La nueva tendencia en Canadá es el turismo de lujo del cannabis

¿Quién no querría irse de excursión a las Montañas Rocallosas y fumarse un porro?

por Nadja Sayej; traducido por Álvaro García
|
07 enero 2019, 5:00pm

Imagen vía Wikipedia Commons

Artículo publicado originalmente por VICE Canadá.

Un empresario chino se subió a un jet privado el mes pasado, aterrizó en Canadá y se fue de excursión a la Cordillera de las Cascadas en Columbia Británica.

Y luego fumó un porro gigantesco.

Esta experiencia costó 9,272 dólares. Es parte de un tour de 'excursionismo' organizado por Butiq Escapes, una compañía de turismo de lujo del cannabis con sede en Victoria, en Columbia Británica, en el cual un guía de excursionismo te recoge en un aeropuerto privado, fuma contigo en las montañas y te proporciona un servicio de alimentos (para un grupo de hasta cuatro personas) que incluye almuerzo y cena.

Ahora que se espera que los canadienses gasten 5,190 millones de dólares en ventas de marihuana en 2019, no es de extrañar que esté surgiendo una oleada de compañías del turismo de lujo del cannabis. Estas empresas ofrecen itinerarios hechos a la medida de los turistas de alta gama que desean sumergirse con estilo en la cultura de la marihuana, ya sea con masajes con aceite de cáñamo de 155 dólares, una cena con infusión de cannabis por 130 dólares o una boda cannábica por 2,225 dólares.

"Estamos ofreciendo la experiencia más refinada para los entusiastas del cannabis que no se alinean con la mentalidad del 'consumidor típico'", dijo Ryan Clark, propietario de Butiq Escapes. "Queríamos ser los primeros en ofrecer una experiencia más sofisticada, ya que ninguna otra agencia de viajes en el país parecía querer adentrarse en este mercado, pero no somos tímidos y amamos el cannabis, así que fue una buena opción".

Clark no está solo, ya que los chefs de todo el país se están subiendo al tren de los viajes de lujo. Desde el 17 de octubre, Canadian Kush Tours en Toronto ha organizado más de una decena de tours privados, desde recorridos por salas de vapor de lujo hasta un bar de bodas cannábicas por 2,225 dólares y paquetes como "Hang with the Herb", donde, por 297 dólares puedes pasar el rato con una mascota en forma de hoja verde llamada Herbert "The Herb" Kushman, que está disponible por 99 dólares la hora para eventos corporativos o fiestas. Podría sonar como un timo pero estos empresarios están satisfaciendo una necesidad.


Relacionados:


"El turismo del cannabis será una parte saludable de la industria del turismo, que aún no ha adoptado el cannabis", dijo el fundador de Kush, Neev Tapiero. "Tenemos diferentes paquetes de precios para diferentes personas. La gente tiene más probabilidades de gastar más, o derrochar, mientras está de vacaciones, y las experiencias personalizadas son tendencias modernas en el mercado turístico actual".

El Spa Ste. Anne en Grafton, Ontario, ofrece tratamientos de masaje cannábico con aceite de CDB de cáñamo, por 115 dólares. "Es una forma de desconectarse del estrés en tu vida y enfocarse en la curación, el rejuvenecimiento y la reconexión con tus seres queridos", dijo Wanda Hoehn, directora de ventas y marketing del spa. “El masaje no ofrece ningún tipo de sentimiento de euforia ya que no hay THC en nuestro aceite de CDB. El aceite proporciona efectos terapéuticos como propiedades antiinflamatorias y de alivio del dolor".

Desde la legalización de la marihuana en Canadá, Canna Tours, en Victoria, CB, ha visto un aumento en las reservaciones para el Año Nuevo, ya que suelen atraer a la gente VIP amante de la fiesta en busca de la novedad de fumar en una limusina.

"Nuestros viajes grupales también son muy populares en las despedidas de soltero, donde podemos personalizar cada tour con otras actividades como visitas a cervecerías o acceso VIP a nuestros clubes asociados", dijo Gavin Surerus, fundador de Canna Tours. "También ofrecemos paquetes personalizados para eventos de cannabis, como celebraciones 420 en Vancouver y festivales de música que también son muy populares y se agotan rápidamente".

A pesar de que suena como un centro para fiestas, hay algo más que solo prender un porro y fumar: hay un aspecto educativo sobre las microdosis, los comestibles, el vaping y más. "Parece que nuestros clientes disfrutan aprendiendo sobre las diferentes formas de consumir cannabis", dijo Surerus. "Exploramos los diferentes beneficios de cómo el cannabis tópico, comestible y concentrado puede ser una alternativa al método tradicional de fumar la planta".

Travis Petersen, un chef del cannabis de Edmonton y propietario de The Nomad Cook, quien organiza cenas "secretas" en todo el país, es parte del auge de la comida con infusión de cannabis. Por 130 dólares, cada invitado (mayor de 19 años) recibe un menú de cinco platillos con infusión de cannabis, en el que cada dosis es personalizada por Petersen, dependiendo de la tolerancia de cada individuo. A pesar de que no se sirve alcohol durante la cena, hay cocteles sin alcohol que contienen CDB.

En vista de que los hoteles y condominios canadienses prohíben fumar marihuana en lugares cerrados, Bud and Breakfast es la versión cannábica de AirBnB, la cual ofrece sitios de alquiler de alta gama para fumar, incluido The Teapot House en CB.

Parece que Elon Musk no es el único pez gordo fumando porros. Clark afirma que su clientela en Butiq Escapes son en su mayoría directores ejecutivos de compañías que salen en la lista de Fortune500 y sus nombres no pueden ser revelados. Provienen "de lugares donde sus propios gobiernos les han prohibido consumir cannabis", dijo Clark. "Es un tema que tenemos que tratar con delicadeza porque algunos gobiernos extranjeros pueden causar problemas a nuestros clientes si se enteran".

Sigue a Nadja en Twitter.

Este artículo apareció originalmente en VICE CA.

Más VICE
Canales de VICE