Actualidad

El científico que predijo los disturbios políticos de 2020 revela lo que nos depara el futuro

Nos pusimos al día con Peter Turchin, cuya teoría predijo un período de inestabilidad a principios de este año.
19 Junio 2020, 8:05pm
protesta beirut
Un hombre durante las protestas en Beirut por la caída de la moneda del país. Foto: ZUMA Press, Inc./Alamy Foto de stock

Artículo publicado originalmente por VICE Reino Unido.

En 2012, VICE publicó un artículo titulado, "El 2012 es una tontería; en 2020 es cuando realmente estaremos en problemas". Ese titular fue toda una profecía: mientras que en 2012 presenciamos el final de los levantamientos de la Primavera Árabe y temíamos por el apocalipsis que nunca sucedió, nada de eso se compara a lo que estamos experimentando ahora.

Este año, el medio ambiente está en su lecho de muerte. Una pandemia global ha matado a casi medio millón de personas y ha hecho que las economías caigan en espiral. El mundo finalmente está reconociendo siglos de desigualdad racial –con protestas callejeras que han sido enfrentadas por policías violentos y la extrema derecha– exacerbada por un presidente estadounidense que intencionalmente promueve la polarización.

Ese titular de 2012 se basó en una entrevista con el científico Peter Turchin, cuyo campo de estudio, la "cliodinámica", rastrea "procesos que varían temporalmente y la búsqueda de mecanismos causales" a lo largo de la historia de Estados Unidos, para predecir esencialmente el futuro. Aquí puedes leer la evaluación de su equipo de los últimos diez años, y recientemente lo contacté por correo electrónico para preguntarle qué es lo que nos depara el futuro.

VICE: Cuando hablamos en 2012, explicaste que 2020 sería un año tumultuoso para EE. UU. ¿Sientes que los hechos ya te han validado? ¿O siempre estuviste seguro de que iba a pasar?
Peter Turchin: La teoría que hizo esta predicción fue validada, no yo. Por supuesto, nadie podría estar completamente seguro de lo que se avecina; el futuro no puede predecirse en ningún sentido absoluto.

Tacto, abrazos y sexo: ¿se aplazan por la pandemia?

Buen punto. ¿Hubo alguna etapa en los últimos años en la que empezaste a pensar que llegaríamos a esto?
Es una cuestión acumulativa. Las tendencias estructurales que impulsan la inestabilidad (la caída de los niveles de vida, el aumento de la competencia dentro de la élite y el conflicto) en realidad han estado yendo en la dirección equivocada desde aproximadamente 1980, por lo que para 2010, mis colegas y yo ya habíamos visto tres décadas de estas tendencias.

Además, no había señales de que nuestras élites políticas estuvieran listas para tomar las medidas apropiadas para revertir estas tendencias. Y siguen sin estarlo. Luego hubo una ola creciente de terrorismo suicida, también conocido como tiroteos. Las expectativas de vida de grandes sectores de la población estadounidense en realidad se redujeron en términos absolutos: no esperaba que las cosas se pusieran tan mal. La elección de Donald Trump es un muy buen ejemplo de un empresario político que canaliza el descontento masivo; hay muchos ejemplos históricos de esto. Entonces, como dije, fue algo acumulativo.

También dijiste que las revoluciones comienzan cuando "los miembros de la élite intentan derrocar el orden político para aprovecharse". ¿Podrías ampliar esta idea?
Como dije, Donald Trump es un buen ejemplo de conflicto intra élite. En términos de nuestra teoría, él comenzó como un aspirante de élite frustrado que intentaba traducir su riqueza en poder político. Eventualmente pudo hacerlo sobre la ola de descontento masivo con las élites establecidas en 2016. Esto dio lugar a una polarización y un conflicto intra-élite aún mayor que lo que vimos antes de 2016.

Por último, tu teoría dice que estos períodos funcionan en ciclos de 50 años, pero ¿puedes predecir cuándo llegará a su fin este período de conmoción?
Creo que no entendiste bien esta parte: la dinámica fundamental resulta en ciclos muy largos. Entonces, en la historia de Estados Unidos, tuvimos dos ciclos extensos. Primero, hubo una creciente ola de prosperidad y unidad de élite que alcanzó su punto máximo alrededor de 1820. A partir de ahí, los indicadores de que se avecinaría una crisis aumentaron bruscamente en los años previos a la Guerra Civil. Estos indicadores disminuyeron ligeramente desde su punto máximo, pero se mantuvieron altos hasta 1920: los años de Reconstrucción, Jim Crow, la Gilded Age, los violentos disturbios laborales, y los anarquistas. Esta fue nuestra primera era de caos.

Entonces la marea cambió; como resultado de las reformas introducidas durante la Era progresista y cerradas en el New Deal, los salarios aumentaron y la unidad política se fortaleció. La década de 1950 fue una época dorada para el progreso de los trabajadores y la cooperación de los partidos. Las cosas comenzaron a cambiar nuevamente en los años setenta y ochenta, y en las dos décadas siguientes los indicadores de crisis aumentaron tan bruscamente como lo habían hecho en las décadas anteriores a la Guerra Civil. Los salarios medios cayeron en relación con el PIB/per cápita, y la polarización de los partidos políticos alcanzó nuevos niveles máximos. Así que ahora estamos en la segunda era de caos.

El ciclo de 50 años se superpone a este tipo de dinámica más larga. Debido a que las dos dinámicas coinciden en los años alrededor de 2020, es ahora que nuestra sociedad es la más vulnerable a los brotes de violencia política.

Para responder a tu pregunta: tales períodos de conmoción continuarán hasta que se inviertan las tendencias estructurales que los impulsan. En la historia, típicamente duran cinco, diez, 15 años. Así que se espera que el caos continúe más allá de 2020.

Gracias, Peter.

@jamie_clifton