE
Canales de VICE