Publicidad
Munchies

El café te ayudará a ser más eficiente en tu rutina del gimnasio

Una taza de café puede ser más efectiva que una dosis de cafeína, si eso tiene sentido.

por Clara López
01 Marzo 2018, 1:00pm

Imagen vía Pixabay.

La cafeína es maravillosa, nos ayuda a llenarnos de energía a altas horas de la madrugada cuando tenemos que entregar un trabajo que dejamos a último momento y nos urge, también es una buena combatiente contra el dolor de cabeza, por algo nos recomiendan tomar un paracetamol con coca cuando llega la migraña. Para los atletas la cafeína es importantísima al momento de entrenar y en competencias.

Los estudios realizados por la Sociedad Internacional de Nutrición Deportiva sobre cómo la cafeína ayuda en deportes como el futbol, levantamiento de pesas, ciclismo, atletismo han demostrado que muchos de los atletas consumen esa dosis de cafeína en una taza de café en lugar de una bebida energética. La dosis máxima de cafeína al día son 400 mg, lo que equivale a 4 tazas de café; si un atleta ingiere esta cantidad puede correr más rápido, levantar más peso y tener más resistencia en general al momento de entrenar y antes de cualquier competencia.

Toma en cuenta que si ingieres cafeína a través de una taza de café, pueden ser variados los resultados dependiendo el tipo de café, organismo de la persona que lo está ingiriendo y disolución. Cuando un atleta consume una dosis de cafeína, comienza un proceso neurológico y muscular, el primer efecto se da cuando se retrae la adenosina (sustancia química que promueve el sueño) para que el cuerpo esté más alerta. Con este nuevo estímulo en el sistema nervioso central se logra el menor esfuerzo físico al momento de la ejercitación, además de reducir el dolor. La contracción muscular que sucede al momento de hacer actividades físicas de alta intensidad y resistencia, bajo los efectos de la cafeína, logran que las fibras de estas contracciones incrementen, lo que significa que los movimientos sean más frecuentes y los resultados del ejercicio sean mejores.

El café puede ser más eficiente que la cafeína en general. En este estudio que compara resultados sobre la eficiencia de la cafeína y el café se demostró que una taza de café produce resultados similares que mejoran la resistencia en las rutinas de ejercicio y la atención mental. El lado negativo del café está en que el consumo excesivo de este puede ocasionar náuseas y una sensación de agitación, nerviosismo y ansiedad. No hay que olvidar mencionar que también puede funcionar como diurético que concluye en una deshidratación si lo consumes de más.