Publicidad
Noisey

El lado oscuro del perreo: Los momentos más escandalosos del reggaetón

Lo de J Álvarez en Medellín fue una pendejada comparada con esto.

por Noisey Colombia
31 Agosto 2017, 8:24pm

Foto Archivo Particular

No ha pasado mucho tiempo desde que el reggaetón pasó de ser “otra moda más que se va a acabar rápido” a tragarse el mundo -y de paso nuestras caderas- a punta de un dembow hipnotizante perfecto para el sandungueo. Y parece que va a seguir dominando la pista de baile mundial y generando montañas de billetes durante muchos años más. Aunque su origen no es del todo claro y un panameño que está en la cárcel dice haber sido el primero en haber compuesto un reggaetón a principios de los noventa, no hay duda que la casa del género es Puerto Rico, donde surgieron auténticos capos como Daddy Yankee, Wisin y Yandel, Don Omar, Tego Calderón, Ivy Queen y otros nombres que confundimos con personajes sacados de Star Wars. Ellos fueron los pioneros, los que llevaron el reggaetón por todo el mundo y pusieron a la gente a ponerse sudorosa con este ritmo desde su pequeña isla en el caribe hasta Japón.

En nuestro país, los primeros en irse hasta abajo a punta de rakata y gasolina fueron los paisas y con el pasar de los años, el Valle de Aburrá se ha convertido en el hogar sudamericano del reggaetón. Una ciudad calurosa donde han surgido artistas como J Balvin y Maluma, y donde puertorriqueños que no les había ido tan bien en su país como Nicky Jam, se han hecho un nombre, montándole una competencia fuerte a los boricuas que popularizaron el género a principios y mitades de los dosmiles.

Y es que a la final el reggaetón es una invención genial con la que podemos pegar pelvis con pelvis y machucar como si estuviéramos en una película de Brazzers, pero con ropa. Todo suena muy divertido pero claro, como no todo es perfecto, nuestro género preferido para la fiesta del fin de semana también tiene sus cicatrices. Ha sido acusado de tener letras misóginas y a varios de sus intérpretes se les ha relacionado con actividades de narcotráfico y asesinatos. Todo esto sin contar la joyita de J Álvarez, que la semana pasada se le ocurrió presentarse en la rueda de prensa previa a su concierto en la Feria de las Flores en Medellín con una camiseta alusiva a Pablo Escobar frente al mismo alcalde de la ciudad.

Tal vez una movida no tan inteligente Jey.

A propósito de esa penosa y bien ignorante actuación del tipo de “Hasta el amanecer”, en Noisey hicimos una lista de los momentos más escandalosos que han rodeado al vacilador pero polémico y odiado por muchos reggaetón.

¡No fuimo’ hasta abajo!

El reggaetonero que es prófugo de la justicia colombiana

Alberto Stylee no es para nada un nombre grande dentro del género del reggaetón y su fama no se la debe a la música sino a un intento de homicidio. Stylee se hizo conocido en el 2012 cuando le disparó al asistente de una fiesta -que moriría dos años después por complicaciones por sus heridas- en la que se iba a presentar en Copacabana, Antioquia, por un lío de celos. Estuvo recluido cinco meses en la cárcel Bellavista hasta que fue absuelto por un juez por falta de pruebas y fue liberado a finales del 2012. En febrero de este año, la Fiscalía pidió 17 años de cárcel para Stylee por intento de homicidio y porte ilegal de armas a lo que el reggaetonero respondió fugándose a Estados Unidos y dando entrevistas a cuanto medio se le acercara jurando que es inocente y que va a seguir su carrera en ese país. Hasta tuvo tiempo de hacer una canción contando su historia en la cana y diciendo que su único delito ha sido “cantarle a su gente y pasar un buen rato”.

J Álvarez y su camiseta en honor a Pablo Escobar

J Álvarez es otro de los reggaetoneros puertoriqueños que estallaron en acá en Colombia y le deben mucha de su reconocimiento a esta tierrita. Pero en un intento de dárselas de gangster y maloso, no se le ocurrió otra que ponerse una camiseta con las palabras Escobar y I’m Cartel en el acto inaugural de Las Ferias de las Flores el viernes pasado en Medellín frente al mismo alcalde de la ciudad. Obviamente lo regañaron y el tipo dijo que había pecado de ignorante, que no sabía del contexto y no quería ofender a nadie. Ajá...

La aparición estelar del carro del jefe de sicarios del Clan Úsuga en un video de Nicky Jam

Hace un par de años Nicky Jam, un tipo que ha repetido en varias ocasiones que Medellín le dio una segunda oportunidad a su carrera, lanzó el video de “Travesuras”, la canción que lo puso de nuevo en el mapa como uno de los reggaetoneros más populares que hay. Un video en el que aparece seduciendo a una mujer mientras anda en su Lamborghini blanco que se descubrió, había sido pertenencia de ‘El negro Mosquera’, ex jefe de sicarios del sanguinario Clan Úsuga detenido a finales del 2014 por la Interpol en España. Después de que se supiera, Nicky salió a decir que no sabía a quién pertenecía y que había alquilado el carro después de verlo andando por las calles de Rionegro, Antioquia. Más tarde la Revista Semana publicó un artículo en el que hablan con los dueños del carro, que al parecer, tampoco tenían ni idea sobre su antiguo dueño.

Tempo, el reggaetonero narcotraficante

A comienzos del 2000 y cuando artistas como Daddy Yankee y Don Omar estaban surgiendo, Tempo ya era uno de los grandes referentes del género en la isla. Fue el primero en hacer las famosas tiraeras -un tipo de guerras musicales- hacia sus colegas reggaetoneros y era reconocido como un referente. Una carrera que pintaba para estallarla pero que se fue la estanco cuando él y Budda -su productor-, fueron encarcelados en el 2002 por distribución de marihuana, heroína, cocaína, crack y porte ilegal de armas. En un principio lo condenaron a 24 años de cárcel y después de muchos años negando su responsabilidad, en el 2011 aceptó haber traficado con drogas en la ciudad de Ponce en Puerto Rico y le redujeron la pena a 11 años. Finalmente en el 2013 recobró la libertad, hace conciertos ocasionalmente y en varias entrevistas ha asegurado que el reggaetón de ahora está muy saturado y lo han llevado demasiado lejos.


Las acusaciones por violencia doméstica a Don Omar

Don Omar es eso, un Don. Nunca ha negado su gusto por la vida gangster y, en una entrevista a la revista Playboy México, confirmó que le encanta el concepto de la mafia y que pudo haber sido narcotraficante sin ningún tipo de “juicio moral”. Pero cuando su pareja Rebecca López lo denunció por haberle apuntado con un arma y maltratarla por medio de mensajes de texto en el 2014, ya no “salió el sol” y el boricua se fue derechito para la cárcel por el cargo de violencia doméstica. Pero aunque nos encantaría decirles que Don Omar pagó su condena por hacerle daño a su mujer, la verdad es que es ultra millonario y pagó $600,000 dolares para salir bajo fianza. Con el tiempo la cosa se olvidó y hoy en día sigue viajando por todo el mundo picho en billetes.

¿Cosculluela financiado por narcos?

En el 2011, “El Princi”, como se hace llamar, fue acusado por el superintendente de la Policía de Puerto Rico, José Figueroa Sancha, de estar vinculado al narcotráfico y estar financiado por el narcotraficante Angelo Millones. Todo se dio luego de un concierto que dio en San Juan en el que cantó detrás de un grupo de personas armadas que, supuestamente, hacían parte de su equipo de seguridad. Cosculluela se excuso diciendo que no se había dado cuenta, que lo estaban difamando y que ni siquiera le da permiso a la gente de su staff de fumar cigarrillo en las tarimas. ¿Todo un angelito verdad?

Los reggaetoneros boricuas que prendieron el matrimonio de un narco colombiano

Antes de que fuera extraditado por ser uno de los líderes de la banda de Los Úrabeños, Camilo Torres Martínez alias Fritanga, se pegó una fiesta de matrimonio por todo lo alto en el 2012. Una faena repleta de excesos y mucho perreo en la que cantaron reggaetoneros famosos como Arcangel, De la Guetto, Jowell Y Randy, Ñejo y Dalmata y los Mortal Kombat, que después de que se desató el escándalo, dijeron que no tenían ni idea de quién era el evento y solo habían ido contratados. Finalmente la jugada le salió mal a Fritanga porque después de seis días de rumba y haber gastado más de $2,000 millones de pesos, los militares se pillaron donde estaba y entraron al hotel donde estaba con sus invitados -casi todos modelos, prepagos y actores- y se lo llevaron detenido.

La Pelea de Arcangel y Polaco sobre el escenario

Nada que agregar.

***