Publicidad
Cultura

Cómo un joven de Sierra Leona lucha contra la pobreza con bicicletas

Dos ruedas pueden marcar la diferencia, como sabe el filántropo y entusiasta de las bicicletas Abdul Karim Kamara.

por Tom Owen; traducido por Álvaro García
09 Julio 2019, 6:30pm

Stylish. Todas las fotos por Tom Owen

Artículo publicado originalmente por VICE Reino Unido.

"Stylish" es un apodo, tan ubicuo que no puedes dejar de usarlo. Durante todo el día y toda la noche, en su casa y en su taller en Lunsar, una ciudad del oeste de Sierra Leona, se escucha: "¿Dónde está Stylish?". Me presentaron al joven de 26 años por primera vez como Abdul Karim Kamara, y durante mucho tiempo insistí en llamarlo "Karim", pero al final simplemente desistí.

Stylish es un organizador nato en uno de los lugares menos organizados que hayan visto. A principios de este año ganó el premio al Joven Filántropo del Año de su país, un reconocimiento a su trabajo de los últimos seis años, a cargo de un programa de alimentación en Lunsar cada agosto, cuando la lluvia torrencial hace imposible cosechar cultivos y mucha gente en Sierra Leona pasa hambre. El año pasado, Stylish proporcionó comidas a 80 niños del vecindario, haciéndolos asistir a clases de matemáticas e inglés a cambio de una comida.

"Tienen que dar algo a cambio de la comida", me dice. "No quiero crear algo donde estoy dando y ellos están tomando". El programa está financiado en su totalidad por donaciones de personas que él ha conocido personalmente, tanto en Sierra Leona como en el extranjero.

El principal ingreso de Stylish es como gerente nacional del Village Bicycle Project (VBP), una organización benéfica con sede en Estados Unidos que se dedica al transporte sostenible de bicicletas en África. Stylish da talleres en todo el país y enseña a las personas, especialmente a mujeres y niñas, a montar en bicicleta. Tradicionalmente, a las mujeres no se les enseña a montar debido a ideas absurdas como la pérdida de su virginidad al sentarse en la silla de la bicicleta. Para estas mujeres jóvenes, la mayoría de las cuales equilibran la escuela con los deberes familiares, la bicicleta puede ofrecer un nivel de libertad y movilidad que de otra manera sería inaccesible.

1562249498040-2019-07-04-2
Stylish repara una bici y habla con personas en su taller de reparación de bicicletas.

Sierra Leona es un país que se está recuperando de la guerra civil que sacudió a la nación en los años 90 y 2000. Esto fue seguido por el brote de ébola de 2014. El trabajo de Stylish se centra en las bicicletas por una buena razón: "Tener una bicicleta me ayudó a sobrevivir durante la propagación del ébola", me dice. "Era independiente, podía moverme sin usar taxis o compartir motos".

A través de su trabajo para VBP, Stylish está llevando a más niños a la escuela a tiempo. Una bicicleta reduce el tiempo de viaje y también mejora el estado de alerta de un estudiante cuando llega. Stylish me mostró datos que ha comenzado a recopilar sobre el rendimiento de los estudiantes que reciben bicicletas. De acuerdo con sus estadísticas, aspectos como la asistencia, las calificaciones y la puntualidad mejoraron de acuerdo con sus estadísticas. También es riguroso con el seguimiento: si las calificaciones de un estudiante bajan, o si llegan tarde incluso una vez al trimestre, se preocupa por averiguar qué ocurrió. El mayor problema de Stylish, dice, es saber si las calificaciones que le envían los directores son correctas. "Los maestros ven los beneficios que la bicicleta tiene para el niño, así que no quieren que la pierda", explica Stylish. "No siempre estoy seguro de si lo que me dicen es la verdad".

Las bicicletas son principalmente donaciones: la mayoría provienen de VBP, pero también de una organización benéfica del Reino Unido llamada Re: cycle. Las bicis llegan a Sierra Leona en contenedores; cada contenedor con la capacidad para 500 bicicletas. Stylish solía recibir un contenedor al año, pero ahora obtiene seis.

Stylish también trabaja para Ride Sierra Leone —un evento de recaudación de fondos organizado por Street Child, una ONG con sede en Reino Unido— como su mecánico en jefe. Stylish utiliza las conexiones que hace durante Ride Sierra Leone para brindar más oportunidades a las personas de Lunsar. El año pasado, una ciclista británica patrocinó a una niña de la comunidad para su último período en la escuela; ella está en camino de graduarse este año y continuar con la universidad gracias a ese apoyo.

El proyecto predilecto de Stylish es su equipo de carreras de bicicletas, el Lunsar Cycling Team. El club tiene alrededor de 30 miembros —el más grande de todos los clubes de Sierra Leona— y un próspero equipo femenino, algo de lo que carecen otros clubes del país. Muchos de los ciclistas, la mayoría de los cuales están en su adolescencia, trabajan para Stylish en su taller, y la pequeña cantidad de dinero que ganan la usan para apoyar a sus familias.

Stylish cubre los costos de entrenamiento de su propio bolsillo, proporcionando a los ciclistas bicicletas de carreras a precios reducidos, además de brindarles comidas después de las sesiones de entrenamiento. Cada año, Stylish organiza una carrera de bicicletas alrededor de Lunsar, el "Tour de Lunsar", que atrae a miles de espectadores. El premio máximo es de 96 dólares, un cantidad que obtiene a través del patrocinio.

1562249524339-2019-07-04-1
Stylish conviviendo con un amigo en su casa.

Ha sido un largo viaje hasta este punto. La pasión de Stylish por las bicicletas comenzó cuando era un niño y su madre consiguió que un mecánico de bicicletas del mismo complejo donde vivían en Freetown, la capital de Sierra Leona, le brindara una capacitación. Cuando era adolescente, se mudó de la ciudad y abrió un pequeño taller en Lunsar, donde reparaba las bicicletas de la gente. En 2013 conoció al estadounidense David Peckham, quien viajaba por todo el país buscando mecánicos locales y les vendía herramientas para bicicletas.

"Al principio no podíamos creerlo", me dice Stylish. "Que este hombre blanco saliera de la nada y luego nos pidiera dinero a cambio de sus herramientas. Existe la percepción de que los blancos vienen y te dan dinero; el hecho de que nos pidiera dinero era una locura".

Los amigos de Stylish se mostraron incrédulos cuando cambió todo el efectivo que tenía en el taller por una única herramienta de mantenimiento que ayuda a quitar las ruedas con rapidez. Obtuvo la dirección de Peckham en Freetown e hizo una cita para reunirse con él y comprar más kits.

"La gente de Sierra Leona suele llegar tarde", dice. "Quería mostrarle a este sujeto que hablaba en serio, así que me presenté una hora antes. Estaba muy sorprendido de verme afuera de su casa a las 8 AM".

A pesar de los portentos de su peculiar presentación, Peckham no era un excéntrico: era el fundador de VBP, y su tour por Sierra Leona fue el primer paso para llevar el proyecto a ese país. Después de regresar a Estados Unidos, Peckham comenzó a enviar contenedores a Stylish llenos de bicicletas viejas y derruidas. Eventualmente le ofreció su trabajo actual.

Cuando ves a Stylish en el trabajo, ves su agudísimo sentido empresarial; una habilidad innata para hacer dinero de la nada y cambiar vidas. Cuando le pregunto por qué, su respuesta es simple: "Sólo quiero vivir feliz. Quiero que la gente a mi alrededor también sea feliz".

Tagged:
africa
bicicletas
taller
ciclismo
escuela
Sierra Leona
reparación