Publicidad
elecciones méxico 2018

El primer debate presidencial de México 2018, decodificado

No dijeron mucho, pero ¿qué quisieron decir en realidad los candidatos?

por Luis Castrillón
25 Abril 2018, 9:45pm

Los candidatos a la presidencia de México en el debate del 22 de abril. Foto: EPA-EFE.

Domingo 22 de abril por la noche y el primer debate en México debió haber sido el siguiente: ¿las palomitas son para el estreno de la serie en streaming sobre la vida de Luis Miguel o para ver cómo se tiran mugre los candidatos a la presidencia en las elecciones presidenciales de México 2018?

La segunda opción atrajo la atención de los votantes mexicanos y de acuerdo con las expectativas del Instituto Nacional Electoral, podría haber superado el rating de 22 puntos del debate de 2012, aun sin una llamativa y polémica edecán como la que entonces seguro generó más de un punto del total.

Al menos en Twitter, el hashtag #DebateINE alcanzó las 19,167,419 impresiones, de acuerdo con una consulta hecha en la herramienta de medición de tráfico en Internet Key Hole.

Una vez instalado con botanas, bebidas e incluso las instrucciones de memes para jugar drinking games, el público del primer debate 2018 fue testigo de una mezcla confusa de acusaciones y supuestas aclaraciones que pasaron de lo engañoso a lo falso e incluso llegaron al extremo de amenazar con mochar manos a ladrones como si en el debate hubiera participado la Reina de Corazones de Alicia en el país de las maravillas, al tono de “¡Que le corten la cabeza!”.

Vendedores de una feria dominical miran el debate en la capital del estado de Chiapas, en el sur de México. Foto: Jacob García/Cuartoscuro.com

Nada raro tiene lo anterior como resultado de una campaña en la que el puntero, Andrés Manuel López Obrador, ha basado sus ofertas en demagogia; el segundo, Ricardo Anaya Cortés, ha hecho copy-paste de las propuestas de otros; el tercero, José Antonio Meade Kuribreña, con un discurso inspirado en generar miedo al puntero, y finalmente Margarita Zavala Gómez y Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”, como comparsas, siguiendo el ritmo a los anteriores.

De acuerdo con el seguimiento realizado por VICE México, #ElEditordelaSemana y el proyecto de verificación de información Veraz, Anaya Cortés fue el candidato que incurrió en más falsedades o imprecisiones, con cinco declaraciones que no son ciertas. Rodríguez Calderón expresó al menos cuatro falacias; López Obrador, dos, al igual que Meade Kuribreña, y Zavala Gómez solamente una.

Estas son algunos de los puntos clave que dijeron los candidatos durante el deabate, y lo que en relidad quisieron decir:

“El Bronco”, sobre la inseguridad: La primera de la noche estuvo a cargo este expriíista y hoy candidato independiente. Él aseguró que el estado que gobernaba, Nuevo León, fue el único en bajar el índice delictivo: una falacia que puede constatarse con las cifras del Observatorio Ciudadano de Nuevo León.

Lo que en realidad quiso decir: Yo sé las mejores formas de parar la delincuencia, incluso al estilo de viejos regímenes de Medio Oriente: ¡córtenle las manos!

*

Anaya, sobre los logros económicos de AMLO como jefe de gobierno: El candidato por la coalición México al Frente acusó a López Obrador de mantener una economía sin crecimiento durante su gestión como Jefe de Gobierno del Distrito Federal (hoy Ciudad de México), entre 2000 y 2006. El problema es que un estudio del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) señala lo contrario (gráficas 9.1 y 9.2).

Lo que en realidad quiso decir: la meta es bajarte puntos, querido AMLO, aunque me salgan mal las cuentas. Ya veremos si funciona.

*

Meade, sobre el desvío sistemático de recursos públicos: El candidato de la coalición Todos por México, aseguró que durante su gestión no habrá “estafas maestras” en referencia al reportaje del mismo nombre que revela desvíos por 540 millones de pesos en la Secretaría de Desarrollo Social, donde él fue titular.

Lo que en realidad quiso decir: no sé de qué me hablan con ese desvío, no he leído el reportaje, ni el libro. Pero por si acaso, advertí a sus autores que podría acusarlos de difamación.

*

AMLO, sobre las cifras de secuestros en su gestión como jefe de gonierno: Como los demás, también cayó en la falsedad cuando aseguró que en su gestión al frente del gobierno de la hoy Ciudad de México se redujo el número de secuestros. Según el Índice de Víctimas de México Evalúa, el secuestro no bajó y la extorsión, un crimen relacionado, aumentó en 63 por ciento.

Lo que en realidad quiso decir: Todo lo hice bien cuando goberné el DF, que no me acuerde de las cifras es otra cosa. De todos modos propongo amnistía también a esos datos.

*

“El Bronco”, sobre cómo castigar el robo: La propuesta que sacudió la noche y quizá hizo recuperar la atención a quienes ya comenzaban a aburrirse y pensaron pasarse a ver la serie de Luis Miguel (¡bendito streaming donde no importa el horario!), fue la del independiente Jaime Rodríguez Calderón, gobernador con licencia de Nuevo León, de cortarle la mano a quienes roben.

Lo que en realidad quiso decir: Allá en el rancho hacemos las cosas como los verdaderos machos. ¿Derechos humanos? ¿y eso qué es? Si robó, que se aguante: Be off with their hands!

*

“El Bronco”, sobre la asistencia social en Nuevo León: Rodríguez Calderón también dijo que en Nuevo León no hay programas de asistencia social, aun cuando puede constatarse la existencia de ese tipo de apoyos en las páginas oficiales del gobierno de su estado.

Lo que en realidad quiso decir: En Nuevo León no hay programas asistencialistas. El que asiste directamente a la población soy yo… bueno, ahora que ando de candidato ya no tanto, pero igual lo podría hacer de presidente.

*

Anaya Cortés también aseguró que él sería el primer presidente de una coalición, lo cual es falso porque el hoy expresidente Vicente Fox Quesada llegó al cargo impulsado por una coalición entre los Partidos Acción Nacional y Verde Ecologista. Por su parte, el actual presidente Enrique Peña Nieto lo hizo en una coalición entre el Revolucionario Institucional y el Verde Ecologista (sí, el mismo que antes se alió con el PAN).

Lo que en realidad quiso decir: No tengo bien claro quiénes respaldan mi candidatura y si antes se ha hecho igual, pero yo voy a ganar y saber eso es suficiente.

*

Anaya, sobre la propuesta de AMLO de dar amnistía a miembros del crimen organizado: Se fue por la ruta falsa y comparó la amnistía que ha considerado López Obrador hacia delincuentes con la aplicada en El Salvador, que consideraba a responsables de delitos en la guerra civil de ese país durante el periodo 1980-1992.

Lo que en realidad quiso decir: No sé mucho de historia, pero algo así hicieron en El Salvador y miren cómo está todo mal en ese país.

*

Anaya, sobre la investigación en su contra por corrupción: También dijo que la Procuraduría General de la República actuó de manera facciosa contra él por una investigación sobre posible corrupción. La investigación existe, lo que fue un ataque directo en su contra fue la exposición de un video de él molesto y reclamando en la PGR.

Lo que en realidad quiso decir: Se ve que me tienen tanto miedo que incluso me inventan cosas. Ya les dije que voy a ganar.

*

Meade, sobre el viaje en avioneta de AMLO a mediados de abril para hacer campaña en el norte del país: El candidato del PRI aseguró que no se podía haber usado esa avioneta. Sin embargo, no existe restricción para el uso de la aeronave en la forma que fue rentada de acuerdo con las matrículas iniciadas con XB, como la del caso.

Lo que en realidad quiso decir: No tengo ni la menor idea de reglas de aeronáutica, mi equipo tampoco, pero como desprecias el aeropuerto que está en construcción y el avión comprado por la Presidencia, se ve mal que rentes uno.

*

AMLO, sobre la entrega de dinero de campaña a damnificados por el terremoto del 19 de septiembre de 2017: Aseguró que Morena ha entregado 103 millones de pesos de las prerrogativas del partido a damnificados de los sismos de septiembre de 2017. Eso es falso porque el dinero ha sido aportado no proviene sólo de prerrogativas sino también de donaciones militantes, simpatizantes y ciudadanos que decidieron sumarse a esa iniciativa, como señala en este video.

Lo que en realidad quiso decir: Morena (y todo lo que Morena haga) soy yo. Si el partido o su gente o quien simpatice con él hacen algo bueno, entonces lo hice yo.

*

Zavala sobre el candidato plurinominal al Senado de la misma coalición que AMLO: Gris y con una participación poco destacable, la candidata independiente Margarita Zavala Gómez amenazó a López Obrador con que traerá a México al líder minero Napoleón Gómez Urrutia, candidato plurinominal al Senado por la misma coalición de partidos por la que él es candidato, para que enfrente cargos de fraude. Gómez Urrutia radica actualmente en Canadá, pero ya fue exonerado en 2014. En México no puede juzgarse a una persona dos veces por el mismo delito.

Lo que en realidad quiso decir: Ese líder sindical se le fue a mi esposo (el expresidente Felipe Calderón Hinojosa) y como no sé qué pasó con él o cómo funcionan las leyes, prometo que lo vamos a traer y juzgar para fregar al Peje… si es que gano.

*

En síntesis:

Anaya: Voy a ganar, me fallan las cifras, todos son malos (“especialmente López Obrador”), voy a ganar y… ¡ah!, sí: les voy a ganar.

AMLO: Soy Peje, pero no lagarto y les aseguro que… *se le acaba el tiempo*

Meade: Soy José Antonio Meade, el único político honesto propuesto por el PRI… Soy José Antonio Meade… Soy José Antonio Meade… Soy José Antonio Meade…

Zavala: Como soy mujer, voy a apoyar a todas las mujeres en todo… menos a las lesbianas que quieran casarse. Ah, por cierto: me llamo Margarita Zavala, ya ven que luego hasta el nombre me quitan.

“El Bronco”, vía WhatsApp:

—Hola, ¿presidente “Bronco”?

—Hola, huerca gorda, ¿qué pasó?

—Me acaban de robar y agarramos al delincuente. A donde lo…

—¡Móchenle la mano!

Tagged:
debate
Andres Manuel Lopez Obrador
amlo
presidenciables
el bronco
margarita zavala
elecciones mexico
Jaime “El Bronco” Rodríguez
Jaime Rodríguez El Bronco
debate presidencial
elecciones presidenciales 2018
jose antonio meade
meade
ricardo anaya