Hombres heterosexuales, aprendan a usar sus dedos