Publicidad
narcotráfico

Así terminó la carrera delictiva de este pandillero que trabajaba para los narcos

Ricardo Valles De La Rosa trabajó durante décadas para el Cártel de Juárez y su misión era eliminar a sus enemigos; es decir, a la gente del Cártel de Sinaloa. Ahora tras ser juzgado, pasará toda su vida tras las rejas, en una prisión de EE.UU.

por VICE News
24 Julio 2017, 11:45pm

Imagen vía Esteban Biba/EPA

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Ricardo Valles De La Rosa, también conocido como 'El Chino', trabajó durante décadas para el Cártel de Juárez. Su misión: eliminar a sus enemigos, toda la gente que trabajaba para el Cártel de Sinaloa.

Por eso el 13 de marzo del 2010 asesinó a tres personas que trabajaban en el consulado de Estados Unidos en Ciudad Juárez. Una empleada estadounidense y su esposo fueron baleados a plena luz del día.

Valles los asesinó porque pensó que eran informantes del sinaloense, Joaquín 'El Chapo' Guzmán, quien se disputaba con el cártel local las rutas para el trasiego de droga a EE.UU.

Se reactiva la violencia en Sinaloa, cuna de 'El Chapo' Guzmán. Leer más aquí.

Desde muy joven se había unido a una pandilla que sirvió como brazo armado del Cártel de Juárez: Barrio Azteca.

Fue detenido unos meses después y extraditado a Estados Unidos en septiembre del 2015 acusado de asesinar a funcionarios de ese país.

La semana pasada fue sentenciado a cadena perpetua, informó el Departamento de Justicia. Ante una jueza en Texas admitió que asesinó a la empleada estadounidense, su esposo y un amigo porque se "equivocó".

Sin embargo ese no era el único delito de Valles De La Rosa: según la acusación en su contra, durante años participó en una gran cantidad de actividades criminales, desde narcotráfico, extorsión, lavado de dinero, secuestros y asesinatos.

El excapo del narcotráfico Héctor Palma, socio de El Chapo Guzmán, ya está en México. Leer más aquí.

Su carrera delictiva comenzó en 1995 cuando Valles se convirtió en un miembro de la sangrienta pandilla Barrio Azteca, y fue encarcelado en una prisión en Estados Unidos.

Después de su liberación fue deportado en el año 2007 a su natal país, México, y a Ciudad Juárez, donde comenzaría a trabajar para el cártel que lleva el mismo nombre. Rápidamente se hizo temer: era despiadado y además controlaba las extorsiones y la prostitución en este lugar.

Ricardo Valles De La Rosa, de 53 años, que era temido por sus prácticas para hacerse respetar, ahora pasará toda su vida en una prisión norteamericana. Vestido de color naranja y en una celda de tres metros cuadrados.

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs

Tagged:
VICE News
mexico
Narcos
latinoamerica
asesinato
GUERRA
ciudad juarez
pandillas
Estados Unidos
Consulado