Tech by VICE

Los pinzones de Darwin están en peligro porque un parásito cambia su canto de apareamiento

Al deformar sus picos, un parásito está causando la hibridación de dos especies de pinzones, cambiando el curso de su evolución.

por Madeleine Gregory; traducido por Álvaro García
15 Junio 2019, 2:30pm

Pinzón de Darwin modesto. Imagen: Jody O'Connor/Wikimedia Commons

Artículo publicado originalmente por VICE Estados Unidos.

Los parásitos generalmente afectan la salud individual: chupan tu sangre o te roban los nutrientes. A veces, los que son muy nocivos pueden matarte. En una pequeña isla en las Galápagos, un parásito está haciendo aún más: está cambiando la evolución.

Según un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Flinders en Australia, un parásito está atacando los picos de dos especies de pinzón: el pinzón de Darwin chico (C. parvulus) y el pinzón de Darwin modesto (C. pauper), que está en peligro crítico de extinción. Darwin hizo famosos a estos pinzones en su viaje a las Islas Galápagos, ya que lo ayudaron a desarrollar su teoría de la evolución. Ahora, una larva parasitaria los está haciendo evolucionar de nuevas maneras. Está cambiando su canción de apareamiento, confundiendo a los pinzones hembra a tal grado que a veces se aparean con la especie equivocada de pinzón. Así que se está creando una nueva especie: un híbrido de estas dos aves.

"La mosca P. downsi —introducida en el ecosistema— ha estado causando estragos en la supervivencia de las aves terrestres de Galápagos desde que sus larvas se descubrieron por primera vez en un nido de pinzón de Darwin en 1997", revela el estudio. "Identificada como la mayor amenaza para la supervivencia de todas las aves terrestres de Galápagos, las larvas de P. downsi matan a más de la mitad de los pinzones y dejan a las aves sobrevivientes con varios grados de malformación [de los picos]".

El culpable es la larva de la Philornis downsi, una pequeña mosca introducida en las Islas Galápagos en la década de 1960. Las larvas de la mosca se esconden dentro de los picos de los pinzones, comiendo la sangre y el tejido de adentro hacia afuera. Estas moscas pueden cambiar completamente la forma del pico, casi doblando el tamaño de las fosas nasales. En casos severos, el pico terminará abierto en ambos lados, lo que significa que carecerá de la totalidad de la cavidad nasal.

Si eres uno de estos pinzones, este cambio de pico es más que un problema de belleza. Los pinzones cantan para atraer a sus parejas y cualquier cambio en sus picos tiene serias implicaciones para sus cantos. En su artículo, que fue publicado en Proceedings of the Royal Society B, los científicos dijeron que las aves con picos deformados por parásitos producen mayores desviaciones en sus canciones. Normalmente, estos dos pinzones tienen llamados totalmente únicos, lo que ayuda a anunciar su elegibilidad ante posibles parejas. Cuando estos machos cambian sus canciones, las hembras se confunden.

En lugar de aparearse con machos de su especie, las hembras se están apareando cada vez más con machos de las otras especies de pinzones. Esto ha llevado a una mayor población de híbridos, cuyas canciones son ahora indistinguibles de los llamados del pinzón de Darwin chico. Cuando su pico no está afectado, los machos del pinzón de Darwin modesto producen su propio canto, completamente único. Sin embargo, cuando el parásito deforma su pico, el pinzón de Darwin modesto comienza a sonar como las otras dos especies de pinzón.

Debido a este parásito, tanto el pinzón de Darwin modesto como el pinzón de Darwin chico se están apareando menos. Cuando se aparean, a menudo resulta en un híbrido. Si esto continúa, estas dos especies podrían dejar de existir y colapsar en una especie hibridada, lo que eliminaría miles de años de evolución.