Publicidad
Music by VICE

18 años de “Stan”, la novela más emblemática en la historia del rap

Ya van casi dos décadas desde aquella memorable colaboración entre Eminem y Dido. Aun así, nos sigue haciendo derramar las mismas lágrimas del primer día.

por Cristian Cope
11 Diciembre 2018, 11:35pm

¿Qué mas se puede decir de Eminem?

¿Que es el mejor rapero blanco de todos los tiempos? Está más que claro. ¿Que es el rapero favorito de tu rapero favorito? Sin duda alguna. ¿Que está en una cruzada para derrocar el mumble rap actual con punchlines líricos directamente traídos de la época dorada del género? Todos lo sabemos.

Por estos días, tal vez solo haya una pregunta difícil de asociar con la extensa y gloriosa carrera de Marshall Mathers: ¿cuál es su puta mejor canción?

Desde aquel febrero de 1999, año en que Dr. Dre decidió confiar en un extrovertido chico blanco de Detroit para lanzar The Slim Shady LP a través de su propio Aftermath Entertainment, Eminem se ha convertido en un dispensador infinito de majestuosidades raperas. Desde su aclamado álbum debut en el sello de Dre, pasando por su monumental obra magna, The Marshall Mathers LP; hasta llegar a su inesperado, explosivo y reciente Kamikaze, el ilustre ha dejado todo un legado de temas descomunales, memorabilia viva para cualquier persona que quiera adentrarse en el universo del hip hop. Pero, en lo que seguramente coincida una gran parte de los seguidores más fieles de Mathers, es que uno de sus temas más trascendentales nos ha venido acompañando en espíritu, alma y cuerpo desde hace más de 18 años. "Stan", esa divina y memorable colaboración grabada junto a la cantautora británica Dido.

1544566463658-Eminem-Dido
Imagen de archivo.

Incluido en su tercer álbum de estudio, The Marshall Mathers LP, "Stan" fue lanzado el 21 de noviembre del año 2000 como el tercer sencillo del disco, luego de los exitosos "The Real Slim Shady" y "The Way I Am". Producida por el productor neoyorquino The 45 King, sampleando fragmentos y letras de la canción "Thank You" de Dido, "Stan" consagró a Eminem como narrador, alejando su persona del tradicional circuito rapero para llevarla a terrenos letrados e imaginarios pocas veces alcanzados por el género predilecto de la calle.

Utilizando la figura de un fanático empedernido llamado Stanley "Stan" Mitchell, el cual se autoproclama "el fan más grande de Eminem", Mathers logró construir una serie de apartados que se conectan natural y genuinamente, exponiendo crudamente las dificultades que conlleva ser un admirador radical de un artista musical.

Lidiar con la fama abrumadora, esperar ansiosamente una respuesta de tu ídolo en el viejo buzón de correo, contemplar el suicidio noche tras noche, y sentir la necesidad inminente de arrastrar al abismo contigo a las únicas personas que tienes a tu lado, son algunas de las sensaciones que "Stan" logró engranar en nuestros corazones. Su video, dirigido por Philip G. Atwell –conocido por ser el director y productor ejecutivo del famoso The Up in Smoke Tour– y protagonizado por el actor canadiense Devon Sawa –quien interpreta a Stan– y la misma Dido, todavía se mantiene como la historia más trágica y triste en el campo audiovisual del rap.

"Stan", a la par de "Lose Yourself", podrían ser las dos canciones más aclamadas por la crítica musical a lo largo de la discografía de Eminem. Su auge inclusive llegó a la prestigiosa Universidad de Oxford en el Reino Unido, convirtiendo "Stan" en un sustantivo informal que define a "un fanático u obsesivo entusiasta de una celebridad en particular". Pero lo que hace especial a "Stan", más allá de su deslumbrante composición lírica, es la capacidad de Marshall Mathers para ponerse en los zapatos de sus seguidores más devotos, creando un álter ego con el que siempre se podrá identificar cualquier admirador apasionado de la música y, a su vez, mostrándole a sus detractores que su inventiva va mucho más allá de hablar de un simple muchacho con el cabello teñido.

Conéctate con Noisey en Instagram.