Music by VICE

Seis momentos que nos dejó el 'Bios' de Gustavo Cerati

Se estrenó por fin uno de los capítulos más esperados de la serie de NatGeo con la historia del mítico frontman de Soda Stereo. Spoiler: Hay canción inédita.

por Eduardo Santos
26 Noviembre 2018, 8:14pm

Foto vía Nat Geo en Facebook

Siempre que pensamos que finalmente hemos escuchado, leído y visto todo lo que queda del legado del mítico Gustavo Adrián Cerati, aparece algo nuevo que nos regresa a momentos inéditos o poco conocidos de su historia. Desde que su partida de este mundo en septiembre de 2014, nos hemos encontrado con canciones inéditas, colaboraciones que parecían imposibles y se han hecho esfuerzos para hacer recopilatorios de su obra, como el de Cerati Satélite que salió este mismo año.

Todo lo que tenga que ver con el genio detrás de Soda Stereo y algunos de los discos más entrañables dentro del cancionero latinoamericano siempre será bien recibido y ayer, 25 de noviembre, se lanzó su propio episodio de BIOS, la serie biográfica de National Geographic que se presentó al mundo hace un par de semanas con la vida de Charly García. Este, sin duda, fue el capítulo más esperado del programa y nos mostró a un Cerati puertas para adentro, con entrevistas íntimas con sus familiares desde los lugares que habitó y las palabras de sus colaboradores y amigos más cercanos.

A lo largo de sus dos horas de duración, el documental presentado por la cantautora chilena Javiera Mena nos dio un recorrido rápido por la carrera de Cerati, desde sus primeros días tocando en pequeños boliches con Soda Stereo hasta aquella fatídica gira de Fuerza Natural en 2010. Como no podía ser de otra manera, en el camino se hace un recuento tanto por momentos históricos de su carrera como de otros menos conocidos que también ayudaron a forjar su leyenda.

Un documental que ya es parte del universo Cerati y del que les presentamos nuestros momentos favoritos.

1. Un té para tres

El principio del documental muestra a un Cerati meramente familiar, con tomas desde la casa donde creció en donde se encuentran sus hermanas, sus hijos y por supuesto su madre Lilian Clark. Justamente en los últimos momentos de ese primer segmento, ella cuenta la historia de “Té Para Tres” y como fue un homenaje póstumo al padre de Cerati. “Cuando murió fue un golpe muy fuerte para Gustavo (...) Ahí fue que él escribió la canción: “te vi que llorabas, te vi que llorabas por él” y al otro día me la trajo. Yo me desmayé prácticamente”, cuenta Lilian, a quien más adelante muestran dando vueltas por la casa con la canción de fondo en un momento donde sabemos que más de uno se echó a llorar.

2. Amor juvenil y una canción inédita

Uno de los fragmentos más sorpresivos de todo el Bios llegó cuando Javiera Mena se encontró en un restaurante de Buenos Aires con Ana Saint Jean, una chica con la que Cerati salió cuando tenía 23 años. En ese encuentro, Ana, que cuenta como fueron esos primeros días de Soda Stereo cuando Cerati todavía estudiaba publicidad, comenta que “Gustavo me escribió un par de temas que no salieron después con Soda” y acto seguido, saca una casetera en donde suena “Hablando de Vos”, un track completamente inédito y acústico que demuestra a un Cerati completamente enamorado en sus días de juventud.

Lo pueden escuchar aquí:

3. La portada de Canción Animal

Con Soda en la cúspide de su fama, el documental llega a 1990, cuando la banda publicó Canción Animal. Pero en vez de enfocarse meramente en la música, se cuenta la historia del arte de portada de la voz de Caito Lorenzo, el artista y realizador que estuvo detrás de esa icónica ilustración de los leones follando con dos figuras geométricas gravitando a su lado. En ese momento, mientras se muestra un video de archivo de una vieja entrevista a Cerati en la que tiene el objeto esférico que sale en la portada entre manos, Lorenzo explica la relación de la portada con la banda. “Él me decía: 'yo creo que esto es Zeta porque él asume las cosas y amortigua todo', luego me trajo el colgante grande y me decía: 'este es Charly porque él es un volátil, es más relajado. Yo soy como un desfile salvaje'”.


Lee también:


4. Una Bocanada

En el segundo gran segmento del documental y después de la despedida de Soda Stereo, el relato de adentra en Bocanada, el segundo disco solista de Cerati con el que le dio la bienvenida al nuevo milenio. “'Puente', 'Ahora', 'Río Babel”'.. Todas esas canciones tenían ese concepto de vivir el presente y desde ese momento él quiso poner ese mensaje de que en cada canción encontrabas la ayuda”, comenta Leo García, amigo personal de Cerati y uno de sus colaboradores más cercanos. Con el video de “Puente” de fondo, nos muestran a un Cerati completamente enfocado en lo suyo y que sentencia diciendo que “después de gracias totales, ¿qué otro gracias podía decir? Lo mejor era un gracias de vuelta”.

5. Una vuelta por Casa Turrón

Uno de los momentos en los que más se entra en la cotidianidad de los últimos años de Cerati es cuando acompañada por sus hijos Lisa y Benito, Javiera Mena se da un vuelta por Casa Turrón, el lugar donde más momentos vivió junto a ellos. Una casa blanca y con una arquitectura bien particular en donde van pasando por varias habitaciones, comenzando en la que jugaban videojuegos hasta la habitación de su padre. Ahí recuerdan los días viendo películas y las despertadas para ir al colegio. “Siempre se despertaba como asustado y nosotros le decíamos que íbamos tarde”, recuerda Benito, mientras se ríe con su hermana.

6. El último adiós de Cerati, Zeta y Charly

Al final del segundo episodio se cuenta la historia del accidente cardiovascular de Cerati tras la presentación de Fuerza Natural en Caracas. Más tarde, sucede uno de los momentos más emotivos de todo el documental cuando Zeta y Charly relatan la ocasión en la que visitaron a Cerati en la clínica ACLA mientras seguía en estado de coma. “Fue muy lindo, nos dejaron a los tres solos y pudimos estar los tres llorando”, dice Charly, que finaliza con una escena memorable: “Le empezamos a hablar, le agarramos la mano y de golpe vienen los médicos porque empezó a sonar todo. Él estaba totalmente monitoreado. La verdad fue fuertísimo, evidentemente nos estaba escuchando.

Soda Stereo
Imagen Vía National Geographic en Facebook