Un dibujante malasio nos cuenta por qué sus tuits le podrían costar 43 años de cárcel

Un célebre dibujante malasio se enfrenta a 43 años de cárcel a la luz de una ley redactada en época colonial. Se le condena por tuitear — y ha volado de regreso a casa para combatir los cargos de los que se le acusa.

|
10 noviembre 2015, 8:30am

Imagen por Zunar

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Un célebre dibujante malasio se enfrenta a 43 años de cárcel a causa de una ley redactada en época colonial. Se le condena por tuitear — y ha volado de regreso a casa para combatir los cargos de los que se le acusa.

VICE News se encuentra con Zulkiflee Anwar Haque — más conocido como Zunar — en el museo del dibujo de Londres. En un rato volará a Malasia para sentarse en el banquillo de los acusados.

Zunar, de 52 años, fue detenido en febrero después de colgar una serie de tuits en los que sugería que los jueces malasios estaban siendo sobornados por los políticos del país.

"Los ingresos de los señores de la justicia tienen que ser lucrativos", leía uno. Se le acusa, en total, de nueve cargos a la luz de la ley de desacato a la autoridad. Se trata de un ley suscrita en 1948, cuando el país del sudeste asiático era una colonia británica.

El poder de los dibujos ya quedó patente durante los atentados de enero contra la redacción de la revista satírica francesa Charlie Hebdo. Entonces fueron asesinadas 12 personas, entre ellas 5 ilustradores.

Al igual que Charlie Hebdo, los libros de Zunar son de lo más controvertidos. Sus viñetas han sido prohibidas por todo Malasia y las autoridades aseguran que su contenido es "perjudicial para el orden público".

A pesar de que podría ser encarcelado hasta que tenga 95 años, Zunar cuenta a VICE News que su deber es regresar: "este juicio es muy, muy importante. No para mí; sino para el país", explica. En Malasia el gobierno puede detener a cualquiera bajo la Ley de Desacato a la Autoridad. Sin embargo, cuando él se presente ante el tribunal también se exigirá por ley que se "justifique legalmente" su comparecencia.

"¿Por qué lo hacen? [Ahora] toda la presión la tiene el gobierno. Además, yo sé que cuento con el apoyo de la comunidad internacional, de Naciones Unidas… sé que el mundo estará siguiendo mi juicio. Y esa es la razón por la que quiero volver. Quiero dejar constancia de cómo funcionan las cosas por el bien de mi país, no por el mío. El gobierno se enfrenta a un juicio oficial. Y mi responsabilidad es estar ahí".

Zunar en el número 10 de Downing Street, a punto de dejarle una postal ilustrada al Primer Ministro David Cameron

Zunar cuenta a VICE News que su "filosofía" como ilustrador consiste en que "su responsabilidad es mayor que el miedo".

'Nos impactó la crueldad': presuntas fosas comunes de inmigrantes descubiertas en Malasia. Leer más aquí.

"Mi responsabilidad consiste en provocar que sucedan las cosas. Hay que romper con todo esto y alguien tiene que hacerlo y ese alguien soy yo".

Zunar confiesa que no tiene muchas esperanzas en el resultado. Según dice, "solo tenemos un puñado de buenos jueces". Sin embargo, no piensa que el poder judicial de su país sea independiente. "Los que se enfrentan al gobierno por delitos políticos tienen muy pocas posibilidades de ganar, porque [el] gobierno controla el sistema entero".

"No quiero pensar demasiado en el resultado porque me quiero concentrar en dibujar cómics. Si pienso demasiado en el tema, terminará afectando al resultado. Terminaré censurándome. Y eso es algo que no quiero hacer".

Otro fan de Twitter es el líder de la oposición malasia Anwar Ibrahim. Este permanece encarcelado después de ser condenado a cinco años de cárcel por sodomía durante el pasado mes de febrero. El Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria de Naciones Unidas, que depende del Consejo sobre Derechos Humanos de Naciones Unidas, hizo un llamamiento a la liberación inmediata de Anwar la semana pasada. Según la agencia de la ONU se trata de una detención política.

Zunar reconoce ante VICE News que él es defensor de Anwar. "Malasia es un país muy rico, pero seguimos siendo pobres por culpa de la corrupción", explica. "Anwar puede combatirlo… Él no es corrupto. Y precisamente porque no es corrupto podría combatir la corrupción y arreglar el país".

Tal es, según Zunar, el motivo que explica el encarcelamiento de Anwar: "cuando regrese lo primera que hará será tomar medidas para detener la corrupción y todos los implicados pagarán las consecuencias".

Mientras tanto, los libros de Zunar siguen estando prohibidos por todo el país.

"El hecho de que un dibujante de primera línea como Zunar tenga que vérselas y deseárselas para publicar su trabajo en Malasia es una indicación del lamentable estado de la libertad", cuenta a VICE News David Heinemann, que trabaja en la asociación por la libertad de expresión Indexo on Censorship.

Según él, "los cargos contra Zunar abogan por silenciar cualquier criticismo y cuestionan completamente la existencia de la democracia en Malasia — estos cargos falsos tienen que ser retirados".

Según Zunar, la supresión de la libertad de expresión que atraviesa Malasia está provocando que la gente sea cada vez más y más "creativa".

"Yo dibujo cada día", explica. "Cuando estoy en el taxi entre una reunión y otra. Allí adonde voy, dibujo. Hoy he dibujado y mañana por la mañana dibujaré. Y cuando esté en el avión dibujaré sobre lo que pasa en Malasia".

El dibujante reivindicó la risa como "la mejor protesta".

"Es muy terapéutico reírse de ellos. Y cuanta más y más gente participe y más se ría del gobierno, menor poder tendrá el gobierno. Porque cuando la gente no te respeta, se ríe de ti. Y mucha gente participa de ello solo por compartir mis dibujos".

Los emigrados se exponen a secuestros, torturas y a trabajos forzados en su infernal periplo por el Sudeste asiático. Leer más aquí. 

Sigue a Sally Hayden en Twitter: @sallyhayd

Más VICE
Canales de VICE