Collage principal por Marta Parszeniew (créditos al final del artículo)

¿Por qué la cultura pop está obsesionada con las lesbianas asesinas?

Podemos trazar una línea sociopática empapada de sangre desde la 'Rebecca' de Hitchcock hasta la nueva serie de 'Killing Eve'.

por Daisy Jones; ilustración de Marta Parszeniew; traducido por Daniela Silva
|
19 Abril 2019, 10:00pm

Collage principal por Marta Parszeniew (créditos al final del artículo)

Artículo publicado originalmente por VICE Reino Unido.

Advertencia: este artículo contiene spoilers de las películas 'A Simple Favor', 'Lizzie', 'Rebecca' y 'Pandora's Box'.

Blake Lively no siempre ha sido un ícono para las mujeres queer. Todo empezó el año pasado, en septiembre, aproximadamente a los 45 minutos de la película A Simple Favor. En la escena donde Blake trae puesto un saco gris colgando de sus hombros, muy casual. Stephanie, interpretada por Anna Kendrick, está en el sofá, contándole sus secretos más oscuros al personaje de Lively, Emily. Y antes de que te des cuenta, empiezan a besarse. Stephanie se aparta de repente, un poco consternada. Emily se ve impasible. "¿Ah, es por esto?" dice, encogiéndose de hombros ante la vergüenza de Stephanie. "No pasa nada, bebé... solo es otro martes".

El atractivo de Blake Lively en esta película no es solo su apariencia: cualquier persona rica puede ponerse un traje caro, uno sombrero y hacerse un tratamiento facial. El magnetismo reside en toda su vibra. Su personaje es de mente abierta, pero cero emocional. Es encantadora y abiertamente sexual. Y a medida que avanza la película, también parece ser calculadora y distante, un enigma y, eventualmente, resulta ser una asesina. Después de ver la película, le mandé un whatsapp a un amigo inmediatamente, “Tienes que ver 'A Simple Favor'”, escribí, probablemente riendo en voz alta porque así soy. "Sale Blake Lively. Y es queer. ¡Y asesina!” Al parecer, la combinación perfecta.

Emily no es la primera mujer queer asesina que adorna nuestras pantallas. Ni siquiera es la primera en hacerlo recientemente. La corona probablemente se la heredó la villana, Mrs Danvers, en la película de Alfred Hitchcock de 1940, Rebecca, una adaptación de una novela de Daphne du Maurier de 1938, en donde ella trata de quemar al nuevo amante de la amante de su examante. O también podría ser Lulu en Pandora's Box, un melodrama alemán de 1929 que se centra en una mujer hermosa que deja un rastro de muerte y destrucción detrás de ella (hay una escena queer sutilmente codificada, así que creo que sí cuenta).



Después de eso, la lista aumenta: desde las películas de 1990 'psycho dyke' como Basic Instinct, Heavenly Creatures y Bound, hasta la reciente serie de historias con tendencias asesinas, como A Simple Favor, Lizzie, Women Who Kill y el fenómeno inequívoco que es el drama de la BBC Killing Eve, cuya segunda temporada se estrenó en Estados Unidos esta semana. Pero, ¿por qué persiste este arquetipo? ¿Es empoderador? O, como otras tantas cosas, ¿depende del contexto?

Emma Smart, programadora de BFI Flare, cree que la respuesta es compleja y multifacética. Hace poco, ella organizó un evento en el festival, llamado Lethal Lesbians, en donde profundizó en estas ideas a detalle. Al igual que yo, ella considera que el estereotipo de "lesbiana asesina" puede ser divertido a veces, incluso empoderador, especialmente cuando se centra en una mirada queer. Sin embargo, lo queer no siempre debe presentarse como "pervertido", particularmente cuando la cultura pop es a lo que los niños queer acuden primero cuando se descubren a sí mismos. "Es difícil tener siempre una imagen estereotipada de nosotros mismos", reflexiona. “Puede llevarnos a formas en que el mundo nos ve. Pero también puedes encontrar placer al ver a estas personas en la pantalla".

Vale la pena señalar que no todas las representaciones de mujeres asesinas queer son iguales. Por un lado, tenemos películas como Windows (1980), en la que la protagonista es obsesiva, depredadora, esencialmente "bulleada". Pero tales películas no deben agruparse con algo como Lizzie del año pasado, por ejemplo, en el que el personaje de Chloe Sevigny es poderoso y multidimensional; una forastera en más formas que su inquietud. Esta última, dice Emma, es una narrativa que se ve más hoy en día: “Creo que hay algo diferente en las películas recientes. Estas historias se están posicionando de manera diferente. "No son figuras trágicas, sino figuras que tomaron las riendas de su propia vida, de una manera exagerada, matando, y de hecho salieron del hoyo en el que estaban".

Tampoco quiere decir que estas asesinas queer solo sean atractivas si sus acciones son, de alguna manera, justificadas. Porque eso no explica nuestra fascinación por Villanelle de Killing Eve, o cualquier número de personajes sociopáticos desconcertantes como ella. Pero hay algo que decir acerca de la 'mirada queer' con respecto a los personajes queer. Villanelle no es una figura del tipo Lara Croft. Ella cambia. Tiene un anillo en el pulgar. Trae un pequeño cuchillo. "Los que mejor funcionan son definitivamente los que tienen algún tipo de 'sensibilidad queer' en la creación, como la película Breaking the Girls, que tiene un cineasta y guionista queer", concuerda Emma. "La razón por la que Killing Eve funciona es porque son mujeres las que la cuentan, por eso la hemos aceptado tanto".

Si me preguntas, en lo personal, por qué me parecen atractivas las lesbianas asesinas en la pantalla, probablemente no podría darte una respuesta directa. Me costaría mucho profundizar en mi psicología, y en la psicología de la cultura pop en general, para contestar esto. Tal vez sea porque me han enseñado inconscientemente a ver mi sexualidad como algo pervertido, o desquiciado (aunque no lo creo...). Tal vez sea porque la visibilidad es visibilidad, y prefiero ver a dos mujeres conectándose en la pantalla que no verlas en absoluto, incluso si hay un asesinato involucrado (aunque eso parezca simplista). Tal vez todos, sin importar la sexualidad, disfrutan de un carácter complejo y enigmático en algún sentido, y ser un asesino encarna esto de una manera tabú (porque ¿qué es más misterioso que un asesinato?). O tal vez no sea nada de lo que dije. Tal vez solo creo que Blake Lively se ve muy bien con saco.

@daisythejones / @ m.parszeniew

Collage: Villanelle en 'Killing Eve' (vía); Emily Nelson en 'A Simple Favor' (vía); Lizzie en 'Lizzie' (vía); Catherine y Roxy en 'Basic Instinct' (vía); Mrs Danvers en 'Rebecca' (vía), Lulu en 'Pandora's Box' (vía).