Actualidad

Así se expresa la fluidez de género

Hablamos con la artista italiana Veronique Charlotte sobre su pieza fotográfica 'Gender Project'.
16 Noviembre 2019, 4:13pm
Ranny Cooper y Minerva Amis
Ranny Cooper y Minerva Amis. Foto: Caroline Azambourg.

Artículo publicado originalmente en VICE Reino Unido.

Hoy en día el género no significa lo mismo que hace diez años. Tú lo sabes. Usas internet. Lo has visto.

Con este progreso vienen varios desafíos. Tanto la exclusión por parte de feministas transfóbicas que están obsesionadas con decirles a las trans que no tienen permitido "ser" mujeres, como la discriminación por parte de los periódicos, los conductores de programas de televisión y los idiotas comunes y corrientes de todos los días han llevado a un escalofriante aumento de los crímenes de odio contra las personas trans y no binarias en el Reino Unido.

Pero con una mayor visibilidad también viene, lentamente, una mayor aceptación y la esperanza de que habrá un futuro en el que las personas podrán identificarse como quieran, sin el temor de sufrir abusos y agresiones por parte de extraños.

La artista de origen italiano Veronique Charlotte documentó el lado más esperanzador de las cosas en Gender Project, una pieza fotográfica que comenzó como una colección de 100 retratos de personas de todo el espectro del género, y que se ha convertido en un proyecto multimedia que se exhibe en varios lugares, desde galerías en Londres hasta festivales de cine en Milán.

Conversé con Veronique para conocer más de su proyecto.

Foto: Veronique Charlotte

VICE: Hola, Veronique. ¿Qué inspiró Gender Project?
Veronique Charlotte: Las personas. Son mi recurso fundamental. Londres es un patio de recreo increíble; está lleno de diferentes experiencias. Hay lugares donde las personas realmente pueden expresarse, a pesar de que aún tenemos muchos tabúes y problemas en torno al género y la identidad de género. Aspiraba a crear una herramienta educativa para ayudar a aquellos que no saben qué significa el género fluido y qué es la identidad de género. Todavía hay mucha confusión, y algunas personas pueden no saber de qué estamos hablando.

¿Cómo fue la experiencia de fotografiar a las 100 personas?
Implicó un momento catártico y un encuentro con quienes serían mis modelos. Fue una convocatoria abierta. Hubo una gran conexión entre humanos: todos nos preguntábamos por qué estábamos juntos en esa habitación. Es un proyecto activista, por lo que no solo se limita a ser una obra de arte, sino que también explora otros temas. Quiero crear un espacio abierto para que las personas se sientan libres y hablen de las cosas que no podrían decir en otro lado.

Foto: Veronique Charlotte

¿Qué lograste captar?
Mi convocatoria fue específica: le pedí a la gente que viniera a posar semidesnuda. Para algunas personas era una situación vulnerable. Hablamos sobre género, sexualidad, las cosas con las que sienten una conexión... hubo mucha emoción; fue una travesía dura. Tuve 100 vidas distintas, 100 experiencias diferentes, 100 energías únicas. Fue una investigación realmente interesante para mí.

¿Es un proyecto colaborativo?
Lo hice sola hasta el punto de los retratos, luego la exposición fue cocurada por Michelle Cook. Mi equipo me ayudó a organizar la exposición y colaboré con algunos músicos, como CC Honeymoon y Lucia de Glasgow, que vinieron a tocar junto con diferentes artistas visuales y del performance.

También soy parte de un colectivo de baile. Hicimos un performance en el museo V&A para un proyecto diferente llamado Frontleft, sobre la gentrificación y otros problemas que están ocurriendo en Londres. Riccardo Suazo, uno de los chicos con los que hice ese proyecto es un artista increíble. Realmente me ayudó en Gender Project. Las personas con las que trabajé están haciendo sus propios proyectos y siento una conexión con lo que hacen. Por eso las elegí. Por ejemplo, Minerva Amis y Ranny Cooper hicieron en mi exposición unas piezas de pintura corporal sobre las discapacidades invisibles, lo cual es algo de lo que la gente tampoco habla mucho.

Foto: Veronique Charlotte

¿Qué recepción ha tenido tu proyecto?
La respuesta ha sido sorprendente. He disfrutado cada parte de él. He recibido muchos comentarios hermosos. Llenamos la exposición durante dos días y tuvimos una mesa redonda en el segundo día. La discusión se llevó a cabo con muchas personas diferentes; algunos eran de universidades y escuelas. Más de 100 personas se presentaron para presenciar la charla. Vinieron drag queens, artistas... diferentes personas de diferentes ámbitos, lo que facilitó que todos pudieran hacer preguntas. Fue magnífico, quedé muy sorprendida.

Genial. ¿Y qué sigue?
Quiero crear una serie de exposiciones multimedia. Mi intención es llevar este proyecto a nueve países diferentes. Quiero llevar este proyecto a todo el mundo y ver qué pasa. Quiero descubrir diferentes posibilidades y ver cómo otros países responden a una convocatoria como esta. Me encantaría hacer esto en un país musulmán; sería increíble ver las respuestas de la gente de allí.

Foto: Veronique Charlotte

Finalmente, ¿qué has aprendido a lo largo de este proyecto?
He aprendido mucho y no hay mejor investigación que las personas. Un libro o una búsqueda en Google pueden decirte algunas cosas, pero las personas pueden mostrarte aspectos que no puedes aprender en un libro. Pueden generarte emociones. Aprendí sobre mí misma y mis límites, es una investigación constante. Quiero profundizar más y hacer estas herramientas educativas para las personas que viven de manera prejuiciosa, para ayudar a las personas a ser más respetuosas y para las personas que aún no saben quiénes son. Muchas personas no saben qué género tienen porque nadie les ha enseñado cómo encontrarse a sí mismos. Incluso podrían tener miedo de manifestarlo abiertamente debido a la homofobia y cosas así. Es un universo.

Para más información sobre este proyecto veroniquetcharlotte.com y @gender_project.

@Jak_TH