Publicidad
Siria

En imágenes: así era el barrio kurdo de Alepo antes que islamistas y régimen lo bombardeasen

Sheikh Maqsoud es un barrio de mayoría kurda del norte de Alepo en el que hoy 30.000 habitantes resisten a los bombardeos islamistas, que incluso han utilizado armas químicas. En diciembre de 2012, compartimos una semana con sus habitantes y las YPG.

por David Meseguer
02 Mayo 2016, 1:35pm

Due miliziani dell'YPG di guardia a Sheikh Maqsoud, con la fortezza di Aleppo sullo fondo. (Imma David Meseguer/VICE News)

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

La tregua alcanzada entre el régimen sirio y la oposición el pasado 27 de febrero ya es solo un recuerdo. En las últimas semanas, los combates entre el ejército sirio y la oposición se han intensificado especialmente en la ciudad de Alepo, dejando más de 350 muertos civiles.

Entre los bombardeos indiscriminados de ambos bandos, cabe destacar el ataque a dos hospitales. El primer ataque llevado a cabo por aviones del régimen el tuvo como objetivo el hospital Al-Quds — apoyado por Médicos Sin Fronteras y por otras organizaciones— y otros edificios colindantes que se saldó con al menos 55 muertos. Entre los fallecidos se encontraba el último pediatra de Alepo, el doctor Mohamed Wasim Maaz.

El segundo ataque a un centro hospitalario se produjo el pasado 3 de mayo, cuando según la agencia gubernamental SANA "organizaciones terroristas" atacaron con proyectiles el hospital de Al-Dabit en el barrio de Al-Muhafaza, bajo control gubernamental. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) informó de al menos 19 muertos y unos 80 heridos por cohetes lanzados por facciones islamistas sobre el oeste de Alepo..

Mientras los muertos en la zona gubernamental y de la oposición reciben atención mediática, existe un barrio de Alepo del que apenas se habla. Se trata de Sheikh Maqsoud, un barrio de mayoría kurda situado al norte de la ciudad. Cuando en julio de 2012 la guerra llegó a esta urbe, los alzados se hicieron con el control del este de la ciudad y el gobierno de Bashar al-Assad con los barrios del oeste. Bajo control de la milicia kurda de las Unidades de Protección Popular (YPG) quedaron los suburbios de Ashrafiyeh y Sheikh Maqsoud.

La voluntad del Partido de la Unión Democrática (PYD) — la principal formación de los kurdos de siria e ideológicamente afín al Partido de lo Trabajadores del Kurdistán (PKK) — desde que en julio de 2012 se hiciera con el control de vastas zonas al norte de Siria y de estos suburbios de Alepo, ha sido mantener alejados a régimen, oposición y grupos como el Frente al-Nusra o Estado Islámico de sus territorios.

Hasta 2013 esta zona de la ciudad quedó al margen de la guerra, pero desde esa fecha tanto gobierno como oposición han bombardeado Sheikh Maqsoud para acabar con las YPG y tomar este estratégico barrio. Los avances del ejército sirio a principios de este años y la posibilidad que complete el cerco a la ciudad aislando la zona este controlado por los rebeldes, ha intensificado la lucha por la toma de Shekh Maqsoud.

Testimonio y desesperación de una familia en Sheikh Maqsoud.

Quien en la actualidad está castigando severamente este vecindario donde todavía residen 30.000 habitantes es la facción islamista Ejército de la Conquista, coalición formada, entre otros grupos por el Frente al-Nusra — la franquicia de Al-Qaeda en Siria — y Ahrar al-Sham. Precisamente, la semana pasada Amnistía Internacional publicó un informe donde denunciaba el uso de armas químicas por parte de este grupo rebelde sobre Sheikh Maqsoud.

Según el mismo reporte, sólo en abril murieron al menos 83 civiles, de los que 30 eran niños, como consecuencia del uso de los "cañones del infierno" por parte de grupos de la oposición. Este tipo de morteros de fabricación casera suelen disparar, sin ningún tipo de precisión, bombonas de gas usadas para cocinar repletas de pólvora.

En Diciembre de 2012 cuando Alepo ya llevaba más de medio año sumido en la guerra civil, VICE News visitó Shekh Maqsoud y compartió una semana con sus habitantes y las YPG. Esto fue lo que encontramos de un vecindario que ya nunca volverá a ser igual.

Todas las imágenes por David Meseguer/VICE News.

Esta zona residencial que ejerce de límite entre Sheik Maqsoud y el complejo residencial de Bani Zeid. En la actualidad, es zona de duros combates entre grupos islamistas y las YPG. (Imagen por David Meseguer/VICE News)

A finales de 2012 la guerra ya se había encarnizado con Alepo. Las YPG establecieron decenas de puntos de control para mantener alejados los combates entre régimen sirio y la oposición. (Imagen por David Meseguer/VICE News)

Sheikh Maqsoud está situado sobre una colina al norte de la ciudad. Durante los primeros meses de la guerra, los jóvenes acudían a este mirador para observar la guerra en vivo y en directo. (Imagen por David Meseguer/VICE News)

En la actualidad, cerca de 30.000 personas resisten los bombardeos de los grupos islamistas en Sheikh Maqsoud. Desde que la guerra llegará a Alepo en julio de 2012, miles de personas de este barrio han abandonado su casa rumbo a la región de Afrin o se han refugiado en otros países. (Imagen por David Meseguer/VICE News)

Desde el inicio de las hostilidades, decenas de milicianas kurdas se han alistado a las YPG para mantener el "Pequeño Kurdistán de Alepo" blindado frente al régimen y los grupos opositores. (Imagen por David Meseguer/VICE News)

Durante los primeros meses de guerra, los comercios de Sheikh Maqsoud estuvieron bien abastecidos de víveres y provisiones. Ahora la situación es totalmente opuesta. (Imagen por David Meseguer/VICE News)

Un desayuno típico sirio en una vivienda particular de Sheikh Maqsoud. En la actualidad, el barrio está prácticamente asediado en su totalidad y la entrada de productos de primera necesidad es cada vez más complicada. (Imagen por David Meseguer/VICE News)

Un joven miliciano de las YPG prepara té en un frente situado en el perímetro de Sheikh Maqsoud. (Imagen por David Meseguer)

Pese a la guerra, a finales de 2012 el tráfico rodado entre Sheikh Maqsoud y las zonas controladas por el régimen y oposición era bastante fluido. (Imagen por David Meseguer)

Como en toda Siria, la vida de este barrio de mayoría kurda también transcurre en la calle. La lluvia de proyectiles ha provocado que los 30.000 residentes que aún resisten deban permanecer en lugares seguros. (Imagen por David Meseguer/VICE News)

Las YPG registran a fondo todos los vehículos que acceden al barrio para evitar cualquier tipo de infiltración. (Imagen por David Meseguer/VICE News)

Tres niños se calientan en plena calle mientras esperan que alguien compre cigarrillos en su improvisado puesto. (Imagen por David Meseguer/VICE News)

Sigue a David Meseguer en Twitter @davidmeseguer

Sigue a VICE News en español en Twitter: @VICENewsES

Tagged:
VICE News
YPG
Derechos Humanos
Alepo
pyd
oriente medio
armas químicas
Frente Al-Nusra
asedio
régimen sirio
gobierno sirio