Todo lo que tienes que saber antes de sacar tu primera tarjeta de crédito

Para muchas personas, la tarjeta de crédito significa poder comprar cosas sin tener un peso en la bolsa. Grave error.

|
mar. 9 2016, 4:00pm

Pagar Uber, contratar Netflix, hacer compras por internet, en fin. Sacar tu primera tarjeta de crédito puede hacerte la vida más fácil pero, como todo, si no sabes usarlas, las tarjetas también te pueden joder la vida.

Para muchas personas, la tarjeta de crédito significa poder comprar cosas sin tener un peso en la bolsa. Grave error.

"La tarjeta de crédito debe verse como un medio de pago, no como dinero extra. Contraer deuda sin saber que después tendrás los recursos para pagar es mala idea", dice Wolfgang Erhardt, vocero de Buró de Crédito, la empresa que se dedica a registrar electrónicamente tu comportamiento crediticio.

Si eres estudiante, inicialmente tendrás acceso a dos tipo de productos: tarjetas de tiendas departamentales o universitarias otorgadas por bancos. En cambio, si acabas de iniciar tu vida laboral y tienes una cuenta de nómina, lo más probable es que ese banco te ofrezca una tarjeta.


Relacionado: Cómo precopear y ahorrar en serio


Cualquiera que sea el producto con el que te inicies, hay algunos conceptos básicos que debes conocer antes de tramitarla. Usar el crédito de manera moderada y consciente puede hacer la diferencia entre poder comprar lo que te gusta y tener una vida miserable atormentada por los despachos de cobranza.

¿Qué debes saber antes de sacar tu primera tarjeta? Los especialistas te responden.

SI NO TIENES INGRESOS, NI LA SAQUES

Las tarjetas de crédito otorgadas por tiendas departamentales son las más comunes entre la población mexicana. Siete de cada 10 usuarios de servicios financieros tienen una tarjeta de crédito de este tipo, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

¿Por qué son tan populares? Piden pocos requisitos y no necesitas comprobar ingresos, por lo que pueden ser tramitadas por estudiantes. Pero el principio básico de las finanzas personales dice: si no trabajas, ¿con qué piensas pagar?

"Si no tienes una fuente de ingresos, mejor ni la saques", advierte Ángel González, director de la Organización Nacional de la Defensa del Deudor (DDD), una empresa dedicada a ofrecer defensa legal a deudores. "Lo ideal es sacar tu primera tarjeta sólo hasta que tienes una fuente de ingresos relativamente estable", agrega.

Si tus ingresos son variables, es decir, los obtienes de comisiones o propinas, debes ser especialmente cuidadoso en los montos de préstamo que solicitas porque, en caso de tener una variación importante en tus ingresos, podrías tener dificultades para pagar.

INVESTIGA CUÁL ES EL CAT Y LA ANUALIDAD

"La mayoría de las personas se fija en la tasa de interés, pero también es importante fijarse en el Costo Anual Total (CAT), que refleja lo que te va a costar la tarjeta ya considerando la tasa de interés y las comisiones", dice Kathy Quintero, vocera de Resuelve tu Deuda, dedicada a asesorar a personas endeudadas.

Por ejemplo, hay tarjetas que tienen una tasa de interés más baja comparada con otras de su categoría, pero están llenas de comisiones que las hacen más caras que su competencia.

Pregunta también de cuánto es la anualidad, que es un cobro que el banco te hace simplemente para mantener activa tu tarjeta. Los productos básicos cobran entre 150 a 600 pesos, pero mientras más beneficios ofrece la tarjeta, más alta puede ser la cuota.

TRAMITA SÓLO UNA TARJETA

Procura tener en tu cartera sólo una tarjeta de crédito. Si te ofrecen otra con menores comisiones o una menor tasa de interés que la primera, sustitúyela, pero no conserves la primera "para cuando se ofrezca".

Cuando ocupas más de un plástico, es fácil perder el control sobre cuánto debes y cuáles son las fechas de pago de cada una.

CANCELA LOS PLÁSTICOS QUE NO USAS

Muchas personas ven la tarjeta de crédito para hacer frente a gastos inesperados, pero tener tarjetas guardadas en el cajón "por si acaso" es una mala inversión.

Si sacaste una tarjeta y tienes hasta 11 meses sin usarla, cancélala. Aunque no la uses, el banco te cobrará la anualidad y, en algunos casos, comisiones por falta de uso.

"Para casos de gastos inesperados lo mejor es tener un fondo de emergencias, es decir, un ahorro en el banco del que puedas disponer de forma inmediata sin pedir prestado", recomienda Ángel González, de DDD.

LO QUE DEBES COMPRAR Y LO QUE NO

Procura usar tu tarjeta sólo para comprar bienes que tengan vida de al menos tres años, como computadoras, tablets o materiales específicos para tu carrera. También puedes usarla como medio de pago para algunos servicios como Uber o Netflix, pero procura liquidar ese cargo cada mes para que 100 pesos no se conviertan en 1,000.

Nunca te vayas de peda con la tarjeta ni pagues servicios con ella. Si pagas la fiesta en plazos, la próxima vez que salgas a empedar seguirás pagando —con intereses— lo que te tomaste hace tres meses.

Y si se trata de ropa, procura no diferir su pago más de tres meses porque en tu siguiente compra seguirás pagando los jeans que ya usaste.

IDENTIFICA HASTA DÓNDE TE PUEDES ENDEUDAR

"Si te dan una línea de crédito de 15,000 pesos, eso no significa que sea tu capacidad real de endeudamiento", advierte Wolfgang, de Buró de Crédito.

Tu capacidad real de endeudamiento la obtienes restando a tus ingresos fijos mensuales todos tus gastos (incluyendo un monto fijo mensual que destines al ahorro). El dinero que te queda, es tu capacidad de pago.

Si todavía vives con tus papás y tus gastos son muy pocos, no te confíes, aún así se sugiere que el pago de tus deudas nunca rebase el 30 por ciento de tus ingresos mensuales.

Si tus ingresos son variables y quieres conocer tu capacidad de pago, haz la misma operación pero considera como ingresos fijos un monto conservador, es decir, el rango más bajo de ingresos que tengas.

Los hábitos que desarrolles con tu primera tarjeta de crédito definirán en buena medida tu relación con el crédito en el futuro. Hace falta muy poco esfuerzo para tener una primera experiencia buena.

Si quieres comparar tarjetas, puedes consultar este simulador de la Comisión Nacional para Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros.

Más VICE
Canales de VICE