Publicidad
Motherboard

Cómo borrar tu cuenta de Facebook

Hay muchas razones para dejar la red social, y no es tan difícil como piensas.

por Daniel Oberhaus; traducido por Mario Abad
27 Marzo 2018, 8:00pm

Imagen: Shutterstock

Llevo años planteándome la posibilidad de borrar mi perfil de Facebook, pero cada vez que estoy a punto de dar el salto, encuentro alguna pretexto para alegar que es imposible. Que si me hacía falta Facebook para seguir en contacto con amigos y familiares lejanos mientras estaba fuera del país; que si lo necesitaba para cuando ellos estuvieran fuera; que si era imprescindible para estar al tanto de las noticias, para el trabajo, o para validar mi existencia con una sensación de implicación constante.

El resultado fue una larga relación intermitente con la plataforma, desactivando mi perfil durante varias semanas o meses para luego volver arrastrándome a él. Sin embargo, hace poco me di cuenta de que llevaba más de seis meses sin mirar Facebook. Luego apareció ese artículo de Cambridge Analytica que revelaba lo fácil que sería dar un mal uso a la ingente cantidad de datos de usuario que Facebook tiene recopilados. Así que este parece un momento tan bueno como cualquier otro para dar el paso definitivo y decir adiós para siempre a la plataforma.

Incluso aunque no te importe que se vendan tus datos a terceros que pudieran usarlos para, por ejemplo, amañar unas elecciones nacionales, hay muchas otras razones por las que podría interesarte borrar tu perfil de Facebook. Son cada vez más los estudios que sugieren que usar Facebook causa depresión. A veces incluso ha hecho que nos deprimamos a propósito. Por otro lado, la plataforma es el vehículo principal de difusión de noticias falsas.

Facebook contribuye al genocidio y al racismo. Ya pasas una media de 50 minutos al día enganchado a la red social, pero ellos quieren que les prestes todavía más atención. Facebook es una mina de oro para hackers. Es el sueño de cualquier acosador. Facebook es el yugo de los medios digitales.


Relacionados: Bueno, ¿borramos Facebook de una vez por todas o qué?


Borrar tu perfil puede ser una buena forma de recuperar el control de tu información personal en la red, mejorar tu salud mental o ganar tiempo libre. Sin embargo, hay mucha gente en el mundo que no cree que el privilegio de eliminar por completo tu presencia de la red sea una opción realista. Y es que, pese a todos sus inconvenientes, para muchos sigue siendo una herramienta indispensable.

Por su parte, la plataforma también ha hecho esfuerzos por enmendar sus errores: ha pedido a los usuarios que denuncien las noticias falsas; ha prohibido las redes de publicidad intrusiva; ha implementado un sistema de prueba para detectar automáticamente videos de porno vengativo y un algoritmo para detectar usuarios con tendencia suicida. A pesar de sus esfuerzos, muchos usuarios piensan que no es suficiente, y entre ellos se incluye el propio Mark Zuckerberg.

En cualquier caso, Facebook te lo pone muy fácil si lo que quieres es simplemente desactivar tu cuenta. Basta con hacer unos cuantos clics y listos. Pero borrarla permanentemente ya es otro tema, y puede ser una tarea complicada si no sabes lo que estás haciendo. Por eso hemos decidido elaborar esta guía para enseñarte paso a paso cómo abandonar Facebook para siempre:

¿DESACTIVAR O BORRAR?

En primer lugar, debes decidir si quieres desactivar o borrar la cuenta.

Si la desactivas, básicamente estás “cerrando sesión” y tu perfil será invisible hasta que vuelvas a iniciarla. Tus amigos podrán seguir viendo tus publicaciones anteriores, pero no podrán enviarte mensajes a no ser que hayas decidido mantener activo el Messenger de Facebook. Para reactivar tu cuenta, simplemente tienes que volver a iniciar sesión en Facebook y todo seguirá tal como lo habías dejado.

Por otro lado, borrar tu cuenta hará que tu perfil deje de estar accesible para siempre. Tus amigos podrán seguir viendo los mensajes que les enviaste y las publicaciones que hicieras en grupos seguirán ahí, pero todos los comentarios, actualizaciones de estado y fotos que tuvieras almacenados en tu cuenta se borrarán permanentemente de los servidores de Facebook a los 90 días de haber desactivado la cuenta.

Es importante destacar que borrar la cuenta no significa que borres también tus datos de cualquier servicio de terceros al que te hayas conectado a través de Facebook. Por tanto, deberás contactar con estos servicios uno por uno y pedirles que borren tu información, a lo cual pueden negarse ya que tú se la entregaste voluntariamente accediendo a sus condiciones generales de servicio. Esto también puede implicar que pierdas acceso a aplicaciones en las que te hayas dado de alta con Facebook, como Tinder. Obviamente, podrás crear un perfil nuevo de Tinder, pero ya no tendrás acceso al antiguo.

RECOGIENDO LOS RESTOS

Si eres como yo, buena parte de la última década de tu vida estará almacenada en tu perfil de Facebook. Aunque te hayas decidido a abandonar el barco, no querrás dejar atrás todas esas fotos o perder el contacto con todas esas personas.

Por suerte, hay muchas opciones que te permiten recuperar las fotos de tus álbumes de Facebook. Yo usé una extensión de Chrome llamada DownAlbum, que te permite descargar fácilmente las fotos y videos a tu disco duro una vez configurada la interfaz del usuario. El plugin descarga tus álbumes de Facebook como páginas web y las guarda en tu equipo, de forma que puedes acceder a ellos después de borrar tu perfil.

Después tienes que informar a todos tus amigos de que te marchas. Puede sonar más cuesta arriba de lo que realmente es. Lo más probable es que ni siquiera hables con la mayoría de tus “amigos” de Facebook, así que seguramente solo tendrás que mandar un mensaje directo a la gente con la que quieras mantener el contacto y de la que aún no tengas su email o número de teléfono. Otra opción es subir una publicación pidiendo a tus amigos que te envíen sus datos de contacto.

Si insistes en enviar personalmente tus datos a las 5,420 personas que tienes en Facebook, hacerlo no es tan difícil. Facebook pone trabas al envío de mensajes masivos para evitar el spam, pero hay una solución alternativa sencilla. Simplemente abre un mensaje nuevo, escribe “a”, pulsa Enter y continúa. Una vez tengas a todos tus amigos con la “a”, haz lo mismo con la “e” y el resto de vocales. De esta forma, habrás creado un mensaje dirigido a todos tus amigos.

Encontrarás las publicaciones de ‘Grupo’ en la barra de la izquierda, en ‘Registro de actividad’. Imagen de Daniel Oberhaus / Motherboard

Hay scripts especializados que eliminan la actividad de tu cuenta por ti. Probé Absterge, que funciona con GreaseMonkey (una extensión de Mozilla que permite al usuario personalizar sitios web con pequeños scripts), pero me pareció muy lento, lo que implicaba que tenía que ir controlando que funcionara. Por el momento no conozco una opción mejor.

Por último, si quieres una copia de toda la información que tienes en Facebook, puedes ir a Configuración y, en General, encontrarás un enlace desde el que puedes descargar una copia de tus datos, incluyendo publicaciones que hayas compartido, mensajes con amigos y, en general, toda la actividad de tu perfil. Esta operación puede tardar un tiempo durante el cual no podrás usar tu perfil.

DESCONÉCTATE PARA SIEMPRE

Una vez hayas guardado tus fotos y te hayas despedido de tus amigos, es hora de irte para siempre. Para ello, ve a:

https://www.facebook.com/help/...

y haz clic en Eliminar mi cuenta. Advertencia: una vez hayas hecho clic en ese botón, tienes 14 días para cambiar de opinión. Pasado ese tiempo, ya no habrá vuelta atrás, para bien o para mal. Eso sí, si tomas la decisión de hacer clic, puedes relajarte sabiendo que tu huella digital ha sido eliminada de Facebook. El único rastro serán los datos que no estuvieran almacenados en tu cuenta, como los mensajes a tus amigos.

Ahora ya estás oficialmente libre de Facebook. De ti depende cómo usar todo este tiempo libre. Quizá puedes leer un libro o dedicar tu tiempo a luchar contra la censura en línea. O tal vez visites los sitios de noticias que te gustan, contribuyendo así a que sigan en la brecha. O quizá contactes con tus representantes políticos y les pidas que exijan a las empresas de redes sociales que se responsabilicen de los contenidos de sus plataformas.

O quizá abras otros perfiles sociales y ni siquiera notes la diferencia.

Tagged:
datos
racismo
redes sociales
Plataforma