Publicidad
oriente medio

Se abre en la ONU un camino para poner fin a la guerra en Siria

Después de haber declarado un alto al fuego, los rebeldes al régimen de Bashar al-Assad y miembros de su gobierno buscarán llegar a acuerdos sobre el futuro del país en una reunión en febrero próximo, la cual estará acompañada de Rusia, Turquía e Irán.

por David Gilbert
30 Enero 2017, 2:23pm

Imagen vía Igor Kovalenko/EPA

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

La guerra en Siria podría escribir su capítulo final. Rusia, Turquía e Irán, se han mostrado a favor de la participación de los grupos rebeldes en los acuerdos de paz que se llevarán a cabo en la siguiente cumbre de las Naciones Unidas en Ginebra, programada para febrero, en la que se buscará mantener el cese al fuego que se ha logrado en algunas zonas de Siria. Sin embargo, los líderes rebeldes parecen no estar muy contentos con los resultados obtenidos con las últimas negociaciones.

Los esfuerzos de Rusia para poner fin a los seis años de la guerra en Siria, que ha cobrado cientos de miles de vidas y desplazado a millones más, llegan justo después de un cese al fuego entre los rebeldes y el gobierno sirio, logrado con ayuda de Turquía, y poco tiempo después de la decisiva victoria de Bashar Assad en la importante ciudad de Alepo.

A través de un comunicado en conjunto, Rusia, Turquía e Irán reconocieron que existe "una urgente necesidad para acelerar el proceso de negociación" con la oposición rebelde, la cual está programada para llevarse a cabo bajo la supervisión de la ONU.

Los jóvenes que desataron la revolución siria hablan de cómo empezó todo. Leer más aquí.

¿De qué han servido las negociaciones?

Después de dos largos días de diálogo en la remota ciudad de Astaná, en Kazajistán; Turquía, Rusia e Irán han prometido establecer una comisión trilateral que supervise y refuerce el actual cese al fuego en Siria, el cual entró en vigor el mes pasado. Sin embargo, el documento definitivo no ha sido firmado por los representantes del gobierno sirio ni las fuerzas rebeldes.

En un comunicado, el ministro de asuntos exteriores de Kazajistán, Kairat Abdrakhmanov, dijo que los tres países usarían su "influencia" para fortalecer la tregua, aunque no dio ningún detalle sobre cómo lograrían hacerlo.

¿Por qué demonios Rusia se ha metido en Siria? — Te explicamos las claves. Leer más aquí.

Bashar al-Ja'afari, embajador de Siria en Naciones Unidas y quien dirigió la delegación del gobierno, aseguró que las pláticas han sido un éxito, añadiendo además que el cese al fuego ya ha sido acordado "durante un periodo determinado de tiempo", pero tampoco dio detalles al respecto.

Este alto al fuego se logró cuando Irán —aliado clave de Assad— aceptó ser el tercer garante del pacto, uniéndose a Rusia y Turquía. Pero la inclusión de Irán molestó a los grupos rebeldes, y al finalizar las reuniones, dejaron en claro que no negociarían con el gobierno iraní, declarando que "no tiene voz en el futuro de Siria".

¿Por qué los rebeldes no aceptan los acuerdos de paz?

Los rebeldes han acusado a Turquía de mostrarse débiles durante las negociaciones, y aseguraron que ellos no habrían apoyado el acuerdo realizado. "Irán es líder en varias áreas de ofensiva militar y ha realizado desplazamientos de miles de sirios, causando un derramamiento de sangre. Este comunicado sólo confirma su participación", dijeron los rebeldes.

El cese al fuego no incluye al Estado Islámico ni a Jabhat Fatah al-Sham, grupo conocido anteriormente como Frente al-Nusra, previamente ligado Al Qaeda.

Las pláticas realizadas en Astaná son el primer encuentro cara a cara entre los representantes del gobierno de Assad y las fuerzas de oposición siria desde que la guerra civil estalló en 2011.

Un importante grupo yihadista de Siria rinde tributo a un joven residente en Barcelona. Leer más aquí.

El lunes durante las negociaciones, Mohammad al-Alloush, líder político de uno de los grupos rebeldes conocido como Ejército del Islam, aprovecharon la oportunidad para referirse al gobierno como "un régimen déspota y sangriento". En respuesta, al-Ja'afari los acusó de hacer comentarios provocativos de manera intencional y los catalogó como "grupos terroristas armados".

Ante estos hechos, los diplomáticos se encontraron en medio de los dos grupos tratando de rescatar los avances alcanzados durante los primeros diálogos. El enviado de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, estaba presente sólo como un observador, pero amplió su papel con tal de lograr un resultado más positivo.

Los acuerdos logrados en Astaná podrían preparar el camino para que Naciones Unidas logre mayores avances durante las pláticas programadas en Ginebra el siguiente 8 de febrero, donde se discutirá el futuro político de Siria.

Sigue a VICE News en español en Twitter: @VICENewsES

Tagged:
VICE News
iran
Siria
Rusia
Estado Islámico
Suiza
Acuerdos de Paz
Turquía
ONU
Ginebra
Kazajistán
grupos rebeldes