Publicidad
Cultura

Este hombre está siendo demandado por un mono

El fotógrafo David Slater se está enfrentando a una batalla complicada de derechos de autor que involucra a Wikipedia, a PETA y a un macaco llamado Naruto.

por JS Rafaeli; traducido por Daniela Silva
27 Julio 2017, 12:00pm

Naruto, el macaco de cresta negra que está demandando a David Slater a través de PETA. De archivo: Pizarrero de David

Una de las grandes cuestiones filosóficas que ha dejado perpleja a la humanidad durante siglos es la siguiente: si un mono se toma una selfie en un bosque, pero no hay nadie alrededor que la suba a Instagram de inmediato, ¿aún así seguiría creando una absurda disputa legal sobre la ley de derecho de autor?

Al fin tenemos la respuesta –y es un sí rotundo.

¿Te acuerdas del "Monkey Selfie" que fue un caso en 2011? El Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito de Estados Unidos está examinando una apelación presentada por la organización de derechos de los animales más grande del mundo (PETA), después de que su intento previo de demandar al fotógrafo británico David Slater fracasara en 2016.

PETA argumenta que desde que el mono (un macaco de cresta negra llamado Naruto, para ser exactos) hizo clic en el botón de la cámara, posee los derechos de autor de la imagen. Slater sostiene que ya que fue él quién montó la cámara, los animales no pueden poseer de manera legal los derechos de autor y PETA no tiene nada que afirme que representa al macaco, incluso si tuviera, la foto le pertenece a él. Puedes leer más sobre el caso en este artículo de Motherboard.

PETA tiene una larga historia de artimañas de publicidad moralmente cuestionables, y también en el hecho de ignorar el trato ético de los seres humanos (particularmente de las mujeres), a pesar de que lo exige para los animales. El caso ha provocado que Slater, un fotógrafo independiente y conservacionista, se haya quedado en bancarrota, y es casi seguro que será rechazado. Aún así, es una especie de historia fascinante –que incluye a Wikipedia, la prensa sensacionalista británica, la naturaleza del arte y la propiedad intelectual. Y, por supuesto, monos.

Me entrevisté con el fotógrafo responsable –al menos por sus propios estándares– para averiguar la historia detrás de la foto tan celebrada del primate.


Relacionados: La masturbación ha evolucionado para bien


VICE: ¿Qué te llevó a Sulawesi, Indonesia a fotografiar macacos?
David Slater: He estado trabajando en historias de conservación desde 1999, a veces he hecho equipo con ONGs y grupos de conservación, y he trabajado en todo el mundo. Por lo general yo invierto en estos viajes, y ya luego recupero al hacer la licencia de mis fotos. Es un negocio arriesgado, pero impulsado por el amor sobre el tema y esperando hacer una diferencia.

Viajé a Sulawesi por mis propias motivaciones y con mi propio presupuesto. Estuve allí por un mes con un guía que no era oficial. Arreglé los vuelos, el hospedaje, la comida y todo el equipo de cámara. Ya había ido antes –es un lugar con una biodiversidad increíble y estaba buscando una historia de conservación real.

¿Cómo surgió esa foto en particular?
Llevaba unas 48 horas con un grupo de monos, no me fui de su lado durante ese tiempo para ganarme su confianza. Es un bosque húmedo ecuatorial y llevaba cerca de 50 libras de equipo, tenía que trepar sobre troncos, a través de lodo y telarañas, viendo serpientes y todo eso –pero finalmente me aceptaron y me empezaron a acicalar. Puse la cámara con el temporizador para tomar una foto de ese momento. Vi cómo los monos respondían a la cámara y eso me dio la idea.

Puse la cámara en un trípode con un cable disparador y en ángulo con el fondo para asegurarme de que el sol estuviera detrás de la cámara, no frente a ella. Llevaba dos días trabajando con estos monos, observando su comportamiento, y sabía que eventualmente terminarían presionando el botón. Sin embargo, aún así me llevó tiempo.

¿Cómo fue que la foto terminó siendo tan viral y después polémica?
El Daily Mirror, The Sun y The Daily Mail licenciaron la imagen a través de mi agente como una divertida historia: "mono se toma una selfie". No le dieron el enfoque correcto, pero por mi estaba bien un poco de diversión y una buena publicidad para la causa de la conservación. Pero Wikipedia sacó la imagen del sitio web del Daily Mail y la subió a Wikimedia Commons para que todos la pudieran usar gratis. Su argumento fue que como los animales no pueden tener legalmente el derecho de autor, entonces nadie tenía el derecho de autor. Cuando mi agente les mandó un aviso para que la quitaran lo publicaron y trataron de avergonzarme por querer un honorario por mi trabajo. Lo curioso es que cuando Wikipedia me contestó citaron al Daily Mail –del cual ahora ellos mismos se niegan a reconocer como una fuente de buena reputación.

"Muchos fotógrafos ahora usan cámaras remotas y GoPros, en las que el animal presiona el botón de la cámara sin que el fotógrafo esté presente".

Maldita sea –me encanta Wikipedia, pero eso no suena nada bien. ¿Cómo es que acabaste con una demanda de PETA?
Saqué un libro de fotos en 2014 con esa imagen. Ahí fue cuando apareció PETA. Con el argumento de que los animales sí pueden poseer los derechos reservados, y si el mono presionó el botón, el mono tiene los derechos. Técnicamente, en realidad es el mono el que me está demandando. PETA se dice ser "el próximo mejor amigo" de Naruto –como si se tratara de un bebé o de una persona lisiada que no pudiera representar sus propios intereses. Si ganaban, el dinero se destinaría a PETA, y supuestamente lo administrarían en interés de los macacos. Aunque, con su historial, incluso eso es algo difícil de creer.

Al principio tenían credibilidad porque estaban trabajando con la primatóloga Antje Engelhardt, que ha trabajado mucho con los macacos. Pero ella se retiró del caso, y creo que ahora también PETA la está demandando.

[Esto es cierto, y otro giro rarp en esta historia]

Desde un punto de vista artístico, parece un argumento muy usado. Al igual que, Duchamp que en realidad no hizo el urinario, pero es reconocido como el artista porque lo puso en la galería. Y también, Warhol y sus cajas de Brillo o Damien Hirst que contrata a otros artistas para producir su trabajo. Ya se había establecido esto en los últimos 100 años, ¿no?
Exactamente. Muchos fotógrafos ahora utilizan cámaras remotas y GoPros, en las que el animal presiona el botón de la cámara sin que el fotógrafo esté presente. Las cámaras se colocan en el lomo de las aves o en los collares de los leones, y dan forma a la composición. La BBC y National Geographic utilizan ese tipo de imágenes todo el tiempo – Blue Planet y documentales de ese tipo están llenos de estas técnicas. Pero, ¿Wikipedia o PETA va a desafiar a empresas masivas como esa? No –se van contra un fotógrafo independiente de Gales.


Relacionados: Asistimos a una matanza de monos en la selva de Bolivia


Qué mierda. ¿Cómo te ha impactado a ti personalmente?
Es difícil saber cuánto dinero he perdido. Algunas personas dicen que cientos de miles. Alguien se puso en contacto conmigo y me dijo que habían calculado 40 millones de usos para la foto –incluyendo acciones en Facebook y Twitter y todo eso. Sea lo que sea, eso podría haber hecho una gran diferencia en mi vida, pero también podría ser para la conservación y los monos.

Estoy en deuda con mi abogado. Si no me otorgan los honorarios legales, tal vez quede en bancarrota. Pero no se trata sólo de dinero; estoy enormemente deprimido. Es muy agotador. Sólo quiero un poco de ingresos justos y para promover el bienestar de los animales. Eso es lo único bueno. Si nunca se hubiera tomado esa foto, la situación de estos monos habría sido mucho más grave. Estaban cerca de la extinción y experimentaban un declive del 90 por ciento durante las últimas décadas. Ahora los locales les han cambiado el nombre por "Monos Selfie" y les está yendo mejor. Esa es la parte buena de todo esto.

Gracias, David

@JSRafaelism

Tagged:
Instagram
selfie
PETA
fotógrafo
primates