Publicidad
Cultură

Lo que podemos deducir de la raza humana navegando por Periscope

Pensaba que encontraría videos espectaculares y solamente veo la representación gráfica de la soledad de la existencia humana.

por Pol Rodellar
27 Mayo 2016, 6:00pm

Periscope es una aplicación de video en transmisión directa, los usuarios pueden publicar sus vídeos y también pueden ver y comentar en directo lo que están grabando los otros individuos registrados. La carta de presentación de esta aplicación nos podría hacer cometer el terrible error de pensar que se trata de la herramienta perfecta y definitiva para poder ver en directo todas esas escurridizas maravillas que el mundo nos esconde; volcanes en acción, paisajes tan bellos y espléndidos que podrían enloquecer a un bebé, excursiones polares con gente abrazando pingüinos y apasionantes concursos de shots. Periscope podría ser también una plataforma ideal para la experimentación y la creación artística pero, lamentablemente, cuando uno se da una vuelta por sus irregulares calzadas lo que más vislumbra es la soledad humana. Periscope es como construir un cohete que te podría llevar a Marte y limitarte a pasar por el drive-thru de McDonald's.

En fin, imagínate que eres un extraterrestre y que acabas de llegar a la tierra o que te despiertas tras un largo sueño de 50 años. Aún estás aturdido pero no puedes evitar preguntarte qué chingados habrá sido de este mundo. Con andares torpes te acercas a la ventana (utilizaremos esta "ventana" como una metáfora para Periscope), pones la palma de tu mano derecha encima de los ojos para atenuar la cegadora luz de este nuevo mundo y esto es lo primero que ves.

Un tipo con una camiseta de Jurassic World inhalando aceite de mariguana (BHO), o eso es lo que parece. El tipo parece llevarlo bastante bien pese a ser un concentrado con un 80 por ciento de THC. Bueno, realmente, tampoco es nada fascinante. A ver si encontramos algo más interesante, cambiemos de canal.

Vaya. Otro tipo fumando con un bong.

Bueno, vamos mejorando. Esto parece un tipo comiendo Cheetos. Por lo que parece el mundo se ha convertido en un vertedero realmente interesante.

Para alguien que observe el mundo a través de Periscope, este se le presentará como una ensalada de primeros planos de personas que quieren hablar mientras hacen o están en camino de ejecutar una actividad. Es la negación del momento muerto, la eterna lucha contra el aburrimiento. ¿Por qué limitarte a ponerte un vestido si puedes vestirte y hacer un video para que te puedan ver y puedas hablar con desconocidos a la vez? ¿Tienes un viaje de veinte minutos en coche? ¡Pues enciende Periscope! Convierte este momento de relajación e introspección en un espectáculo de la nada, queremos escucharte decir eso de "normalmente no conduzco tan rápido pero es que voy tarde a una presentación".


Relacionado: ¿Transmitir una violación en vivo te hace un violador?


También encontramos a gente que toma café, gente que predica, gente paseando por Nueva York o Tokio, gente terepéandote para convertirte en una persona "valuable", adolescentes que se graban en clase, vigilantes nocturnos aburridos, tipos paseando su perro por el parque y gente que, simplemente, está sentada en el balcón de su casa. Por lo general hay poca acción, poco hacer algo y mucho hablar sobre algo. ¿Dónde está ese tipo que está subido a un maldito globo aerostático? ¿Dónde están todas esas maravillosas y fascinantes imágenes que me prometía el video de presentación de la aplicación?

Permítanme hacer un inciso.

(Debo decirles que la presencia de chicas en Periscope se merece una mención aparte. En la gran mayoría de casos encontramos lamentables espectáculos humanos en los que una usuaria resulta inundada constantemente por comentarios sexuales, invitándola a quitarse la ropa o pidiéndole información de contacto. Los vídeos grabados por mujeres acumulan también el mayor número de visitas y visitantes. Estas piezas no hacen más que demostrar que el hombre —los güeyes— es un ser totalmente tarado. Durante toda mi experiencia en Periscope no he encontrado videos que no estén protagonizados por mujeres y que tengan actitudes similares por parte de los espectadores. Hay páginas dedicadas a comentar "morras" de Periscope, como por ejemplo esta. En fin, pueden leer más sobre este tema en este artículo de Broadly.

Fin del inciso.

Con todo este panorama no puedo evitar ponerme profundamente triste. Pensaba que vería cosas increíbles pero solamente veo videos de gente grabándose LA CARA. ¿A esto hemos llegado? ¿Es esta nueva sociedad el continente de un modelo de individuos completamente narcisistas y ególatras? Desesperado, decido contactar con Javier de Rivera que es experto en sociología y redes sociales. Le mando un mail y rápidamente me contesta. Quería comentarle lo que acababa de ver en Periscope, todo esto del individualismo y la sobreexposición exagerada. Rivera me noquea de inmediato: me comenta que esta idea del individualismo no es para nada algo nuevo, de hecho, dice, "desde hace mucho tiempo se están debilitando los lazos sociales y comunitarios y se avanza hacia una sociedad más individualista. Esto es una tendencia histórica que precede con mucho a las tecnologías digitales. Empieza realmente en la modernidad, con la industrialización, el crecimiento de las ciudades, la sociedad de mercado, etcétera".

Maldita sea, entonces estas nuevas tecnologías no son el detonante de la soledad y obsesión con el "yo". Según Rivera, en la actualidad esta tendencia está completamente desarrollada, "cada vez es más común tener vidas laborales fragmentarias que no nos permiten establecer vínculos laborales estables, cada vez más gente vive sola, las familias son cada vez más pequeñas y los hábitos y gustos culturales son también más variados, por lo que se generan menos lazos comunitarios". En definitiva, cada vez estamos más solos y más aislados y son precisamente —dentro de este pantano de la soledad en el que nos hemos ido metiendo— estas tecnologías digitales las que nos ayudan a "conectar" con los demás, pese a que, según Rivera, lo hacen desde el individualismo. "Es lo que algunos llaman 'individualismo en red': tienes muchos contactos, pero son vínculos débiles que te afectan a ti solo como individuo, en vez de la pertenencia a un grupo o una comunidad", apunta.

La cosa más increíble que encontré fue este tipo que enseñaba la enorme serpiente amarilla que tiene en el comedor de su casa.

Propuestas como Periscope se presentan como una respuesta al aislamiento —o sea, quieren incentivar todo lo contrario a la individualización— puesto que abren vías para relacionarse con los demás. Aun así, según Rivera, "el problema es que en la práctica acrecientan el aislamiento, puesto que tan solo crean o bien una 'ilusión de conexión' o bien una conexión real, pero a nivel individualizado". Al fin y al cabo es un individualismo en red que no genera comunidad ni vínculo. Aunque todas estas tecnologías pretendan estimular la comunicación, en realidad la convierten en una suerte de "espectáculo" en el que el sujeto tiene que transformarse en "actor" o "famoso" para ser apreciado por los demás, pero nunca "integrado" sino observado o contemplado desde la separación. "Con estas aplicaciones se busca una conexión pero no hay contacto existencial con los otros porque lo 'social' se ha parcializado", finaliza Rivera.


Relacionado: Por qué los adolescentes están obsesionados con narrar la historia de sus secuestros en YouTube


De todos modos, no todo es un horror, también se están intentando utilizar las nuevas tecnologías para favorecer la creación de comunidades y recuperar el criterio de "lo común". Rivera se refiere sobre todo a esos usos políticos de las tecnologías, a utilizarlas como una herramienta de participación democrática.

No podemos negar el hecho de que observar un espectáculo ajeno e íntimo es uno de los grandes pilares —uno ciertamente gratificante— que hacen que todo esto de internet siga siendo una herramienta útil. De todos modos llega un punto en el que te das cuenta de que las personas no son tan interesantes. Después de ver tantos videos de personas y sus casas y sus escuelas y sus barcos te das cuenta de que el tiempo lo hace todo bastante mediocre. Es la misma lógica que hace que los matrimonios fracasen, las amistades se pudran y el planeta Tierra, por lo general, sea un gran vertedero de personas solas y amargadas. Y Periscope nos lo enseña a la perfección.

Nota: Para redactar este artículo he estado utilizando Periscope For Web, un portal donde se puede navegar por distintos videos de esta comunidad. La verdad es que no se me antojaba gastarme todos los datos del mes en este asunto. Prefiero gastarlos en otros portales; en otro tipo de videos; en otro tipo de, digamos, contenido.

Tagged:
apps
Futuro
Tecnologia
triste
sociologia
Vida
Vice Blog
periscope
serpientes
caras
soledad humana
apps vídeo
sociedad del futuro