Cada vez más empresas están cubriendo el costo de la congelación de óvulos. Pero, ¿quién se beneficia realmente?