Millennials nos cuentan en qué gastaron su primer sueldo en seis palabras